01 febrero 2011

El spammer ilustrado

Menuda sorpresa me he llevado cuando he visto esta tarde que había 18 nuevos comentarios en el blog. Un tal "generic viagra" ha tenido la paciencia de pasarse casi dos horas publicando comentarios en notas de todo el historial. Algunos pensaréis que ese "generic viagra" es una máquina programada para invadir los blogs con basura, pero nada de eso: Los comentarios se corresponden con el contenido de la entrada e incluso tienen su toque personal, a veces solidario, a veces poético (eso sí, con algunas erratas debidas sin duda al frenético tecleo).
Como estoy seguro de que pensaréis que me lo estoy inventando, he recogido los comentarios en un documento para que lo comprobéis. En el fondo, me conmueve saber que detrás de mi comentarista se esconde un alma sensible y atormentada, todo un spammer ilustrado que, además, no oculta con su nombre su auténtico anhelo vital.

18 comentarios:

Lu dijo...

Don Antonio, tiene lo que se merece, o sea, un spammer a la altura de sus entradas (ilustradas, sugerentes...). No se queje y celebre este hecho como una aventura más de su recorrido bloguero.

(Si es que hay de todo en estos mundos de Dios)

Carlota Bloom dijo...

Después de leerlos, no sé qué decir...:O...

Marcos Cadenato dijo...

Mi querido amigo, como dice Lu, a tal maestro, tal discípulo, salvando las distancias: ilustrado, ocurrente, aficionado a la poesía, ¿al viagra?...
Sea cual sea su identidad digital, sea cual sea su identidad real, yo esta semana ya lo he dicho unas cuantas veces: "el ser humano es extraordinario..." :)

DesEquiLIBROS dijo...

Se toman su trabajo, qué duda cabe...

Pero hombre.... ¿quién se va a creer que se ha leido el Libro de Apolonio?

A estas alturas… ¡ni los reyes de Tiro!

CMG dijo...

Curioso y gracioso a la vez.¿No será algún ex-alumno trasnochado? Desde luego el nombre, o mejor dicho pseudónimo, promete. Lo que creo es que se equivocó de blog y decidió echar un pulso a su imaginación, quién sabe si recurriendo a información de internet para no desentonar mucho.

Silvia Gongo dijo...

A mí me ha dejado ojiplática.
De lo que estoy segura es de que es un hombre, entre 30 y 45 años e hispanoamericano. Ya nos contarás si reaparece, estos casos misteriosos le dan una chispita de emoción a la vida.

Virginia dijo...

Yo todavía estoy alucinando. La verdad es que parece un seguidor fiel, aunque no sabría cómo definirlo. Pero se lee tus entradas y se molesta en dejar comentarios, cosa que es de agradecer, aunque vete a saber quién se esconde detrás de sus frases.

mjchorda dijo...

Ahora se dice spammer yo creía que se decía "admiradorer". El precio de la fama Antonio, el precio de la fama. Ahora que un admiradorer con ese nombre... cuidadín.

Inés dijo...

Carlota ha definido bien cómo me he quedado yo, sin saber muy bien qué decir...

Al principio pensé que sería una broma tuya, sin haber abierto tu documento, pero al abrirlo... no sé.

Tiempo le ha dedicado el tío...

¿No te lleva a ningún sitio si pinchas en su nombre?

Has conseguido despertar a la curiosa que llevo dentro, cuéntanos en cuanto sepas algo más

profesor Francisco dijo...

Un spammer parecido (quizás el mismo) pasó por mi blog. Igualmente los comentarios, cortos, tenían relación con las entradas pero incluían enlaces a juegos y a no sé qué historia de viagra.

Como quería ver si se podía establecer comunicación, copie uno de sus comentarios antes de borrarlo, eliminé el enlace y lo reenvié yo mismo(como anónimo) para poder argumentarlo a continuación. Nunca llegó la respuesta esperada, al contrario, volvió a escribir otro mensaje-span en otra entrada.

En un nuevo mensaje público le dije que se los borraría todos y ya no ha vuelto. Espero que el tuyo también se canse y siga su camino, que el ciberespacio es muy grande.

Antonio dijo...

Lu: Gracias por las flores. En efecto, es una nueva anécdota para contar cuando nos jubilen de la web 2.0 (si ello llega algún día).
Carlota: Si se leen seguidos, la emoción va in crescendo... ;-)
Marcos: Lo imagino como un ser torturado entre la utopía y la carnalidad. Dado que parece tener un horario fijo, creo que sería el caso inverso del funcionario que visita páginas porno durante el trabajo :-)
DesEquiLibros: Gracias a tu consejo he puesto límites a esta carrera; tampoco quería que el resto de comentaristas identificados corriesen riesgos o sufriesen molestias.
Conxa: Me asusta pensar en un ex-alumno o en alguien conocido, pues ello supondría que él considera que la viagra es de interés para mí :-)
Silvia: Por las horas a las que empieza a publicar (las 4 de la tarde) creo que vas bien encaminada: Sería el horario de oficina en Latinoamérica, lo que encaja con mis hipótesis del funcionario.
Virginia: La primera vez que ocurrió, hace ya meses, pensé que había sido un comentario automático con cierta puntería; pero ahora se ve que es imposible que una máquina enganche tan bien los comentarios.
Mª José: Cabe la posibilidad de que esa sea su identidad real, como propietario de una empresa distribuidora de pastillitas azules de la alegría, aunque en ese caso, más que admirarme, me pone en un aprieto.
Inés: No he pinchado en su enlace, aunque avisa de cierto sitio dedicado a la erección; así que me abstengo, de momento y espero que por muchos años :-)
Profesor Francisco: Menos mal que aparece alguien con quien compartir esta responsabilidad. Tu experimento demuestra que nuestro spammer, además de ilustrado es tímido. ¡Qué le vamos a hacer...!

wraitlito dijo...

Poco amor por incrementar las estadísticas le veo, Don Antonio XD
Saludos

Miguel dijo...

Pues yo también tengo un spammer que irrumpe en mi blog (en entradas de hace mucho tiempo) A veces ha llegado a hacer más de treinta comentarios. Lo malo es que lo hace en inglés (y yo no sé inglés) y después de pedirle a alguien que me lo traduzca, me encuentro con algo parecido a lo que tú cuentas. ¿qué hacer? ¿por qué actúa así? pues no lo sé.

Un abrazo.

Joselu dijo...

Se dice que un blog no alcanza su mayoría de edad hasta que no tiene un buen troll. No sé si tu visitante se puede considerar troll (desde luego no es dañino ni malintencionado) pero claro está que expresa todo un exceso difícil de entender.

Juan Pedro Serrano dijo...

Ironías aparte, Antonio, creo que no es aconsejable perder esta dirección. ¡Nunca se sabe! Que no sólo de literatura vive el hombre (y la mujer).

Manolo dijo...

Creo que a mí me ha pasado algo parecido. En entradas de hace algún tiempo, casi siempre en las mismas, reaparece ese ser anónimo, que ofrece productos milagro en inglés, o bien enlaces a páginas de dudosa relación con el tema al que se señala.
A partir del primer comentario de ese tipo decidí que había que filtrar los comentarios.
Un saludo.
Manolo

Cristinaa dijo...

A mí me llegó un mensaje del comentario en una de tus entradas, y me quedé pillada al ver el pseudónimo... al ver el comentario pasé a anonadada...
Pero bueno, otra experiencia más ^^
Un besico

Sàlvia dijo...

¡Qué curioso! Ahora comprendo algo parecido que me paso en el blog. Saluditos desde la Mariola

Besadetes