24 octubre 2008

Pasarse de listos

El miércoles emitieron en TV3 un documental sobre superdotados. A pesar del tono desenfadado y de su brevedad, quedaron bastante claras algunas cuestiones que afectan a ese 2% de la población que se sitúa al este de la campana de Gauss (vid. infra) y que resumo brevemente:
  • Sólo se identifica a una proporción mínima de los superdotados y, generalmente, cuando ya es tarde para ayudarlos en su formación.
  • Ser superdotado no supone ninguna ventaja social ni emocional respecto al resto de la población.
  • El superdotado es diferente, pero su capacidad no lo hace ni más feliz ni más desgraciado que cualquier otra persona.
  • La convivencia con un superdotado suele ser, en ocasiones, bastante compleja.
Del intrincado laberinto de la superdotación (en el que no faltan arribistas como en cualquier otro ámbito), me interesa especialmente la atención de los superdotados en el ámbito educativo. Dice la LOE en el Título II, Capítulo I:
ALUMNADO CON ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES

Artículo 76. Ámbito.

Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades. Asimismo, les corresponde adoptar planes de actuación adecuados a dichas necesidades.

Artículo 77. Escolarización.

El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autónomas, establecerá las normas para flexibilizar la duración de cada una de las etapas del sistema educativo para los alumnos con altas capacidades intelectuales, con independencia de su edad.
Si hacemos caso de las estadísticas, hay un 2% de alumnos superdotados en nuestras aulas. Eso quiere decir que por cada dos grupos de 25 alumnos/as debería haber un/a superdotado/a. Y eso significa también que, en la mayoría de casos, por cada Adaptación Curricular Significativa (ACIS) que se formaliza por problemas de limitación intelectiva, debería realizarse otra por superación de los estándares. Como esto no es así, lo que suele ocurrir es que aquellos alumnos superdotados que se aburren en clase desde muy temprano (ya en Primaria) acaban desconectando y se ven abocados al fracaso escolar. Muchos, además, intentan pasar desapercibidos para no generar rechazo del grupo, de modo que es aún más difícil detectarlos. Curiosamente, las chicas son las que más empeño ponen en disimular sus capacidades.
Lo peor de todo ello es que casi ningún docente está preparado para detectar alumnos superdotados y, mucho menos para realizar adaptaciones curriculares a su medida. Y aunque lo hiciese, es complicadísimo conseguir una mejora real para el alumno, pues no siempre es recomendable la aceleración (pasar al curso siguiente). En la mayoría de casos, todo se reduce a comentarios en las evaluaciones: "Es tan listo/a como vago", "si quisiera, podría ser el primero de la clase", etc.; para algunos de ellos ese querer es no poder.
He preparado una página con algunos enlaces para quien quiera ampliar información. En ella, os recomiendo que veáis el documental Al este de la campana de Gauss, porque muestra los problemas a los que se enfrentan algunos niños con superdotación y que reclaman la misma atención que pueden tener quienes están al otro lado de la campana y ya reciben asistencia. También podéis visitar la página de Mensa, una asociación internacional que funciona como red social y punto de encuentro de superdotados.

Más información:
Superdotación

Crédito de la imagen: http://www.flickr.com/photos/98067196@N00/124243332

14 comentarios:

Cristinaa dijo...

Hola!
Paso por primera vez por aquí, pero me ha llamado atención la foto... esas faltas no las verás en los exámenes no? mis ojoss!
Bueno, sobre lo de los superdotados si es verdad... casi nunca se sabe cuando alguien es superdotado, y cuando lo es casi nunca pueden hacer nada.
Hay uno en mi clase al que no han pasado de curso y está en clase siempre riendo y en su casa no hace nada, pero saca siempre 9 o 10 en los exámenes!!

En fin... un saludo!

Cristina

Yolanda dijo...

Buenas!A mí también me ha llamado la atención la foto, pero veo a diario faltas de ese calibre y más. En el último examen una alumna puso "halmuada" y se quedó tan tranquila. Muchos pusieron "pais basco", "heusquera" y otras burradas. Están al principio de 5º de Primaria y cuando acaben 6º estarán mucho mejor, pero me va a costar lo mío, como con todas las promociones. Y es que a la pobre ortografía no le faltan detractores y enemigos, qué le vamos a hacer. Los que amamos la lengua y sus producciones sufrimos con estos ataques, pero seguimos en la brecha y no tiramos la toalla.
He llegado hasta aquí por la recomendación de Joselu, cuyo blog Profesor en la Secundaria es mi favorito. Su dirección es http://olahjl2.blogspot.com
Yo también he abierto hace poco el mío, soy por tanto novata en estas lides. Mi dirección es: www.unamaestrafeliz.blogspot.com
Hablo de todo un poco, sobre todo de mi trabajo, cine, libros, la vida en general... Daos una vuelta a ver si os gusta.
Yo tuve un alumno superdotado hace unos años y me las hizo pasar de a kilo. Tenía problemas de adaptación, los padres estaban en proceso de separación, era muy vago... Con deciros que con 154 de CI en Lengua llegó a suspender esta asignatura en 2º de ESO... Era muy especial y tuve problemas por todas partes para aprobarle incluso, pues, para asombro mío, la psicóloga legó a decirme que le hiciera repetir, ¡y le habían pasado de 1º a 3º por sus capacidades! Me negué, claro, porque tampoco me dejaban hacerle una adaptación curricular. La hice de tapadillo, para ayudarle. Estos casos están muy mal tratados en los centros, empezando por la ley.
Este año tengo otro caso, pero es totalmente diferente. Es un encanto, callado, trabajador, educado... La madre no quiere que se le trate de un modo especial, colabora mucho con nosotros. Como casi siempre, la clave está en la familia.
Encantada de pasar por aquí, nos veremos a menudo. Un saludo.

josri dijo...

Tots hem tingut algun alumne/a amb altes capacitats. Necessiten un tractament especial, com els de baixes. T'ho passes bé amb les seues respostes, i també preguntes, molt més creatives que les de la majoria de l'alumnat.
Se'ls ha d'atendre el millor possible perquè sinó s'avorreixen fàcilment i a més causen conflictes.
Però, us ha passat que quan poses alguna activitat d'ampliació pensant en ells, tots diuen: "Eixa no l'hem de fer, eh"?

Antonio dijo...

Cristina: Gracias por tu comentario; no son habituales los comentarios de alumnos en los blogs de profesores y se agradece tu muestra de madurez. En cuanto a las faltas de la imagen, te puedo asegurar que son bastante frecuentes.
Yolanda: La (mala) ortografía es un dolor continuo para la vista, pero es un mal menor comparado con la falta de vocabulario o la incapacidad de controlar mínimamente los registros cotidianos. El blog de Joselu lo sigo a diario desde hace años y me continúa sorprendiendo su frescura. Y las adaptaciones a superdotados, está claro que hay que hacerlas casi a hurtadillas si no quieres tener problemas con el establishment.
Josri: Cuando los superdotados "conflictivos" llegan a la secundaria hay poco margen de actuación, porque se han convertido en objetores desconfiados de los profesores. Muchos han sido sancionados por decir que el profesor se equivoca y mantenerlo porque lo creen justo (y además puede que lo sea). En esos casos, ofrecerles faena es como tenderles una trampa, y suelen rechazarlo.

Lu dijo...

El tema de la superdotación es bastante complejo. No existe la superdotación a secas, hay superdotados en distintos ámbitos (académico-matemático, académico-lingüístico, social, musical, deportivo...) Lo sé de primera mano, porque lo vivo a diario en casa (y no en mi persona, claro).
Tal y como está montada la escuela no tiene respuestas para estos casos, lo cual es lamentable. Que la LOE recoja en un artículo la necesidad de atender estos casos no soluciona la nula preparación que tenemos para detectarlos.
Yo he visto como a un niño de memoria prodigiosa se le ponía mirando a la pared un mapamundi, "para que se entretenga aprendiéndose los países". A los dos días, el niño se sabía hasta los ríos y las mesetas, pero la maestra ni se lo imaginaba.

Haces bien en recomendar Mensa. La asociación ofrece asesoramiento a las familias.

Juliiiii dijo...

Muy interesante la entrada en un tema muy complejo que está muy mal tratado. Para variar, nuestro sistema educativo tiene unos cauces muy limitados para diagnosticiar y para tratar estos casos, pero con información como la que tú propones al menos encuentras algún asidero, así que muchas gracias.

Cristinaa dijo...

Hola!
¿Faltas así os las soléis encontrar? Puff, difícil debe ser verlas...
Y sí, es raro que una alumna firme a profesores, ¡pero parece que todos los blogs que me llaman la atención son vuestros!
Seguiré pasándome por aquí

Pdt: me suena tu cara, pero no creo que te haya visto nunca...

Cristina

marcos c dijo...

Conozco el tema muy ligeramente: jamás he detectado un caso de superdotación, pero, como dices, puedo haberlo tenido y no haberme dado cuenta. El profesor medio no está preparado. Muy interesante el material y los documentos que nos ofreces. Muchas gracias.

Miguel dijo...

Muy loable el trabajo que has hecho en mostrar tanta información sobre el asunto de los/as niños/as superdotados/as. Un tema que en nuestros centros se pasa de corrida y como quien no hace la cosa. Hace falta una toma de conciencia por parte de todos para tratar convenientemente este asunto.

Joselu dijo...

He consultado tu wiki y he leído algunos artículos en él sobre sobredotación y a diferencia de Marcos sí que en mi carrera he detectado casos que no se explican sin esa circunstancia. Normalmente son alumnos que se pierden, que fracasan, porque fundamentalmente se aburren en clase, no son constantes. No tienen estímulos que les alienten y nosotros no estamos preparados para conocer su situación. Muchas veces carecen de hábitos escolares y suelen ser conflictivos porque tienden a ser individualistas y amantes de su libertad. Es terrible pensar que en un aula has de ofrecer atención a alumnos conductuales, a alumnos con graves problemas de aprendizaje, a alumnos inmigrantes que apenas saben unas palabras del idioma, a alumnos con falta de hábitos por pertenecer a familias desestructuradas, a alumnos medios, y también a alumnos con sobredotación que existen aunque sean pocos. Realmente la escuela es un espacio complejo.

Antonio dijo...

Lu: es preocupante saber que muchos, por ignorancia, piensen que hay que ayudar a los que no llegan y castigar a los que se pasan, con la falsa idea de que el problema de los primeros es innato y el de los segundos producto de la soberbia.
Julii: todos podemos acceder a miles de páginas con informaciones diversas; el problema es no tener recursos ni tiempo para hacer óptimo nuestro trabajo.
Cristina: siempre serás bienvenida por aquí. Y lo de las faltas, ya lo contaré en otra ocasión...
Marcos: como todos nosotros, seguro que has tenido alguno al alcance, y se te habrá escapado...
Miguel: hace tiempo que desisto de defender este asunto en las sesiones de evaluación, porque acaban tomándote por misionero (y con lo de las TIC sólo me falta eso...), así que hablo poco y actúo cuando puedo, y que cada cual se conciencie a su manera.
Joselu: No puedo entender a quienes la docencia les parece un trabajo monótono y aburrido; intento cada día avanzar para ser mejor profesor, pero soy consciente de que, por un lado u otro, se me están escapando oportunidades para educar y formar adecuadamente. Sólo me consuela recordar mi triste condición de ser humano...

algundiaenalgunaparte dijo...

Excelente y muy interesante esta entrada. Leeré con detenimiento toda la información que has puesto a nuestra disposición.

Saludos,

Un profe cualquiera... dijo...

Hola, Antonio, acabo de descubrir tu blog. En el último post (y tercero de un blog recién creado) hablo de un niño superdotado y Joselu me ha recomendado que me acercara por aquí. Creo que lo haré con asiduidad. En próximos días quiero hablar de un alumno con superdotación y que tenemos en el programa de diversificación, qué te parece? Así son las cosas a veces.
Un saludo

yotambiensoyprofesor.blogspot.com

SolAR dijo...

Superdotados ha habido siempre y los seguirá habiendo.
En mi caso concreto hicieron un test en el colegio cuando era pequeña, pero yo no lo quería hacer ya que en casa las diferencias existentes entre mis hermanos y yo se verían más acusadas, aún así y de empezar 5' tarde el test dio resultados altos. (Nunca ha habido buen ambiente en mi casa, digamos que es una familia herida).
Eso, no evitó que siguiese teniendo problemas siempre, pues repetí 2º Bachillerato y siempre me quedaba Lengua (:)). Y porque no, en realidad siempre he tenido problemas de adaptación, como muy bien se ha dicho aquí, en mi caso ha sido siempre la familia. El problema de adaptación lo suplo quedándome en casa (llevo haciéndolo desde los 12 años) los fines de semana sin salir, es mi guarida.

Hace unos años detecté a una chica en el verano dándole clases de informática, me recordó tanto mis ganas de aprender las cosas que a uno le gustan y retenerlas al vuelo, que le dije a su padre que era muy inteligente, demasiado, supongo que eso le preocupó pues hizo que la evaluasen y al cabo de una semana vino a verme y me dijo que el test dio 135, sin embargo ningún profesor suyo le había dicho nada a su padre. Y ella nada más estuvo conmigo 15 días.

Ahora, me alegro por ella, sabe de sus capacidades y está en París estudiando.

¡Algo falla!.

Saludos a todos.