27 junio 2014

Blog Hop Project: así escribo

Hubo un tiempo en el que los blogs eran zarandeados frecuentemente por los memes. Había memes numéricos, indiscretosagoreros, entrañables, literarios, poéticos...  De aquello hace tanto, que ya apenas queda memoria, salvo en las crónicas de los más añejos blogueros. En la era de los desafíos en Facebook, de los trending topics en Twitter y de los virales en Whatsapp, recoger y difundir un meme bloguero es casi un acto de rebeldía, una acción inusitada contracorriente, mucho más atrevida aún si supera con creces los 140 caracteres a los que se ha acostumbrado el ciber-ojo humano.

Este meme del Blog Hop Project, nacido en esta entrada de esplinGo Coaching, busca "responder a cuatro preguntas acerca de nuestra experiencia escribiendo en nuestro blog e invitar a otros tres blogueros para recoger el testigo y continuar la cadena". A mí, el turno me ha llegado de mi colega Iñaki Murua, a quien conocí en Getxolinguae hace ya cinco añazos, y a él le llegó de otro buen amigo de la red, Guillermo Gómez
Incapaz de decir no a tan buena gente, y afectado por una profunda grafomanía, he aquí las preguntas y las respuestas:


1) ¿Sobre qué estoy escribiendo actualmente?
En los ocho años que lleva vivo este blog, los temas se han mantenido con leves variaciones: experiencias didácticas, reflexiones de aula, actualidad educativa, literatura, formación y TIC. En un principio, recogía todo tipo de curiosidades relacionadas con el oficio, algo que he relegado a mi actividad en redes sociales. Actualmente, en el blog escribo notas sobre proyectos que llevo a cabo en clase o sobre formación del profesorado; también suelo dedicar alguna nota a aspectos críticos del sistema educativo. Intento mantener el vínculo con la literatura a través de las sesquidécadas.

2) ¿En qué difiere mi escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?
Como no podía ser de otro modo en un profe de lengua, intento cuidar mucho el estilo de mis notas en el blog. Sé que tiendo bastante a la retórica y que algunos de mis textos tienen regusto barroco, pero es mi seña de identidad, igual que el humor. Desde el primer momento decidí que este blog iba a ser un lugar amable en el que los lectores y amigos lo pasasen bien, por ello es habitual que aparezca algún guiño humorístico o algún escrito de docencia-ficción que relaje las tensiones del oficio.

3) ¿Por qué escribo lo que escribo?
Escribo por necesidad. Necesidad de contar lo que vivo en el aula, las tareas de mi alumnado, las (muchas) dudas que me atenazan y las (pocas) certezas con las que me enfrento a la docencia. Necesidad de crear vínculos con otros compañeros a quienes conocí a través de los blogs y que ya son grandes amigos. Escribo para romper los muros del aula, para que otros se asomen y vean lo mucho que se aprende y se enseña en la Escuela. Escribo porque hay que contar las cosas a los cuatro vientos.

4) ¿Cómo es mi proceso de escritura?
Si exceptuamos la serie de sesquidécadas, que tiene prefijada la aparición mensual, y algunos textos que se publican al hilo de proyectos colaborativos, el resto de notas del blog aparecen cuando me lo dicta la conciencia, pues no rindo cuentas a nadie, ni nadie me subvenciona (ni siquiera admite publicidad). Reconozco que la impulsividad de los primeros años ha quedado atrás y que ahora trato de ofrecer una escritura más serena; también contribuye el hecho de poder compartir actividades en redes sociales, lo que deja el blog para notas más tranquilas. Cuando tengo decidido el asunto del que voy a escribir, suelo elegir una imagen Creative Commons para ilustrar el texto. Entonces escribo casi de un tirón, pues ya he pasado tres o cuatro días dándole vueltas en la cabeza para dar con el tono y estilo. Muy pocas veces dejo las entradas en borrador para seguir con ellas: si no están maduras, no me pongo hasta que lo tengo claro. Una vez publicadas, las muevo en las redes durante una semana como mucho. Y a empezar de nuevo. 

Y ahora viene lo mejor (o lo peor, para algunos). Nombro como candidatos para seguir este meme bloguero a tres buenos amigos del blog (que espero que no dejen de serlo). Por supuesto, dadas las fechas en las que estamos, no seré riguroso con esta exigencia de continuidad, aunque sí que me gustaría conocer sus respuestas. Ahí van: 


Panta Hernández, artista de un blog que sigo desde hace tiempo: Oteando desde proa, científico y gran amigo de la lectura y de la ciencia-ficción. También visible en Twitter (@wraitlito) y en algún que otro MOOC educativo. 

Joaquín Mesa es un profe de lengua a quien pude conocer en un encuentro de Buenas Prácticas en Madrid y a quien admiro por su rigor profesional y por sus propuestas y reflexiones más que sensatas. Además de su perfil en Twitter (@jmesa65), tiene un blog con un largo recorrido que recomiendo vivamente: EduCAP-TIC


Por último, me gustaría enredar en este meme a Jesús Hernández, activo tuitero (@jhergony) y artífice de Crea y aprende con Laura, un prolífico blog lleno de buenas ideas y propuestas. Seguro que aprendería muchas cosas de él.

5 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

No había caído en que, en efecto, un meme nos lleva a los viejos tiempos blogueros, que eran ayer.

Gracias por recoger el guante. Y es que hay buenos vecinos en este barrio.

Joselu dijo...

Recuerdo aquel tiempo de los memes con cierto espanto porque siempre me sometían a una tensión interna por dos motivos: por interponerse sobre lo que deseaba realmente decir en aquel momento y mi sentimiento de intromisión en otros blogueros que debían recibir mi invitación a los que previsiblemente podría no interesarles lo que yo les proponía.

En todo caso son interesantes tus respuestas en las que reconoces tu sentido del humor como seña identificativa algo que los que te leemos reconocemos claramente.

Sin embargo, en tus escritos yo no soy capaz de percibir demasiado tus dudas. Conozco tus certezas, son evidentes y recurrentes y sobre ellas hemos hablado con frecuencia. Y ciertamente me gustaría asistir más a tus incertidumbres. Me resultan más estimulantes que las certezas tal vez porque yo me muevo en una realidad subjetiva en que ellas son totalmente dominantes.

Saludos.

Gloria dijo...

Gracias, Toni, por continuar la cadena y aportar tanto. Por cierto, gracias a vosotros (Iñaki incluido) estoy conociendo ese término 'meme', ¡Explicadme qué significa, por favor!

Un placer encontraros en el camino.

DesEquiLIBROS Rafael Ballesteros dijo...

Gracias por tan edificantes descubrimientos blogueros.

Un saludo y buen verano.

Toni Solano dijo...

Iñaki: Hubo un tiempo en que esto de los memes era un no parar :)
Joselu: Siempre que pienso en memes, pienso en ti, pero recuerdo también que has reivindicado siempre la libertad de escribir a tu ritmo, y no te enredo :)
Mis dudas están entretejidas en las reflexiones personales, en los textos de ficción, en algunas críticas... Prometo escribir una nota recopilatoria con todas ellas :)
Gloria: Si pinchas en los enlaces que encabezan mi nota, verás que allá por el 2007-2008 hubo una epidemia de invitaciones, de premios, de desafíos... que se replicaban de blog en blog. Antes de que explotasen las redes sociales, fue el mejor modo de conocer a gente en la red.
Rafael: También tú estás en mi lista de blogueros impenitentes :)