08 mayo 2008

Primates

Me perdí en los senderos inextricables de la Administración pública hace años. Trabajé en una empresa pública que me amenazaba continuamente con reducirme (de plantilla) hasta que decidí irme, momento en el que tuve que pelearme para que me dejasen marchar. Mientras trabajaba en esa empresa pública me prohibieron dedicarme a la enseñanza pública por incompatibilidad; ahora que exijo aquella antigüedad, me niegan que fuese empleado público.
En las oposiciones nunca me reconocieron los cursos de doctorado ni la suficiencia investigadora (en el área de lengua y literatura, claro), a los que dediqué dos años de investigación exhaustiva; a cambio me aceptaban los diplomas de cursos en los que había soportado aburridas sesiones de Power Point sobre temas que no quiero ni recordar. Ahora que no lo necesito, han modificado los baremos de las oposiciones y admiten la suficiencia investigadora; a cambio, eliminan los puntos por premios extraordinarios de licenciatura: Se supone que ser el mejor de tu promoción no tiene mucho interés de cara a ejercer de profesor (al menos no tanto como un curso de risoterapia impartido por la Fsfshus de sfasiglm y gfsdaafk, centro acreditado de Formación del Profesorado).
Visto todo lo anterior y contrastado con lo que le ha ocurrido a Lourdes Domenech y Ana Romeo, artífices de Materiales de Lengua, no cabe duda de que infinitos monos escribiendo al azar en una máquina de escribir no sólo acabarían redactando el Quijote, sino que, incluso, mejorarían ampliamente algunas disposiciones administrativas (aunque tal vez éstas sean ya producto de un número inferior de primates).
Crédito de la imagen: www.flickr.com/photos/32563803@N00/2219947571
ACTUALIZACIÓN 10/05/08:
Si os apetece, podéis participar en el grupo de trabajo que se ha montado en Internet en el aula:

12 comentarios:

Joselu dijo...

Que no, que los innovadores, los creativos, los cronopios no son del agrado de la administración. Hay muchos famas trepando que lo saben hacer mucho mejor, son especialistas... Lamento lo de Lourdes, pero es que las cosas son así. No obstante, ánimo, amigos. Un cordial saludo.

Lu dijo...

Uf, menuda asociación. Hablando de la Administración y aparecen los mo... Confío en la infinita improbabilidad de que alguno de los aludidos asome por este blog.

Me has sacado una sonrisa.

Marcos Cadenato dijo...

... cualquier libro no sé si serían capaces de escribir, pero muchas de las leyes, decretos y normas con las que nos obsequian nuestros p... no me cabe la menor duda de que sí. A las pruebas me remito... :)

desequilibros dijo...

Andrew Keen sostenía que «Si equipamos a un número infinito de internautas con un número infinito de ordenadores sólo crearemos una masa infinita de mediocridad»....

¿Qué no podrán conseguir un número infinito de leguleyos (en su acepción 2 del RAE)?

Un saludo y ánimo.

gemma dijo...

El trabajo, el esfuerzo de verdad, sigue sin estar reconocido en la Administración, y en general, en esta sociedad. Por ahí debería comenzar la "actualización" de nuestras administraciones públicas.

Eduardo Larequi dijo...

Hagamos algo, Antonio, y hagámoslo ya. Algo más que lamentarnos y lamernos las heridas. Como acabo de decirle a Lu en un comentario, yo me presento voluntario para lo que sea menester.

Ivonne R dijo...

He estado leyendo tu blog y me parece interesante, hay varias ideas que pienso poner en práctica...la de 6 palabras 6 es fenomenal. Es increible lo que está sucediendo con los blogs y lo que se puede sacar de ellos. Soy de México y las circunstancias en mi ciudad son desalentadoras, pero aún asi tratamos de mantener la esperanza en que poco a poco se puede cambiar algo mínimo a través de la educación y la literatura. Enhorabuena!!

Toni Solano dijo...

Gracias, de nuevo, a todos los comentaristas, en especial a quienes se animan por primera vez a dejar aquí unas palabras.
Mi actitud ante estas incongruencias administrativas suele ser la resignación (siempre después de reclamar por escrito lo que creo justo, que viene a ser como clamar en el desierto).
De todas formas, si se me ocurre algo como lo que apunta Eduardo, estoy dispuesto a participar en ello.

eduideas dijo...

Gracias por la invitación a la red de Ning. Creo, sin embargo, que ya estamos muy unidos vía blog, creo que lo útil sería
1) abrir un documento colaborativo para redactar la petición (el post de Eduardo puede ser el inicio)
2 ) recoger firmas para presentar ante todas las consejerías pidiendo el cambio de los baremos (no sólo el reconocimiento de los méritos digitales, hay más cosas que van unidas)
3 ) difundir en nuestros posts lo que vamos haciendo para recoger apoyos

eclectico dijo...

Un granito de arena, por lo menos para intentar dar difusión.

http://meneame.net/story/administracion-considera-trabajo-red-no-da-meritos-academicos

M.C.F. dijo...

Por Dios...

Cómo está el patio...y la terraza sin barrer que decía mi madre...!

Sinceramente, no te creas que es algo solo de allá. Aquí en mi departamento se conceden becas de un año para no hacer nada (no enseñar, etc...) por enchufismo, pero lo disfrazan de competitividad...y te lo justifican con dos mentiras que tanto tú como el interlocutor saben que son mentiras...

El mundo acádemico es una caja de bombones, nunca sabes cuando te saldrá el más amargo..

PS. Yo recién acabé la suficiencia investigadora el año pasado (defendí por videoconferencia...aunque no me lo convaliden, el comité pareció pasarlo pipa porque era la primera videoconferencia que hacían!)...

Abrazos calurosos

wraitlito dijo...

En realidad, por lo que recuerdo de M. Ende, era un mono el líder de infinitos humanos escribiendo al azar;)
Saludos, Panta.