12 septiembre 2006

Licenciados ACIS

Aparecía hoy en las páginas de El País:

Cataluña plantea un bachillerato de tres años para los alumnos con dificultades
El Gobierno catalán se plantea que algunos alumnos con dificultades puedan cursar el bachillerato en tres años en lugar de los dos actuales. La Generalitat ha elaborado un documento para combatir el abandono prematuro de los estudios, que tiene previsto discutir mañana con los sindicatos, en el que recoge la posibilidad de que ya a partir del primer trimestre "se pueda proponer cursar el bachillerato en tres cursos".

No sé que os parecerá a vosotros, pero creo que no es éste el camino. ¿Por qué no dignificar los Ciclos Formativos? ¿No acabará el Bachillerato convirtiéndose (si no lo es ya) en una prolongación malsana de la ESO? ¿Veremos en unos años Licenciaturas de diez años para alumnos 'lentos'? ¿Existirán en las postrimerías del siglo XXI médicos, ingenieros, profesores o historiadores de clase B, procedentes de un sistema paralelo de adaptaciones curriculares? ¿Hasta cuándo vamos a mentirles a los alumnos con lo de la 'igualdad de oportunidades' en un mundo gobernado por la competencia feroz?...

3 comentarios:

Lu dijo...

Pues a mí, ya que lo preguntas, me parece una medida política y para nada educativa. Una medida impuesta por las estadísticas.
Confío en que no prospere, pues hará que la excepcionalidad de los "los trirrepetidores" sea algo normal.

Joselu dijo...

No tengo criterio todavía formado sobre la noticia que comentas. Puedo decir que en mi instituto apenas encontramos alumnos que quieran o puedan cursar bachillerato. No hacemos sino reducir grupos, cada vez menos numerosos. Y cuando consigues formar uno, pasa como el año pasado. En mi asignatura de Literatura Castellana comenzaron diecinueve. A la altura del mes de marzo, quedaban siete alumnos en clase. El resto se habían dado de baja. De estos, aprobaron cuatro y alguno de los suspendidos no se ha presentado en la convocatoria de setiembre. Veo difícil la pervivencia del bachillerato, al menos desde lo que yo veo. Tenéis razón Lourdes y tú, pero la realidad que yo veo es desoladora cara al mantenimiento del bachillerato actual. Teméis un bachillerato light, pero yo temo su desaparición. Nuestros alumnos no están preparados para la exigencia y la constancia. Por otro lado, y es otra noticia, la OCDE ha criticado que en España el número de repetidores (uno de cada tres) es muy elevado. Se pone en cuestión el alto fracaso que se da en España. En lontananza está el considerado mejor sistema educativo del mundo, el finlandés, donde apenas hay fracaso escolar. Podría decirse que nuestro sistema,a tenor del número de repetidores y alumnos que abandonan es muy exigente, pero la realidad es otra.

Antonio dijo...

Reconozco que llevo poco tiempo en la enseñanza y que quizá mi visión del oficio sea demasiado parcial. No conocía ningún caso como el que cuentas, sino más bien lo contrario: Bachilleratos en los que los niveles van bajando. Y en la pública aún podemos exigir, porque la privada suele ser un coladero. Pienso que las adaptaciones en Bachiller pueden solucionar el fracaso, pero a costa de que el Bachiller deje de ser esa etapa de maduración intelectual, autonomía y espíritu crítico que se supone debe ser.