13 junio 2006

Los felices veinte

Soy un apasionado de esa época literaria que constituyeron las tres primeras décadas del siglo XX en España. Un mundo agitado de efervescencia cultural rodeado de miseria, mucha miseria. Pero la literatura nos salva de la vida, y he querido recoger unas citas del gran crítico y novelista Corpus Barga:

'Se llama obras maestras literarias a las obras más citadas por los profesores de literatura.La literatura se diferencia de las demás artes en que todo el mundo puede profesarla. Hay quien se alaba de no entender la música. Hay quien confiesa su desconocimiento de la pintura. No hay quien no se crea entendido y conocedor, con derecho a voz y voto, en literatura.Toda obra literaria, a fuerza de equívocos, puede llegar a ser una obra maestra'.
(...)
'Cada generación nueva es la revancha de otra antigua, de los olvidados'.

Si alguien quiere revivir esa época, le recomiendo para este verano tres novelas distintas: 'La calle de Valverde' de Max Aub (Ed. Cátedra); 'Las máscaras del héroe', de Juan Manuel de Prada (qué distinto está ahora en su columna del ABC, casi rozando la divinidad); y 'Fabulosas narraciones por historias' de Antonio Orejudo (Punto de Lectura). Son visiones heterodoxas y un tanto divertidas de la Edad de Plata de la literatura española.