09 junio 2008

De vuelta

Vuelvo de Barcelona repleto de ideas y emociones que dan tumbos por la cabeza y no acaban de sentarse a reposar. Defendí la reflexión como uno de los principios que regían este blog, pero sé que tengo que contar cómo fue todo y no es fácil encontrar por dónde empezar. Seguro que muy pronto publicaré mis palabras con motivo de la entrega del premio Espiral Edublogs 08, pero, de momento, en el recuerdo de esos días sólo me salen frases desordenadas:

Lu, en vivo y en directo, tan grande como la imaginaba.
Patxo y Marcos, como si nos conociésemos de toda la vida
Isidro Vidal, que convirtió lo excepcional en familiar.
Charo Fernández, una luz en la oscuridad.
Víctor Cuevas, conversador lúcido.
Antonio Gómez, sereno y comprometido.
Manuel Rino, inteligente en su modestia.
Irene Pelegrí y Juanmi Muñoz, manos amigas siempre a punto.
Pedro Villarrubia, frescura y buen humor.

Y un montón de caras con las que casi no tuve tiempo de compartir tantas cosas interesantes:

Aunque todas las horas fueron intensas, creo que vivimos con especial cariño el momento en que los alumnos de 6º de Primaria de Utebo recogieron su peonza. En el fondo, era el motivo por el que todos estábamos allí: la educación del presente y del futuro. Y entre todos esos pequeñajos, una niña invidente acariciaba la peonza. Mientras yo la observaba emocionado, salió de la sala cariñosamente acompañada por Lu, que convirtió ese instante en una auténtica alegoría de nuestro oficio.
Gracias a todos.

Foto de Marcos: (De izda. a dcha.) Jordi (que se acaban los blogs), Marcos, Lu, un servidor y Patxo

12 comentarios:

Marcos dijo...

Así es, Toni, emociones a raudales y nombres, muchos nombres, para seguirles la pista en estos años blogueros que nos quedan: de todos ellos aprendimos, con todos ellos nos emocionamos y a todos ellos guardaremos durante mucho tiempo en la memoria. Veo que Manolo y sus chicos nos emocionaron a todos. Como te dije, ¡un auténtico placer!

gemma dijo...

Tal como imaginaba. Enhorabuena a todos los que convertisteis ese día en un tiempo para recordar.

Patxo dijo...

Tony,
¿cómo no reparar en la energía de los chavales de Utebo? Menos mal que hay profes que como tú comparten las inagotables posibilidades de dirigir esa fuerza hacia una escuela más creativa y solidaria. Ha sido muy importante compartir esas horas con vosotros. Hacéis posible imaginar que el mundo de la escuela puede ser de otra manera.

Leonor Quintana dijo...

Pues a mí me hace ilusión leeros y ver que en alguna parte se estima lo que yo valoro...
Saludos.

O Segrel do Penedo dijo...

Como todos, volvemos con miles de ideas y emociones que se agolpan y nos impiden, aún hoy, escribir nuestras impresiones en el blog. Sólo nos queda una espinita, la falta de tiempo... que esperamos recuperar en Santiago, no?
Apertas desde Galicia

yalocin dijo...

¡Qué bonito resumen!, que podía haber sido el mio.Lo suscribo de principio a fin.

Un beso gigante

Joselu dijo...

Hermosas jornadas en Barcelona, llenas de humanidad y contactos amistosos. ¡Qué delicia! Enhorabuena de nuevo.

Antonio dijo...

Alguien comentó en las jornadas que entendía la pasión de los jóvenes por los metroflogs y el encanto de descubrir las caras reales de sus contactos. También yo ahora lo comprendo.

Antoni Navarro dijo...

Moltes Felicitats Toni! T'ho has guanyat a pols... i m'ha agradat molt la descripció de l'ambient dels blogfessors.

Lu dijo...

Antonio, intento tragar, pero tengo un nudo de emoción en la garganta que apenas me deja escribir.
En mis inicios tuve una alumna ciega. Nunca olvidaré esa experiencia. Cuando vi en Barcelona a esa niña y cómo alguien la cogía del brazo para acompañarla, fui enseguida a ayudarla, pues aprendí que a los invidentes hay que brindarle el hombro. Eso fue lo que me movió a acercarme. Ahora cierro los ojos como ella y sigo oyendo el griterío y la vibración que vivimos en ese momento.

Víctor dijo...

¡Toni, esto es sólo el principio de una gran aventura!

¡¡Seguimos en la web!!

Un abrazo desde Madrid

f.xavier.suñé dijo...

Bueno Toni, tomando prestadas las palabras de Lu, tengo un nudo en la garganta y otros muchos nudos que no permiten ni agradecer vuestras palabras ni tan siquiera actualizar el bloc zonatic-n, que ya da pena ;-)
Ha sido un placer escucharte y lamento no poder charlar todo lo que hubiera querido...
Un abrazo.
xavier