25 enero 2015

Sesquidécada: enero 2000

Se cumplen ahora seis años de sesquidécadas, 72 notas en el blog hablando de lectura y literatura. Esta serie se inició en una época en la que la irrupción de Twitter levantaba rumores acerca de la muerte de los blogs. Y aquí estamos todavía, tal vez distintos, pero vivos. Esta sesquidécada, la número 73, como corresponde a la magia de sus cifras, es también un poco especial, porque gracias a mi amigo y colega Gorka Fernández -uno de los más veteranos blogueros, incluso antes de formar parte de Tres Tizas- damos el salto a la radio y al podcast. En su programa El Recreo irán apareciendo mensualmente reseñas de estas sesquidécadas, en un formato más abierto, que permita hablar relajadamente de libros y lecturas. La primera entrega, la de este mes de enero, la podéis escuchar en este podcast -a partir del minuto 28-, donde también se incluye una recomendable entrevista a Juan Carlos Palomino, responsable de Espiral. En ella cuento el origen de esta serie y desvelo algunos secretos de su trastienda.


Como se señala en el podcast, esta sesquidécada de enero sacrifica algunas lecturas interesantes de enero de 2000 -lo siento por Luis Landero o por Gil Vicente- para convertirse en una nota viajera, hacia Oriente y hacia Occidente.

El primer reseñado es Alvar Núñez Cabeza de Vaca con sus Naufragios. De los cronistas de Indias, nos hemos quedado con Bartolomé de las Casas, olvidando que hay espléndidos relatos con estilos muy diversos. La de Cabeza de Vaca es la primera crónica de los pasos europeos por el sur de Estados Unidos, especialmente la zona de la Florida y el Golfo de México. En ella se puede apreciar el asombro y la curiosidad ante unos territorios jamás vistos con la aparición de animales y plantas desconocidas a los que hay que nombrar. En el texto de los Naufragios aparecen palabras nuevas que irán engrosando el léxico castellano. Solo por ello merece la pena asomarse aunque sea un poquito a sus páginas.

El segundo texto es el Viaje de Jerusalem del maestro Francisco Guerrero, un músico renacentista relegado durante siglos y recuperado recientemente por Jordi Savall. Accedí al texto original de Guerrero gracias al apoyo de José Luis Canet, Julio Alonso y Vicent-Josep Escartí, con quienes estaba desarrollando diversos cursos de doctorado en la Universitat de València. A Vicent Escartí, especialista en textos memorialísticos, le propuse orientar mi trabajo hacia una edición digital semipaleográfica acompañada de la versión modernizada; de este modo, el texto de Guerrero quedó a disposición de los estudiosos desde aquel año de 2000. Ahora he recuperado la versión completa con notas y os la dejo también a vosotros. La edición de este texto del viaje fue para mí una experiencia maravillosa porque me obligó a aprender mucho sobre Tierra Santa, sobre los Evangelios e incluso sobre Música, especialmente en su conexión con muchos de nuestros poetas clásicos. Es una suerte poder compartirlo con vosotros y verificar de este modo que, como apuntaba hace poco en la plataforma Lectyo, leer no es un acto solitario, sino una actividad colectiva que permite tejer una red de complicidades. Nos leemos y nos escuchamos en la próxima sesquidécada.

5 comentarios:

eduideas dijo...

Espero que el podcast (muy interesante) no haga abandonar la reseña completa de la sesquidécada y los demás temas en el blog, poder leer en diagonal o a fondo un artículo es algo que no se puede escoger en vídeo o audio y que es una pérdida en mi opinión.

Respecto a las lecturas, conozco a Cabeza de Vaca y tiene fragmentos antológicos, con ese desencanto a veces paródico y otras muy lúcido que lo hace muy moderno.

mjchorda dijo...

Felicidades por los 7 años, las 72 entradas y también por este post erudito con tintes musicales.Muy interesante el texto de Francisco Guerrero, me ha gustado saber de su relación con Jordi Savall del que soy fan desde hace mucho :)Per molts anys...

Joselu dijo...

Hoy no puedo aportar nada a lo dicho por ti a tus lecturas de hace una sesquidécada.

Participo hace un par de años en un círculo de lectura, el CLNY, el Círculo de Lectura de Nueva York, en que coomentamos por videoconferencia los libros, generalmente de hispanos o traducidos al español que elegimos cada mes y medio o así. Ayer comentamos La nieve del almirante de Álvaro Mutis un autor que leí aproximadamente para el tiempo que señalas en tu selección de hoy. Un autor poco conocido pero que es prodigioso, de lo mejor que he leído en los últimos veinte años. Su personaje Maqroll el Gaviero es un trasunto biográfico suyo de la estirpe de los perdedores y viajeros a Ítaca. Importa más el viaje que el destino, el cual es conocido por todos.

Tus sesquidécadas se han convertido ya en una especie de género tonisolaniano que leemos con placer, a veces conociendo algunas de las lecturas y otras, como hoy, meando fuera de tiesto, jajajaja.

Lu dijo...

Toni, son abrumadoras las estadísticas con que inicias la nota.
Unas veces, comparto tus lecturas; otras, como hoy, me quedan lejos, olvidadas. Creo que es una excelente contribución compartir tus trabajos (no como otros que ocultan su tesis - léase Camps). Mis trabajos universitarios se perdieron en el rodillo de varias Olivetti. ¡Quién los tuviera!

Toni Solano dijo...

Eduideas: Las sesquidécadas seguirán siendo escritas en el blog, su hábitat natural. Ello no impide que encuentren nuevos medios y salidas.
Mª José: Me considero poco letrado en música y gracias a estas lecturas fui aficionándome, aunque todavía me queda mucho por aprender :)
Joselu: Sólo he leído una novela de la serie Maqroll y me gustó bastante el tono, así que prometo seguir indagando. En cuanto al género tonisolaniano, espero que se halle algo por encima del pastiche o del folletín :)
Lu: Estas relecturas son algo más que reseñas, son viajes en el tiempo, trozos de memoria que toda lectura lleva pegados en los talones. Compartirlos es un ejercicio retórico, pero también una terapia de superación de cierta nostalgia.