17 marzo 2007

Cal y arena

Después de nuestra experiencia con la administración, no nos cabía ninguna duda de que sólo los 'mejores' están llamados a recibir una educación digna.

Por si no lo sabíais, también en el IES Antonio Dominguez Ortiz están en lucha para pedir que la Delegación de Educación de Sevilla no les suprima la oferta de estudios de Bachillerato para el próximo curso. Podéis encontrar más información aquí:

http://igualdad3000.blogspot.com/

http://nosolomates.wordpress.com/

http://elblogdejuanjo.wordpress.com/

Las firmas de apoyo se recogen en http://ramoncastro.es/protesta.php

Mientras, las autoridades educativas han dado un gran paso para reducir el fracaso escolar en la secundaria. A partir de ahora, quedan terminantemente prohibidos los ceros. Quienes acudan a clase (con independencia de su rendimiento) tendrán por lo menos un 1 (como dicen los alumnos, 'por aguantarnos'). Ver noticia (el proyecto que publica Magisterio se puede descargar aquí)

Original image: www.flickr.com/photos/43081986@N00/159956256
by: Igor Maminta

8 comentarios:

Lu dijo...

Que las instancias educativas eviten afrontar los verdaderos problemas y mantengan discusiones bizantinas sobre las calificaciones es la prueba de fuego de cómo está la educación en nuestro país.
A muchos les parecerá una nimiedad el nuevo sistema de calificación. A mí no me lo parece pues amaga la trastienda de una administración que mira hacia otro lado para no ver... por ejemplo el estado del IES Bovalar, del IES de Sevilla... del mío (cutre total)...
Se me pone mala sangre (lo siento).

da-beat dijo...

Antonio, me ha sorprendido ver mi enlace entre el de Iguales y el de Juanjo, porque yo solo me he hecho eco de la noticia y les doy mi apoyo, igual que desde este blog y desde tantos otros. No me parece justo acreditarme méritos que nos son míos, sino de Juanjo, Manuel, Roberto y los demás profesores y alumnos del I.E.S. Domínguez Ortiz, que son los que verdaderamente estan luchando y sufriendo en sus carnes las injusticias de la administración.

Te pediría que lo quitaras o bien que incluyeras la lista completa que Juanjo incluyo en este post. Tal como está, parece que yo he hecho más que los demás, cosa que no es cierta.

Muchas gracias.

Juanjo dijo...

No lo quites, Antonio, nos ha ayudado y está bien así. MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TU APOYO. ACABO DE PUBLICAR EN "IGUALES" LA SITUACIÓN DEL I.E.S. BOVALAR.

Antonio dijo...

No se me enfaden por los 'honores'. Escogí los tres enlaces que me habían servido a mí para mantenerme informado, así que ahí se quedan. Lo que importa es que todo el mundo se entere, a ver si conseguimos algo. Un saludo, gracias y suerte.

José Mari dijo...

Hola amigos. Nosotros en Canarias ya llevamos muchos años sin el cero. A mí, al principio, me parecía una barbaridad. Luego te vas dando cuenta de cuáles son los verdaderos disparates. Por cierto, en el nuevo currículo de esta CCAA, en la materia de Lengua, se recomienda disminuir notablemente los ejercicios gramaticales y ortográfios. A ver cómo se come eso...
¿Llegará el día en el que para hacer estas leyes se tenga en cuenta el criterio de los profesionales del sector? Y luego va la ministra y le suelta a Ana Rosa que neustro sistema educativo es bueno... En fin, tengo 29 años y veo tan oscuro el camino hasta mi jubilación...
Un saludo a todos.

Ana dijo...

Lo de adiós al cero es una de tantas cosas para que las estadísticas sean más favorables para la administración. A mí lo que me enerva la sangre es tener que cubrir mil papeles por los chavales que apenas asisten a clase, pasan de todo,... Acabas conociendo mejor los nombres de los que no han venido ni una sola vez a clase que los del resto, solo por papeleo.
Y ojo con poner partes disciplina: Todo un mundo burocrático!!!

Ender Muab'Dib dijo...

Cuando me enteré de la noticia yo también me llevé las manos a la cabeza. Menuda ley absurda proponían. Lo malo de esto es que no era ningún problema que tuvieran que solucionar —y no será porque no los haya— y ha sido una absoluta pérdida de tiempo.

Respecto a la medida en sí me parece una estupidez recomendada por algún cómico grupo de "expertos" para evitar el supuesto trauma que sufrirán los chavales que saquen ceros.

Mi opinión —y no soy profesor, pero me lo confirmaréis— es que muy chunga tiene que estar la cosa para poner un cero. El chaval casi tiene que esforzarse para ello sin tan siquiera intentar hacer nada. Los que sacan ceros es porque no les importa en absoluto lo que están haciendo y no le dan ningún valor. Por lo tanto esos "alumnos" no sufrirán ni una pizca por recibir esa calificación. Y, siendo sinceros y pasando de lo políticamente correcto, lo mismo me iba a dar que alguien así sufriera.

No obstante, aunque lo creamos o nos empeñemos en pensarlo, los chicos no son tontos y pronto se darán cuenta de que si antes el cero era la mayor vergüenza, ahora lo será el uno, con lo que de aquí a un tiempo habrá que eliminarlo...

De todos modos todo se reduce a lo mismo y ya se ha comentado aquí: quedar bien en las estadísticas. Por lo mismo que cuenta jose mari de reducir las horas de ortografía y gramática, así reducimos dificultad a los chavales (total, si luego todos skribn kmo n ls mobls no aze flta muxs klses.
Me encanta la forma de afrontar los problemas de educación en este país a los gobernantes
).

¡Saludos!

Antonio dijo...

Tienes razón en tus apreciaciones, Ender. Cuando los alumnos llegan al instituto han aprendido que las notas no sirven de mucho (en la Primaria sólo existe PA -progresa adecuadamente- y NM -necesita mejorar-). Los ceros no marginan ni humillan, claro, eso es otra chorrada más. Algún compañero decía que podría un uno a los alumnos absentistas y un cero a los que venían a clase y molestaban a los compañeros, pues es una cuestión mucho más justa que regalar un punto a quien no respeta a los demás. De todos modos, lo de los ceros no es novedad: desde hace tiempo no existían en el bachillerato; ya ves qué gracia tener que poner un uno a alumnos a los que no has visto en todo el curso.