16 julio 2015

Novadors 2015: un año después, 20 años después


El pasado 3 de julio participé en las XII Jornadas Novadors 2015 que se celebraron en Vinaròs. Curiosamente, en Vinaròs empezó mi docencia en la Escuela Pública, con una sustitución de apenas un par de meses en un instituto difícil, de esos en los que te dan una lista de alumnos que parece una crónica de bandoleros, y en el que comprendí que, a pesar de los pesares -o quizá gracias a ellos-, ser docente era mi oficio. 
No resulta fácil resumir en breves líneas lo mucho y bueno que se aprende y se comparte en acontecimientos que reúnen a profesionales comprometidos con una escuela de calidad. Solo en la jornada del viernes pude charlar con gente a la que admiro como Boris Mir, Sergi del Moral, Carlos Páez, Jordi Jubany, Ramón Barlam, Frank Sabaté, Francesc Nadal, Vanesa Marín, Isabel RuizGuida Al·lès, José Luis Castillo, Ernest Prats, Isabel Ferrer, Jordi Martí, Fernando García Páez, Óscar Boluda y muchos más, por no hablar de mis compañeros de Novadors, Juanfra Álvarez, Francesc Llorens, Jaume Olmos, Salva BarrientosJosep Lluís Ruiz, Merche FusterPedro MiguelSergio Mestre, Linda Castañeda, Manel CansecoAna Ovando, Dani Pastor, Xavi Pascual, Alfredo Juan... También viví algunos reencuentros felices con María Montero, Lluís Tomàs, Vicente Ros, Josep Lluís SeguraPilar Ferrer, Gloria RossiBeatriz Lores, Xesco Guillem, Nati Pérez, Esther CarcelénIsabel González, Alfonso Mezquita, Lu Palacios, Alejandro Folch y muchos otros amigos de anteriores jornadas. 
En esta ocasión, tuve el placer de presentar el taller de ABP de Carlos Páez, que proponía cocinar cooperativamente un esbozo de proyecto que preparaban los participantes en tres fases. Podéis ver aquí el vídeo y el padlet donde se recogieron esas recetas. Posteriormente comenzó la sesión de Pechakuchas, con un nivel muy alto de ponentes, lo que demuestra que la pechakucha se está convirtiendo en un modelo ideal para contar proyectos. En mi caso, hablé del proyecto "20 años después", que ya he reseñado en el blog, y que ha sido fuente de alegría y satisfacción personal y compartida con socios y simpatizantes: Vanesa Marín, José Manuel Coca, Dolores Ojeda, Jaume Sans, Mª José Chordá, Jorge Gálvez y Merche Jiménez. En la pechakucha, regreso a mis anteriores Jornadas Novadors 2014, en las que propuse como juego de ciencia-ficción viajar en el tiempo:

Si os interesa ver todas las pechakuchas y el resto de ponencias y talleres, nuestro compañero Xavi Pascual ha recopilado todos los enlaces en su blog: #Novadors15: materiales y links.
De este modo, entre bromas y veras, se pasaron las jornadas, dejando detrás un montón de anécdotas y buenos recuerdos. Si he de quedarme con algo, que sea con la ilusión que se vive entre bastidores, con las buenas vibraciones que desprenden todos esos amigos dispuestos a hablar de lo que nos gusta y de lo que nos preocupa, aunque sea en julio, aunque sea sin otra recompensa que ese soñar con una Escuela mejor. Hasta el próximo Novadors 2016.

5 comentarios:

Carlos Páez dijo...

El placer fue mío Toni, un lujo tenerte como Cicerón en mi experiencia Novadors.

Carlos Páez dijo...

El placer fue mío Toni, un lujo tenerte como Cicerón en mi experiencia Novadors.

mjchorda dijo...

Manejaste ese bucle temporal a la perfección, se cumplieron tus profecías y ahora sabes que los sueños también se cumplen... ¿qué más se puede pedir? a seguir soñando proyectos y larga vida al #20añosdespués. Un gustazo acompañaros en ese viaje temporal :)

Alberto G. dijo...

Como siempre, original y reinventándote cada vez. Una pena no haber participado también, pero todo se andará. No me quiero morir participar en un proyecto contigo.
Un abrazo enorme y feliz verano.

Toni Solano dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Nos vemos, si puede ser, en otra edición ;)