31 octubre 2006

Paradojas del lenguaje

Hay quien se asombra todavía de tener en sus aulas 'estudiantes' que no estudian, de mandar 'lecturas' que nadie lee, y de tener 'compañeros profesores' que ni acompañan ni profesan. Son las paradojas del lenguaje.
Están tan presentes en la vida cotidiana que ya las pasamos por alto. Acabo de volver del Mercadona y he comprado un esparadrapo que, como veis en la foto, está 'tejido sin tejer'. Lo he abierto y he comprobado que es posible tejer algo sin tejerlo; igual que leer sin leer y profesar sin vocación.
Bueno, que os animo para que recojáis en clase y en vuestras vidas ejemplos de paradojas del lenguaje y con ellas igual creamos un blog o un wiki interesante.

3 comentarios:

Lu dijo...

Prometo hacer los deberes. Estos ejemplos de (ab)uso del lenguaje son los que nos acercan más a los alumnos y los que nos permiten mostrar los entresijos de la lengua de forma práctica.

Ana dijo...

Si Penélope levantara la cabeza ...

Antonio dijo...

El otro día Millás habló acerca de si era posible una persona sin personalidad. Ya veis que estamos todos un poco zumbados.