07 febrero 2015

Vuelve Espiral Edublogs



Un año más llega la convocatoria de los Premios Espiral Edublogs. Por si alguien todavía no la conoce, esta convocatoria es el referente más sólido en el panorama de los blogs educativos en nuestro ámbito. Y digo la convocatoria y no los premios porque, al margen de llegar a la clasificación final, participar en el certamen y descubrir a otros que también lo hacen es ya de por sí un privilegio y un placer.
El premio Espiral Edublogs tiene para mí un sabor especial, quizá porque cumple nueve años, como pronto los cumplirá este blog, o quizá porque supuso para mí una de las mayores alegrías obtenerlo en la edición de 2008. Inevitablemente, esta nota se convierte en una recuperación nostálgica de aquel momento, no solo por el premio en sí, sino porque dio pie al comienzo de la amistad con profes estupendos como Lourdes Domenech, a quien ya idolatraba en aquella época, como Patxo Landa y Marcos Cadenato, como Isidro Vidal, Charo FernándezXavier SuñéJuanmi Muñoz, Irene Pelegrí, Pedro Villarrubia, Víctor Cuevas y muchos otros a quienes admiro y con quienes sigo compartiendo alegrías y trabajos. Aquí podéis recuperar algunas de aquellas notas que aparecieron en este blog en su día:
Ha llovido mucho desde aquellos premios Espiral, aunque, en el fondo, tampoco hemos cambiado tanto. Por suerte, los blogs son una herramienta habitual en las aulas, a diferencia de entonces, donde apenas unos pocos locos sabían qué hacer con ellos; también ha cambiado la percepción del profe que trabaja con las TIC, en aquellos años una especie de ser extraño que pergeñaba sus actividades digitales casi en la clandestinidad. Quienes estaban allí saben que no exagero.

He querido redactar esta nota para invitar a los que pasáis por aquí para que hagáis visibles vuestros blogs en la red, para que lo que ocurre en el aula no se quede oculto entre cuatro paredes. Sé que no es fácil alcanzar el premio, cada día más reñido por la cantidad y calidad de los blogs presentados (fui jurado en una ocasión y sufrí mucho para decidir), pero, más allá del galardón, la gracia de todo esto es tejer una red de docentes y alumnos lo más tupida posible, para que fluyan las buenas prácticas. 

Finalmente, os dejo aquella intervención en la que hablé sobre la blogobiografía, esto es, el nacimiento, la vida y la muerte de los blogs, un texto con algo de reflexión y con su preceptiva dosis de humor. 

 


 

5 comentarios:

Lu dijo...

Hace días lo dije en un tuit, la convocatoria de Edublogs me pone nostálgica, porque el panorama ha cambiado mucho desde entonces.
Si algo celebro es haberte conocido a ti, a Marcos y a tantos. Esa amistad fue el mejor premio.

Blogge@ndo dijo...

La peonza de Espiral es un hito en el calendario bloguero. Es increíble ver la ilusión que suscita y cómo la gente se anima a presentar su blog. Como dices es un vivero de referencias para encontrar blogs de calidad.
Nosotras hemos sido jurados desde la primera edición hasta el curso pasado y la evolución ha sido notable en estos años. Se puede decir que el blog como herramienta de aula está muy cosolidado y aunque no tenga demasiada presencia en la red es una herramienta útil para el profesorado y para los alumnos que la disfrutan y esto es lo más importante.

Patxo Landa dijo...

Me ruboriza ver mi nombre en este blog venerado por venerable. Sigo oculto vigilando la blogosfera y las TIC, ahora desde las bambalinas de los escenarios, y creo que sigue manteniendo mucho nivel (menudo trabajo el de Lu con El Conde Lucanor).
Que sepas que Marcos encargó una peonza para cada uno de Tres Tizas, que nos costó 50 euros, y que sigue adornando mi sala. Aunque el verdadero premio fue conoceros.

Lu dijo...

Patxo, no me ha dado tiempo de contar la experiencia que ya hablas de ella. Gracias por tus palabras.

Toni Solano dijo...

Lu: Aquel fue el inicio de una amistad que sigue hoy día. También confirmó que la red no es tan fría como la pintan, aunque eso siempre depende de las personas.
Bloggeando: Ha habido muchos cambios y todos hemos sido testigos. Se va perdiendo el sano "deporte" de comentar en los blogs, tal vez por la duplicidad de las redes sociales. Por suerte, cada día más docentes usan blogs como herramienta habitual.
Patxo: Se agradece la visita a este blog que es tu casa. A veces asoma alguna de tus travesuras educativas por la red. Se te echa de menos, pero también vale la pena que cada uno explore nuevos caminos.