21 octubre 2009

El tonto inglés


EL TONTO INGLÉS
(Drama en tres actos)


PERSONAJES:
Un TONTO
LISTO 1
LISTO 2

ACTO 1

(Entra un tonto en el centro comercial La brecha británica)

TONTO:
Buenas tardes tenga usted.
LISTO 1:
Buenas sean. ¿Qué desea?
TONTO:
Estropeose este tubo
del aspirador, ¡qué pena!
LISTO 1:
Veo que es en garantía;
llévelo usted sin problema,
no anda lejos el servicio
técnico, y allí no hay pena.
Mas, hombre, no vaya usted hoy
que es sábado y allí cierran

(Vase)

ACTO 2

(Servicio técnico, lunes por la tarde)


TONTO:
Buenas tardes tenga usted.
LISTO 2:
Buenas. ¿Viene con un tubo?
Sepa que el aspirador
que usted creía de lujo
es un cacharro mezquino
que funciona como el culo.
Varios me han traído ya
y garantías no hubo.
TONTO:
Asi, ¿me toca pagar?
LISTO 2:
Y serán casi mil duros.

(Vase desconsolado)

ACTO 3

(Martes por la tarde en La brecha británica)

TONTO:
Buenas tardes tenga usted.
LISTO 1:
(Aparte) Otra vez el persistente.
¿Qué le trae por aquí?
TONTO:
Ya de atención al cliente
vengo muy desesperado,
así que no me caliente...
La garantía lo dice:
"Dos años los componentes"
LISTO 1:
Pero este tubo es pïeza,
señor, y no componente.
Y sepa que las pïezas
se excluyen completamente.
TONTO:
Mas el tubo no es cepillo,
ni filtros; es diferente.
LISTO 1:
Olvídese, caballero.
No obró atinadamente
al elegir esta marca.
TONTO:
¡Si me la enseñó su gente!
LISTO 1:
Aquí en la factura veo
que lo compró en internete.
¡No somos la misma cosa!
No vendía yo tal ente.
TONTO:
Pero, ¿qué me dice usted?,
¡si lo veo allí enfrente!
LISTO1:
Para otros bobos lo guardo;
siempre pica algún cliente.
Retírese ahora un tanto
que se me espanta la gente.

(Vase el TONTO rumiando entre dientes)

TONTO:
Enseñaba yo a los críos
respetar mucho la letra
para tratar con las gentes
sin romperles la cabeza.
Mas ahora veo triste
que, aun sobre letra impresa,
hay quien discute y porfía,
y lo escrito se la pela.
Malas gentes comerciantes,
muy devotos de la empresa
pero poco fieles al cliente,
quien en la estacada dejan.
Y llámenme tonto inglés
puesto que aquí se demuestra
que bien extranjero soy
de aquesta mi propia lengua.


FIN
Pinchar en la imagen para ampliar

Los personajes y acciones que se cuentan en este drama están basados en hechos reales. Por si alguien quiere huir de situaciones similares, todo esto ocurrió en este comercio, y con un aspirador de esta marca.

ACTUALIZACIÓN 30/10/09:

Tras varios correos electrónicos, el departamento de gestión de calidad de di4 se ha hecho cargo del envío gratuito de esta pieza. También desde el departamento de atención al cliente de El Corte Inglés se han preocupado de llamar para tratar de solucionarlo. Quiero pensar que lo hubiesen solucionado sin necesidad de mis insistentes correos y de esta nota en el blog. Y como es de bien nacidos ser agradecidos, publico una nota aclarando todo esto en el mismo registro poético.

20 comentarios:

COCOLISO dijo...

Es curioso:
existe un comercio
cuyo lema es "yo no soy tonto"
que, cual buitre carroñero,
se cierne sobre el cliente ofreciendo lo barato como compra inteligente.
Compañeros, ciertamente yo me mondo
deste gremio tan rastrero
que da por vendida la piel
sin haber cazado el oso.

Carlota Bloom dijo...

¿Y ganas de hacerle un nudo
de corbata con el tubo
no te dieron?

Anónimo dijo...

Pruebe a ver que tal
en la oficina de consumidor municipal.

Iñaki Murua dijo...

:-))) ¡qué nivel de autor y lectores!

:-( la cruda realidad.

Joselu dijo...

Como ejercicio retórico recojo lo que dice la marca Diquatro sobre sus prestaciones y servicio técnico. Está en su página oficial. No se pierdan una línea:

Diquattro lleva más de 15 años innovando en la tecnología de la limpieza y el planchado a vapor, buscando siempre, la mejor solución para su hogar. Una empresa líder que dispone de una amplia red de asistencia técnica y un cualificado equipo humana que garantiza el mejor servicio al usuario.
Un proverbio de Emerson dice:
"El esplendor de la amistad no radica en una mano extendida, en la bondad de una sonrisa o en el placer de una compañía, sino en la inspiración del espíritu al descubrir que alguien cree en nosotros y está dispuesto a brindarnos su confianza".
En Di4 trabajamos con el objetivo de servir de la forma más eficaz a nuestros clientes, situando en sus negocios los productos más avanzados con el fin de ofrecer, al consumidor, la posibilidad de elegir lo más adecuado a sus necesidades.
Trabajamos para transmitir confianza en el producto, en la empresa, … en las personas. Nuestra experiencia nos permite una constante evolución en gama y servicios adaptando y ampliando nuestra oferta a las cambiantes tendencias de un mercado tan dinámico como el nuestro. Un equipo humano profesional, emprendedor y entusiasta es el mejor apoyo en todos los aspectos relacionados con la venta y posventa. En Di4 trabajamos para ganarnos la confianza de quienes saben elegir.

ELEGIR ES UN EJERCICIO DE LIBERTAD

Peke dijo...

(pensando) ¿No es aqueste que veo
uno de los mejores hechos que leo?
Anonadado me hallo,
no sólo por los hechos relatados
también por la moraleja del dictado.

Felicitaciones al autor,
pena por sus disgustos,
más como consuelo de todos,
tontos somos muchos.

Yolanda dijo...

Antonio, siento no tener tiempo para componer unos versos satíricos. Te lo diré en prosa: hace pocos años compré un ordenador HP en Media Markt y nada más estrenarlo vimos que fallaba el botón de expulsión de la disquetera. Fui un par de veces a pedir que la cambiaran, ya ves tú qué fácil, pero nones, que la garantía no cubría eso. La única solución que me daban era meter el ordenador completo en el embalaje original para que vinieran a recogerlo y mandarlo ¡a Francia! Endadada, no pagué el tercer y último plazo, pero no sirvió de nada. Entonces me dijo mi marido que pidiera la hoja de reclamaciones NORMALIZADA, la que va a Industria, y la chica del mostrador enseguida llamó al encargado, que por supuesto me aseguró que todo había sido un malentendido y que faltaría más, que llevara el ordenador y me lo solucionarían. El remedio fue hacer un volcado de datos en un aparato nuevo,sin coste ninguno, por supuesto. Ya veis, hay que ponerse borde para hacer valer tus derechos.
Esto cada vez es más normal, el servicio postventa es una mierda, te ponen mil pegas para cambiar o devolver algo, les resbala todo. Antes el señor Corte Inglés era modélico, ahora es como todos. Una vergüenza. Lo malo es que nos hartamos de reclamar y no nos solucionan nada, a lo sumo te mandan una carta justificándose y dando como solución que te cambies de médico, por ejemplo, o bobadas así. Eso sí, que se te ocurra dejar de pagar cualquier impuesto, ya verás cómo te persiguen. El IBI de una parcela ha subido de 115 euros en 2003 a 290 este año, ¡y no pasa ná! ¿Cuánto han subido nuestros sueldos? Mejor no pensarlo.
Un abrazo.

Yolanda dijo...

Antonio, siento no tener tiempo para componer unos versos satíricos. Te lo diré en prosa: hace pocos años compré un ordenador HP en Media Markt y nada más estrenarlo vimos que fallaba el botón de expulsión de la disquetera. Fui un par de veces a pedir que la cambiaran, ya ves tú qué fácil, pero nones, que la garantía no cubría eso. La única solución que me daban era meter el ordenador completo en el embalaje original para que vinieran a recogerlo y mandarlo ¡a Francia! Endadada, no pagué el tercer y último plazo, pero no sirvió de nada. Entonces me dijo mi marido que pidiera la hoja de reclamaciones NORMALIZADA, la que va a Industria, y la chica del mostrador enseguida llamó al encargado, que por supuesto me aseguró que todo había sido un malentendido y que faltaría más, que llevara el ordenador y me lo solucionarían. El remedio fue hacer un volcado de datos en un aparato nuevo,sin coste ninguno, por supuesto. Ya veis, hay que ponerse borde para hacer valer tus derechos.
Esto cada vez es más normal, el servicio postventa es una mierda, te ponen mil pegas para cambiar o devolver algo, les resbala todo. Antes el señor Corte Inglés era modélico, ahora es como todos. Una vergüenza. Lo malo es que nos hartamos de reclamar y no nos solucionan nada, a lo sumo te mandan una carta justificándose y dando como solución que te cambies de médico, por ejemplo, o bobadas así. Eso sí, que se te ocurra dejar de pagar cualquier impuesto, ya verás cómo te persiguen. El IBI de una parcela ha subido de 115 euros en 2003 a 290 este año, ¡y no pasa ná! ¿Cuánto han subido nuestros sueldos? Mejor no pensarlo.
Un abrazo.

Marcos Cadenato dijo...

"Pues no, no digo quatro; digo, jetas, digo ostias, digo vale...
Pues no, tampoco digo Corte; digo jetas, digo ostias, digo vale..."
, pensó el paciente inglés.
En fin, Toni, no les perdones porque sí saben lo que hacen y bien que lo saben...

Leonor Quintana dijo...

¿Será tal vez la razón
de que me sienta extranjera?

Cuido mucho muy lenguaje
y no tengo más que un traje!

Otros que vienen de fuera
engañan sin compasión!!!

Lu dijo...

No asiste la razón
a tan bellaco negocio
por más que sus agentes
defiendan su condición.

Caballeros, damas, mozos.
Nadie escapa a la tentación
de adquirir un producto
sin leer con atención.

Y aun leyendo ocurre
que la letra se escurre
y nadie acude
a proteger al comprador.

(Antonio, no tengas en cuenta la versificación. Es un timo como el de la venta de este producto.)

speedy dijo...

Antonio,
si el problema es
que es pieza y no componente,
como lingüista que es
haga una reclamación eficiente
y hágales ver
lo que la R.A.E.define,simplemente.

pieza.
(Del celta *pĕttĭa, pedazo).
1. f. Pedazo o parte de una cosa.
5. f. Cada una de las partes que suelen componer un artefacto.

componente.
(Del ant. part. act. de componer).
1. adj. Que compone o entra en la composición de un todo. U. t. c. s.

Perdón por la chapuza, pero estoy acostumbrada a las ñapas. Si a mi me pasa eso, después de protestar, le pongo cinta aislante a la pieza o al componente, porque hay ocasiones que no se puede aspirar a mas.
Siento lo que te ha pasado, pero aunque seamos tontos no se puede perder el humor.

María dijo...

Ja,ja,ja Antonio,

Lo que más me ha gustado, es tu capacidad de tomarte con humor y santa paciencia, lo que te ha ocurrido, por cierto mucho más habitual de lo que cabría esperar. Además del esfuerzo, de dramatizarlo, para nosotros. Por cierto que he visto que varios de tus comentaristas son tan artistas como tú.
además de felicitarte por tu buen hacer literario, tu humor y tu santa paciencia, sólo se me ocurre recomendarte, si te queda algo de ganas que curse una reclamación ante la oficina del consumidor.
Hacer, no es que hagan mucho, pero si se acumulan las quejas quizá le den un toque al fabricante y al portal de internet donde lo has adquirido.

Ha sido un placer.

Un abrazo, solidario ;-)

Antonio dijo...

A todos gracias por la atención
y los comentarios;
ya hice la hoja de reclamación,
sin afanes monetarios,
sólo movido por indignación.
Me llamó un secretario
por mi correo con atención;
pero dice el muy sectario
que no es culpa de ellos, maldición.

Así que aquí me veo,
aturdido,
entre la realidad y el deseo,
comprimido.
Quisiera mandarlos a paseo
de un chillido,
pero aguardo como verdadero
escondido,
la manera de tenerlos
a tiro,
que somos arrieros
y
nos
encontraremos
en
el
camino.

Miguel dijo...

Hay que ver cómo son estos comerciantes que hacen comercio de todos los clientes. Y es que a ello se dedican. Si no hubiera lugar a la trampa y al desfalco, ya ves que pasaría, que este comerciante bellaco, su sueldo no sacaría. Por eso yo me cuido y no fío de quienes dicen que no son tontos porque en verdad tienen a los clientes por tontos.

Un abrazo.

Pedro Villarrubia dijo...

Es este excelente texto,
con todos los condimentos:
hay engaño, hay picaresca,
y hasta cierta xenofobia…

Tan sólo a faltar yo echo
el otro cuarto elemento:
esa empresa italianesca
que inventó una aspiradora…

La pintó de colorines,
y vendió como ecológica,
sin que cumpliera sus fines.

La garantía con lógica
de piezas y componentes,
me suena muy estrambótica.

...........................

Más parece, amigo Antonio,
que juegan con las palabras
y con vuestro patrimonio,
usando mil artimañas.

Es fácil soltar demonios
al releer esta entrada,
e incluso sentirse tonto
con la factura pagada.

No es muestra de inteligencia
la ajena astucia y engaño,
sino de mala conciencia.

Terminan haciendo daño
por su gran incompetencia.
No lo olvide usted este año.

...........................

(Dicho esto, aparte la pertinaz incompetencia y burocracia de nuestros servicios de atención al consumidor, yo enviaría copia y enlace al post a la propia empresa fabricante. En otro contexto menos creativo, a mí me sucedió con una nevera que aún funciona).

En todo caso, Toni, enhorabuena por tu post.
A veces, de la basura nace una flor.

Eduardo Larequi dijo...

Genial el caso, la entrada-juguete cómico y los comentarios en prosa y en verso.

Cuando ocurren estas cosas, dan ganas de poner en práctica aquella copla andaluza que citaba Borges en su ensayo Arte de injuriar:

Veinticinco palillos
tiene una silla,
¿Quieres que te la rompa
En las costillas?

Antonio dijo...

Demuestran los comentaristas
ser todos grandes artistas.

A todos ellos gracias mil,
por dejarse caer por aquí.

Julen Adrián dijo...

Yo soy nuevo en esta plaza,
me río mucho y no pago,
divertimento barato.
Entre risa y carcajada,
pienso que quizás, acaso,
una obra tan lograda,
una coña tan salada
de este blogero tan majo,
siempre con fuente citada,
pueda ser utilizada
para currar en el tajo.

Trabajo allende los mares,
en Marruecos, de asesor.
y, con tu autorización,
quiero llevarla a las clases.

Antonio dijo...

Señor Julen, desde más allá de Gibraltar,
puede usted hacer suyo este drama.
Mas piense que algún alumno le reclama
que esto le incita a mal versificar.