17 octubre 2006

Centenario Buzzati

Me entero por El País (a través de sendos artículos de José María Guelbenzu, escritor, y Javier Santillán, editor) que se celebra ahora el centenario del nacimiento de Dino Buzzati, uno de los mejores narradores del siglo XX.
Confieso que la lectura de El desierto de los tártaros fue para mí un descubrimiento fundamental en mi competencia literaria. Si me pregunto a veces acerca del sentido del ser humano en esta vida, me acuerdo de la eterna espera de Giovanni Drogo en su fortaleza. De aquella lectura aún me conmueve la magistral presencia de la nada, de lo insustancial, como una pervivencia de esos mitos clásicos condenados a sufrimientos eternos, pero dentro de nuestra miserable mortalidad.
Está claro que El desierto de los tártaros no es una lectura recomendable en el aula, a menos que tengamos en el pupitre a la reencarnación de Sartre, por ejemplo. Pero, sin ir más lejos, el curso pasado recomendé, un poco escéptico, a un alumno de 1º de Bachiller, lector competente, la lectura de los relatos publicados por Alianza bajo el título de Los siete mensajeros y otros relatos (que yo mismo le presté, por si acaso). Me confesó que le había gustado mucho, y eso que solía mostrarse bastante crítico con casi todas mis recomendaciones. Así que ahí queda esa nueva vía por explorar, un poco a la altura de autores como Cortázar, Borges, Onetti, Benet, Monzó, y demás raritos del relato.
(Si alguien no puede acceder a los artículos de pago del País y está muy interesado, se los puedo enviar)

3 comentarios:

Elisa dijo...

Me gustaría que me los enviaras.
Los relatos de Buzzati los leí en italiano, por prescripción de mi profesor, y me entusiasmaron. Mi dirección es actimoliner(arroba)hotmail.com. Es cierto que ni "El desierto de los tártaros" ni "Un amor" son muy recomendables para los alumnos que habitualmente tenemos en las aulas (la segunda es amarguísima), pero creo que muchos cuentos sí lo son. En Ciudad Seva hay varios digitalizados. Mi preferido es "La Capa".

Antonio dijo...

Se han hecho muchas historias de la lectura, pero habría que hacer una historia de los lectores. Mi primer contacto con Buzzati fue a través de una traducción al francés de sus cuentos. Se llamaba 'Le K' (que en la versión española es 'El colombre'). Así que durante bastante tiempo asimilé inconsciente a Buzzati dentro de la literatura francesa. Ya ves que los senderos de la lectura son también insondables...

Gianpiero Pelegi dijo...

Hola Antonio, magnífica idea. Nosotros estamos preparando un pequeño homenaje a Buzzati. Gracias por darlo a conocer. Saluti