27 febrero 2011

No es país para viejos

-Abuelo, ¿por qué huimos?
-He dejado el trabajo.
-¿Por qué?
-Es largo de contar...
-No hay prisa. Con la última reducción de velocidad a 10 km/h en autopistas, llegar a cualquier sitio nos costará bastante.
-Bueno, sabes que soy profesor y me gusta mi trabajo, pero las cosas se han puesto imposibles. Todo se empezó a torcer cuando tu padre era pequeño. Vivimos una crisis muy grande que hizo ricos a los ricos y miserables a todos los demás. Los políticos empezaron a recortar gastos en todos los asuntos públicos y la educación fue uno de ellos.
-¿Te refieres a políticos como Bisbal?
-Sí, pero ése sólo es ministro de Turismo...
-¡Ah! Sigue, sigue.
-Decidieron que la Primaria y la ESO eran tan elementales que no valía la pena intervenir, porque arreglar la formación desde la base costaba mucho dinero en equipamientos y profesores. De modo que todas las reformas se hacían por lo alto, a partir de 4º de ESO o en la Universidad. ¿Habrás oído hablar del Plan Bolonia, no?
-Sí; papá todavía sigue matriculado en varios créditos. Creemos que acabará el grado en un par de años y ya podrá trabajar de becario.
-Eso es; tu padre es una de las víctimas del sistema. Como decía, los políticos, incapaces de pensar a largo plazo, parcheaban las fisuras del fracaso escolar como podían. Aunque la escolarización sólo era obligatoria hasta los 16, las familias dejaban a los jóvenes en los institutos hasta los 18, o los 20. En realidad, todos acababan quedándose y sacándose algún título, pues nadie se atrevía a dejarlos en la calle sin titulación. Hubiese sido como reconocer el mal funcionamiento de la educación. Y entonces todos queríamos parecernos a Finlandia...
-Pero eso es bueno, porque al final todos aprendían.
-Lo que conseguimos fue que los aprendían dejasen de hacerlo por contagio con los más pasivos. Los institutos primero y las universidades después acabaron convertidos en guarderías. Ten en cuenta que en aquellos días se alargó la edad de jubilación, primero a los 67 y una década después a los 79. El resultado fue que no había trabajo para los jóvenes, de modo que había que tenerlos ocupados en algún sitio.
-¿Por eso papá sigue en la universidad aunque tenga 37 años?
-Más o menos.
-Y estás huyendo porque piensas que no tiene arreglo todo esto.
-Estoy huyendo porque se me han acabado las pilas. Acepté tener en clase a alumnos con todo tipo de problemas a los que debía atender de manera individualizada; acepté que los grupos fuesen pasando de 20 a 30 alumnos, hasta llegar a los 50 de hoy; acepté que las familias decidiesen el tipo de examen, el horario de atención, la metodología que necesitaban sus hijos; acepté que mis vacaciones se redujesen a 20 días; acepté que en la misma clase estuviesen jóvenes de 14 años muy competentes y responsables junto a muchachos consentidos de 18 que apenas sabían leer ni escribir pero que tenían derecho a permanecer escolarizados como los demás... Todo eso lo acepté, pero no tragaré con la última.
-¿Cuál?
-Llevarlos y traerlos de casa en el autobús escolar.
-Tampoco es para tanto, ¿no?
-No me importaría si no tuviese que comprar yo mismo el autobús.
-Jo, abuelo. ¿No puedes correr más?

42 comentarios:

Manjo ExLibris dijo...

Ay, qué grande.

Héctor Monteagudo dijo...

Si nos descuidamos, no será ficción. Un saludo, Antonio.

Estrella dijo...

Se me caern las lágrimas de tanto reir.

Conchita dijo...

¡Lo de Bisbal en Turismo ha sido el detonante, a partir de ahí no he podido dejar de reír!

Inés dijo...

Muy bueno, divertídísimo. Esperemos que se mantenga en ficción y no llegue a hacernos llorar.

Baltolkien dijo...

Fantástico y al mismo tiempo muy triste.
Lo mejor de todo es que se da en todos los clavos:
Fracaso escolar no aceptado.
Escasa/nula inversión en educación.
Intromisión de los padres en la escuela (necesaria implicación pero respetando el marco de actuación del profesorado)
Parches en vez de mirar la base.
Masificación de aulas.
Recorte de derechos (aunque aquí podríamos discutir)
Poca consideración social de los profesores (¡Tienen muchas vacaciones! es la frase básica del no-docente)
En fin.
Un 10, a ver si le llega a la gente.

Carlota Bloom dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlota Bloom dijo...

Abuelo, hágame sitio, que voy... (es que antes, de la emoción, se me trastabillaron los dedos...)

Carlos Nicomedes Díez dijo...

Pero ¡qué grande! Para cuando una recopilación de tus distopías ¿educativas? Sería interesante comprobar en qué has acertado. No, mejor no.

la chica del autobús dijo...

Soberbio... No tengo otra palabra para describirlo... ah sí, divertidísimo jajajaja

Yolanda dijo...

¡Qué ocurrente, Antonio! Esperemos que sea sólo una ficción divertida, pero algunas amenazas sí pueden llegar a cumplirse, como el aumento de la ratio o la disminución de las vacaciones. La inversión en educación sigue disminuyendo, pero "¡no pasa ná!". ¿Que seguimos a la cola en el informe PISA? Y a quién le importa... Nadie se ocupa de nosotros, sólo interesa tener recogidos a los niños el mayor número posible de horas y no dar publicidad a los problemas.
Un abrazo, colega.

Mati dijo...

Esperem que aquesta visió de futur es quede en ficció, per si de cas, farem estalvi per a comprar l'autobus. :)

mjchorda dijo...

Muy bueno, sobre todo lo de llevarlos en bus. Lo de tragar y tragar, como hizo el abuelo, es una opción personal, pero deberíamos empezar a movernos.El jueves empiezan las concentraciones en Valencia, algo es algo, desde casa no se soluciona nada. Hay que moverse ya, somos el colectivo que menos se mueve y así nos va.Hablando de todo un poco¿Qué me dices de lo de tv3?

Rosa Pérez Varela dijo...

Buenísimo. Me deja un regusto agridulce, no sé si reír o llorar.

Fernando Justicia dijo...

Antonio, me ha encantado, además de original es muy acertado. Los profes lo llevamos crudo. Mañana me apunto al autoescuela para sacarme el carné de autobús escolar. :)

Antonio dijo...

Manjo ExLibris: Gracias por la visita y el comentario.
Héctor: Me parece que no estamos por la labor de atajar esto. Es una pena.
Estrella: Mientras sean lágrimas de risa... El humor es una vacuna contra lo que vivimos día a día.
Conchita: Bisbal de ministro, tiempo al tiempo.
Inés: A los políticos nunca les afecta esto, pues ellos bien que llevan a sus hijos a centros privados (si no lo hacen ahora, lo harán con el tiempo). Seguro que las limitaciones de velocidad tampoco les afectarán.
Baltolkien: Es alucinante que nuestros gestores educativos permanezcan tan ajenos a la realidad de las aulas. Desde sus despachos legislan como lo haría yo si tuviese que hablar de química inorgánica, o algo peor. Así nos va. Gracias por la visita.
Carlota: Póngase en modo de espera, que la cola para subir es larga.
Carlos: Me doy miedo a veces, pues hoy he rescatado una nota de hace dos años horriblemente agorera.
La chica del autobús: Nunca mejor bien venida que ahora :-) Gracias.
Yolanda: Se me nota el bajón en el humor negro; tenemos en las aulas de 2º de ESO!!! alumnos con los 16 cumplidos (incluso con ACIS), a los que la administración ha privado del acceso a un PDC pero a los que nos obligan a mantener escolarizados. ¿Esto es luchar contra el fracaso?
Mati: Gràcies pel comentari. També espere que algú se n'adone i torne enrere.
Mª José: El colectivo no está por la labor. Seguimos siendo unos señoritos que sólo nos asustamos por si nos quitan las vacaciones, y tenemos lo que nos merecemos. No nos hemos hecho valer durante años, por nuestro instinto gremial y por cierta comodidad burguesa. Ahora que vienen mal dadas, nos costará ponernos en marcha, si es que lo hacemos. En cuanto a TV3, ayer estuve en la manifestación, pero es más de lo mismo.
Rosa: Ríe mientras podamos. Gracias por el comentario.
Fernando: De paso, sácate el carné de manipulador de alimentos para darles el almuerzo y la merienda :-)

wraitlito dijo...

ehhh, debo haber entendido todo al revés, porque me he puesto de mal humor.
Saludos

Lu dijo...

A mí también se me ha torcido el buen humor. Me he visto huyendo, a poca velocidad, pero huyendo.

Toni, espero que tus profecías no se cumplan nunca, nunca, nunca. Ninguna. Tampoco la de Bisbal.

¿Y si jugamos a los adynata? Imaginemos un mundo en el que los profesores son acompañados en vehículos oficiales a los centros, en los que los esperan jóvenes interesados en aprender, en los que las aulas son espacios confortables en los que el docente enseña a la manera socrática a través del diálogo, en los que... Soñemos, soñemos.

Joselu dijo...

Me parece genial esta microficción, pero el aspecto que yo añadiría sería la depauperación del bachillerato convertido en un almacén de muchachos desmotivados y sin posibilidades laborales que sestean y duermen sin interesarles un ardite nada de lo que allí sucede y que esperan que amaine el temporal. Lo peor de toda esta ficción es que es bastante verosímil. Tengo ganas enormes de que gobierne la derecha para ver si despertamos, ya que con un gobierno de supuesta izquierda que hace políticas de derecha, parecemos anestesiados y aceptamos lo inaceptable.

En todo caso, el humor negro es excelente y revela un estado de opinión que no es demasiado alejado del mío sobre todo en la consideración de los institutos como guarderías de niños consentidos que consiguen desmotivar a los que llegan allí con algunas ganas de hacer algo.

Un saludo.

eduideas dijo...

Muy buena fábula distópica. Como dices el problema está en no intervenir desde la base, todo lo demás es conscuencia de eso

M.C. RAMOS dijo...

Es una pena que no me parezca tan irreal.

Virginia dijo...

Es genial, Antonio, cuánto me he reído. Pero me ha quedado un gusto amargo, porque al paso que vamos, esto será realidad y, además, en un corto plazo.

Saludos

Miguel dijo...

Muy buena la dosis de pedagogía-ficción. Muy buena... Según leía me entraban unos nervios... pero cuando he leído lo del autobús, ahi me he parado... ¡Hasta aquí podríamos llegar!

Un abrazo.

CMG dijo...

Yo no veo tan desencaminado el relato de la realidad que nos espera.
Tienes toda la razón, somos el colectivo más desunido y que menos se queja, por eso , hasta ahora hemos tragado con todo, pero espero que de una vez la gente empiece a reaccionar, que ya está bien de que se nos trate como privilegiados, cuando somos los puericultores de la guardería.

Marcos Cadenato dijo...

Mientras esperamos con una sonrisa en la boca que Bisbal sea Ministro de turismo y Belén Esteban de cultura, riamos y disfrutemos de tus ficciones político-educativas... Amigo mío, no nos queda otra: o reímos o lloramos... :)

Pedro dijo...

Pues, a mi me ha dado mal rollo leerlo. Como no se conducir autobuses y mi casa es bastante grande, voy a ir haciendo las camas y que me los traigan directamente a casa. O me escapo también.
Saludos

Juan Pedro Serrano dijo...

El problema es, como cuentas, que aceptamos todo. No sería extraño que en unos años el carné de conducir se convirtiera en requisito imprescindible para ejercer la docencia. Es posible que entonces nos animenos a protestar.

Hortensia Lago dijo...

Muy ingenioso.Pero no tan lejano. En mi instituto hay padres que se han quejado porque cuando los chavales enferman los llamamos por teléfono para que vengan a recogerlos. ¿Acaso - se preguntan ellos- no hay un profesor de guardia que los pueda llevar al médico? El curso pasado murió un alumno nuestro en un desgraciado accidente. En el entierro apenas había padres. Los profes apoyábamos a los chicos, que no se movieron de nuestro lado, nos buscaban. Eso sí, si suspendes y no facilitas el título a un jeta que lleva mil años molestando en clase, entonces eres un cabrón(a) resentido(a), incluso para algunos compañeros que practican el "buenismo" ("pobriños", dicen aquí, "a lo mejor es que no los motivasteis suficientemente"). Es cierto, no los motivamos como en casa: no les regalamos la wii si se comen una cucharada de lentejas... Lo que me preocupa es que de este sistema flojo saldrán los arquitectos, los cocineros, los profesores, los carpinteros, los médicos de un futuro que ya está llamando a la puerta. Me voy a comprar todo lo que haya escrito sobre Paracelso para pasarme a la medicina natural.
Un abrazo, Antonio.

complementaria dijo...

A Bisbal también le podías haber hecho Ministro de Igualdad ayer leí que dijo "Si yo fuese mujer y quisiese esatar bonita, me operaría" fue en El Semanal que también hablaba sobre la evolución de la educación ahí te va el enlace:
http://xlsemanal.finanzas.com/web/subseccion_home.php?id_edicion=6107&id_seccion=7001&id_subseccion=13284

¡Ah! y la patente de corso de Reverte habló de lengua:
http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=6107&id_firma=12971
Espero que no aciertes como en el 2009, porque sino vete eligiendo marca de bus. Los Mercedes van bien
@gorkafm

Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

Me acabo de quedar de piedra, destemplada. No sé si reir, llorar, salir corriendo detrás del autobús o hacerme fan de Bisbal. Verdades como puños, hay días que todo se ve "azuloscurocasinegro" pero al menos, todavía,nos queda el humor, la ironía y los pocos alumnos, profesores, padres y etc que si están dispuestos a girar la tortilla o llenar de color eseazuloscurocasinegro. Uno de ellos eres tú. Gracias por tus textos.
MARU

JLG dijo...

Antonio, un post BIC (brillante, ingenioso y certero) aunque confío en que yerres. Si no, lo tengo crudo: ¡¡no sé conducir!!

Un abrazo.

Inés dijo...

Sí es país para viejos, sí.

¡Qué bueno eres!

Esperemos sólo quede en esto...

CARMENCA dijo...

No se si atreverme a poner la nota disonante.
A mi no me ha dado risa y tampoco lo identifico con lo que me he encontrado como docente.
Me he encontrado centros que han tenido durante unas décadas oportunidad de ser centros TIC, de hacer proyectos para poner en marcha sus bibliotecas y no han querido hacerlo.
Profesorado con 15 criaturas en las aulas que no son capaces de atender "la diversidad" cuando al lado había personas sin ningún problema y obteniendo buenos resultados, a quienes tachaban de "demasiado modernos".
Docentes sentados muchas horas en un sillón gestionando desde la mesa toda la "enseñanza" de su aula y manteniendo esta totalmente en silencio durante todo el tiempo.
Familias que tenemos que aguantar a nuestros hijos tres o cuatro días antes de acabar el trimestre porque los profes les dicen "que ya han acabado el temario" y nadie nos notifica eso ni aparecen las faltas en el parte de faltas y que comienzan de forma escalonada al inicio de curso llegando incluso a perder 2 y tres días de clase.
Profesorado que corrige en clase los exámenes con plantillas y no mira para nada el proceso y se jacta de suspender al 90% de los futuros "delincuentes" que tiene en el aula, "delincuentes" a quienes en muchas familias hemos educado con mucho es mero y con mucho esfuerzo para vivir en democracia y ahora tenemos que volver a reeducar diciendo que la escuela no es una democracia y que funciona la ley de "te cayas y te aguantas".
Yo creo que las niñas y los niños del mundo tienen derecho a una educación gratuita y obligatoria y a que no se les segregue y se les discrimine.
Hace no tanto tiempo se consideraba que los negros o las mujeres había que separarlos porque no tenían capacidades para aprender, el tiempo nos ha demostrado que no es así.
Lo mismo sucede con muchas niñas y niños y adolestentes que no tienen los mejores ministros ni los mejores gobiernos, pero sobre todo, SOBRE TODO, no tienen los mejores docentes que podrían tener.
En mi pueblo dicen que para sentenciar un juicio hay que escuchar a las dos partes.
En este juicio hay muchas partes y ninguna debe de eludir su obligación, pero desde luego quienes NO TIENEN CULPA son las criaturas que llegan a los centros y que son producto de lo que los adultos (todos) hemos hecho con ellas y si que tienen DERECHO a que se les enseñe y se les eduque, aunque sea en un autobús.

Antonio dijo...

Wraitlito: Es un post con trampantojo, que da risa o miedo según se mire.
Lu: Hoy día, mis adynata serían tan sencillos como que las administraciones hiciesen cumplir la ley educativa: equidad y calidad.
Joselu: Si gobiernan los otros, será más de lo mismo, pues nadie quiere poner el cascabel al gato. Las leyes educativas están para saltárselas, te lo digo yo que las leo con detenimiento. Toda la palabrería de 'dotar' y 'facilitar' a los centros para garantizar los principios de la educación se convierten en papel mojado. Como ocurre en otros ámbitos, el derecho de unos se convierte en la tortura de otros, con la mirada resignada o impotente de los que estamos en el aula. Todos reclaman al sistema su incompetencia, pero pocos han leído que el sistema "exige" también unas obligaciones.
Eduideas: El fracaso escolar se cuece en Primaria y se remata en Secundaria. Hay pocos alumnos que, yendo bien en el cole, se echen a perder en el instituto. De ahí que las necesidades habrían de satisfacerse desde la base.

Antonio dijo...

M.C.Ramos: Es triste que parezca verosímil.
Virginia: En nuestras manos quizá esté parte de la solución.
Miguel: En los colegios privados ya se hace, así que tiempo al tiempo.
Conxa: Los propios alumnos te dicen que para qué has estudiado tanto, para acabar haciendo de policía. Es terrible que no nos pongamos de acuerdo para que la educación sea algo serio.
Marcos: A mal tiempo, buena cara, amigo.
Pedro: Tal vez tengas que llevártelos a casa y educarlos, pues parece que, como dicen muchas familias, "si ni yo puedo con él..."

Antonio dijo...

Juan Pedro: En EEUU es indispensable el carné, pero por la movilidad de los docentes. Aquí lo es por la precariedad de las plantillas.
Hortensia Lago: Te veo más pesimista que yo. Como decía antes, resulta curioso que las familias se reconozcan incapaces de educar a sus hijos/as, pero se muestren tan combativos ante los docentes, cuando en sus casas suelen transigir con todo. Lamentablemente, las visitas de padres dan la clave de muchos problemas de disciplina, pues cuando un alumno insulta a sus progenitores ante el profesor sin que estos reaccionen, poco margen de maniobra ofrece para formarlo en el aula.
Gorka: Gracias por los enlaces. En efecto, Bisbal da mucho juego para unas elecciones, sobre todo cuando los votantes estamos más pendientes de la forma que del contenido.
Maru: Si pensase que no hay gente dispuesta a dar la vuelta a la tortilla, no me dedicaría a esto (te lo aseguro). Sé que hay muchas familias, jóvenes y docentes por la labor; quizá también algún político, los menos. Falta que todos remen en el mismo sentido.
José Luis: Tranquilo, que siendo quien eres, yo recogería a tus chicos y a ti mismo :-)
Inés: Sólo he hablado de educación, pero imagina lo que ocurrirá con otros servicios públicos (si dejan alguno con cabeza).
Carmenca: Bienvenidas sean las notas disonantes. En todo caso, en ninguna de las 450 entradas de este blog me he quejado de mis alumnos (lo puedes comprobar); sí me he indignado muchas veces con el corporativismo docente, que permite que haya profesores como los que mencionas (aunque también hay malos profesionales en cualquier oficio); también me he quejado de las familias en cuanto a su pasividad, pues he visto que han defendido a sus hijos a capa y espada sin tener razón y, cuando se han convertido en adolescentes se declaran incapaces de controlar la situación. No me tienes que explicar la diversidad del aula, pues tengo muchos grupos en los que no existen dos alumnos con el mismo perfil, y en los que estamos trabajando con 15 años la lectura y la escritura a nivel de los 7 años. Ante eso me tengo que quejar no de ellos, que bastante tienen con lo que tienen, ni siquiera de sus familias, sino de una administración que, por ejemplo, los ha privado de un itinerario digno. El curso pasado preparamos a quince jóvenes para un 3º de ESO de diversificación; ello suponía enseñarles desde cero, leer y escribir, puro y duro (ya he hablado aquí de eso: dos profesores en el aula, llevando todo el material individualizado, planes lectores diversos, TIC, etc.). Cuando llegó el fin de curso, la consellería decidió anular ese grupo de diversificación. Ahora están repitiendo 2º de ESO; la mayoría de ellos tiene ya 16 años y no hace absolutamente nada en clase, están con lo brazos cruzados porque se sienten engañados; nosotros sabemos que no podemos hacer nada tampoco, pues en esa situación no sacarán nunca el título. Podemos inventar un mundo feliz, estafarlos y decirles a ellos y a sus padres: "adelante, tú puedes", pero la realidad es tozuda y se encargará de bajarlos de la nube. Ninguno de los que aquí ha comentado (creo) hablamos echar a nadie del sistema; hablamos de darles una opción real.
Perdona por la parrafada, pero creo que merecía la pena extenderme.

Gemma dijo...

No ha salido el comentario que te mandé. He compartido tu texto en facebook. Es muy bueno. Igual acabo de "monitora" en el autobús; lo mismo nos los llevamos a Finlandiaaa...y que nos busquen ;)

Víctor Cuevas dijo...

Mucho me temo, querido Toni, que no es un post para reír porque, al paso que vamos, todo se andará. De momento Bisbal no es ministro pero alguno de los que tenemos tiene tanta formación como él, es decir, ninguna. Lo malo es que aquí todo el mundo sabe de Educación y de fútbol, y así nos va.
No es país para educadores, pero tendremos que entrar a formar parte de la guerrilla, ¡qué remedio!

Un abrazo

Víctor

Antonio dijo...

Gemma: Me apunto al viaje a Finlandia; tenemos experiencia en quedarnos fríos :-)
Víctor: Gracias por el comentario. Me encanta el título "no es país para educadores", muy evidente en estos tiempos inciertos.

premiointernacional dijo...

Hola Antonio,

Nos gustaría animaros a participar en el Premio Internacional Educared 2011. Este año, por primera vez, se pueden presentar todo tipo de trabajos que supongan una aplicación pedagógica de las TIC, independientemente de la herramienta con la que hayan sido creados.

Las modalidades de participación son:

A. Docente con alumnos

En esta modalidad tendrán cabida todos aquellos trabajos en los que participe el alumnado de manera activa, ya sea escribiendo en un blog, elaborando artículos de una web o wiki, colaborando en un trabajo en la nube, etc.

B. Docente sin alumnos

En esta modalidad podrán participar todos los trabajos realizados por el profesorado sin participación de los estudiantes. Algunos ejemplos son las comunidades de docentes en las que se debate y comparte información sobre un tema de interés común, el diseño de actividades para PDI, etc.

C. Laboratorio de herramientas

En esta modalidad podrán participar docentes con o sin un grupo de alumnos. Se podrán presentar proyectos que supongan un trabajo de I+D+i para la creación de sus propias herramientas, aplicaciones y/o widgets, como, por ejemplo, aplicaciones para el aula de realidad aumentada, aplicaciones para dispositivos móviles o tabletas digitales, etc.


Para inscribirse y consultar más información: http://www.educared.org/premiointernacional

Un saludo,

Organización del Premio Internacional Educared 2011
Correo electrónico: premiointernacional@educared.org
Teléfono: 902.905.144
+34.981.975.621

dANieL dijo...

Se te ha ido la pinza.

Eva M dijo...

¡Jo Tio! ¿No has pensado en dedicarte al cine? Seguro que te forrabas.
Gracias por hacernos "sonreir"
Un saludo: Eva M