02 febrero 2013

Vuelven los 60


Tengo abandonados a mis grupos de 2º de ESO en las notas de este blog, a pesar de que suelen ser protagonistas habituales de muchas de las actividades que más alegría generan. Son grupos bulliciosos y con perfiles difíciles, en los que trabajo con mi compañera de departamento, Elena Cervero, la docencia compartida desde hace varios años. Por segundo año consecutivo, en estos grupos desarrollamos actividades ligadas al Plan Lector de centro que, con loables y contadas excepciones, sigue siendo un proyecto que pocos docentes asumen como propio, necesario y útil, incluso recordando que se trata de una exigencia legal. En este sentido, la revista de centro funcionaba como un elemento integrador que daba sentido a actividades interdisciplinares. Los recortes de personal y la ampliación de la dedicación horaria dejan muy poco tiempo para actualizar el blog y la web de la revista y mucho menos para dinamizar la redacción de artículos. No obstante, seguimos con el proyecto de la revista Riu Sec aunque sea bajo mínimos. 
En este curso, con motivo de los 50 años del primer disco de los Beatles, hemos tomado como hilo conductor los años sesenta. Como en el primer trimestre trabajamos a fondo el texto expositivo, vimos ese pequeño documental -que encabeza esta nota- sobre la moda de los sesenta y luego les propusimos la elaboración de un trabajo sobre diversos aspectos de los sesenta. Este texto se elabora en el aula y en la biblioteca, tutelando tanto la escritura como la búsqueda de información, lo que nos lleva unas cuatro o cinco sesiones. Tanto los borradores como el texto final en limpio se pegan en la libreta (en algunos casos se animan a entregarlo en formato digital). El trabajo culmina con la elaboración de presentaciones, realizadas en un par de sesiones en el aula de informática. No todos los alumnos llegan a esta fase final; el absentismo frecuente o el 'olvido' del material son inconvenientes insalvables.
Con estos proyectos constatamos las severas carencias que tiene el alumnado del primer ciclo de ESO (y niveles más altos) para planificar, seleccionar, organizar y presentar información. Incluso aquellos que 'tienen buenas notas' reconocen que ante este tipo de trabajos suelen ir a la wikipedia y copiar sin más lo que se les pide. En nuestro caso, la conclusión debía incluir una reflexión acerca de lo que habían aprendido: la tendencia general es pensar en términos de contenidos, es decir, qué han aprendido sobre los sesenta; pocos son capaces de alzarse al marco de los procedimientos y reconocer que han aprendido a buscar, sintetizar y exponer sus conocimientos.
Podéis ver las presentaciones de los alumnos en el blog de 2º ESO. También tenéis a vuestra disposición la ficha de la actividad (y la del año pasado sobre las bibliotecas).

15 comentarios:

Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

Hola,
Un trabajo estupendo. Les he dejado un comentario a tus alumnos. Los míos también están trabajando el texto expositivo y pronto podremos compartirlo con todos.
Un saludo,
Maru

Virginia dijo...

Me ha encantado el trabajo, ya que en los textos expositivos se suelen elegir temas más clásicos (animales, deportes...).

Es cierto que los alumnos tienen serias dificultades para buscar y seleccionar la información que circula por Internet y que solo recurren a la dichosa Wikipedia. Este es uno de nuestros retos, difícil, por cierto, pero este tipo de trabajos les obliga a ser más críticos y a desarrollar todas las subcompetencias lingüísticas.

Enhorabuena y un saludo.

mjchorda dijo...

Buena manera de llevar a término el Plan Lector, como se observa en las presentaciones han aprendido mucho de esa época que les es tan ajena. Por cierto en el centro en el que estoy este año el Plan Lector es invisible, con la falta que hace :(

Lu dijo...

Toni, leer una información, contrastarla con varias fuentes y procesarla en un texto nuevo es una tarea difícil, pero cuantas más veces planteemos a los alumnos estas tareas, mejor.

Correr una maratón requiere muchos entrenamientos.

Ah, me parece elogioso que, a pesar de todo, la revista siga adelante. Ánimos.

Joselu dijo...

¿Qué tendrán los años sesenta, los prodigiosos años sesenta, que nos siguen inspirando? No sé si a ellos. Hay quienes dicen que buena parte de la cultura de los mass media que vivimos procede de aquellos años de reivindicación de la libertad sin límites; otros hacen venir muchos de nuestros males de aquella década en la que se impuso prohibido prohibir y se cuestionó todo tipo de autoridad, lo que ha tomado forma vehemente en la realidad de nuestro tiempo que pretende volver atrás de aquellos incontenibles años sesenta. En todo caso, en ellos, por lo que recuerdo yo, aunque era pequeño, era una especie de fiebre colectiva, de euforia compartida, a través de la música y las ideas que pugnaban por ser liberadoras y luchar contra la cerrazón de la cultura anterior.

Es difícil que estos muchachos puedan comprender lo que significó como espíritu aquel tiempo, y es difícil que puedan salir del corta y pega que ha impuesto nuestra época para la realización de trabajos en una suerte de incapacidad expresiva y conceptual abrumadora. Ya nos contarás. Si yo hiciera algo semejante, me temo que me toparía con las dos murallas que he citado: la incapacidad de acercarse a aquel tiempo por razones obvias y la incapacidad de salir del copiaje sin reflexión.
En todo caso, en alguna clase de segundo de bachillerato me pasé toda la hora trayéndoles música en Youtube de los años sesenta (desde la española, a la más rabiosa de Jimmy Hendrix, Bob Dyllan, Rollings, Beatles, Janis Joplin ...) y desde luego no sintieron la más mínima sintonía sentimental con aquel tiempo ni su música a los que sentían muy lejanos en espíritu y en forma.

Miguel dijo...

Para mis alumnos los sesenta huelen a historia. Y la historia no les gusta. Prefieren el presente.
Pero con motivo de los cincuenta años de la publicación del primer single de los Beatles, hemos decidido poner en la música que señala los cambios de clase, a los de Liverpool. Y me he dado cuenta que la música de los Beatles la conocen y les gusta. Pero, poco más. El resto es naftalina pura.

Un abrazo.

Alberto G. (@albertogp123) dijo...

Los trabajos presentan una estupenda visión de conjunto de los años 60.
Por otra parte planteas dos cuestiones que yo no sé bien cómo resolver: por una parte, la búsqueda, pero sobre todo la selección de la información se les hace a los chicos algo muy difícil. Yo he optado por recurrir a líneas del tiempo para tratar los diferentes períodos artísticos y lo estamos haciendo en clase. Aunque partes de la Wikipedia, he conseguido que acudan a otras páginas para completar la información (algo es algo).
Por otra parte, la cuestión de la organización y presentación de los trabajos en su tiempo y forma es aún más difícil. Siempre tengo que ampliar los plazos y es algo que no sé si hago bien: sirve para que acaben los trabajos una amplia mayoría, pero en detrimento de educar en responsabilidad.
Bueno, lo dejo en el aire, a ver qué me aconsejáis.
Un saludo, Toni.

Toni Solano dijo...

Maru: Gracias por dejarles el comentario. No es normal que mencionen en clase sus visitas al blog de aula, pero siempre hay varios que lo siguen casi a hurtadillas :)
Virginia: Normalmente elegimos temas que les resultan cercanos y que están relacionados con la actualidad. En este caso podían preguntar en las familias porque siempre hay alguno de aquella época.
Mª José: Los planes lectores son invisibles en la mayoría de centros y casi mejor que lo sean si la alternativa es sobrecargar a los alumnos con un libro de lectura por asignatura y trimestre. Creo que tendremos que realizar planes lectores para docentes a ver si así nos enteramos para qué sirve :)
Lu: Es una labor difícil, agotadora y deprimente en muchos casos, porque compruebas que para un profesor es más sencillo dar por válido un trabajo fusilado de internet que montar en el aula toda la parafernalia de escritura y búsqueda de información. Al final vale la pena, pero te dejas los nervios en el intento.
Joselu: Resulta curioso que muchos identificaban a figuras del rock o incluso Kennedy o Fidel Castro, pero desconocían las condiciones en las que vivía la gente normal en la España de esos años. Ha sido también un viaje sentimental.
Miguel: Nosotros vamos a preparar algunos eventos en la biblioteca, y desde distintas asignaturas echan una mano: descubrimientos científicos, informáticos, publicidad, tribus urbanas... por eso decía que el vehículo ideal para el plan lector es la revista de centro, que permite dar unidad junto con la biblioteca a ese despliegue.
Alberto: A nosotros siempre se nos van los plazos dos o tres sesiones más allá de las programadas. Creo que es inevitable y sano cuando sirve para que un grupo amplio acabe la tarea en condiciones. Sin embargo, hemos desistido de que lo acaben todos porque nuestro alumnado tiende al absentismo, a olvidarse de traer la información, el pendrive, etc. Mantener el proyecto sería lastrar innecesariamente a la mayoría. Eso creo.

Silvia Gongo dijo...

Me gusta mucho el tema que habéis elegido, es llamativo y suficientemente amplio, y pone en contacto a los alumnos con otras generaciones.
La búsqueda y selección de información es complicada (¡también para nosotros!), por eso es importante que les guiemos en el proceso, que les enseñemos. Paciencia, mucha paciencia.
(Una nota: yo también sufría esos olvidos de pendrive. Este curso he decidido que lo hagan todo en Google Docs, y el problema se ha resuelto).

Toni Solano dijo...

Silvia: Gracias por comentar. Es verdad que los 60 tienen su gracia y al final han resultado más divertidos que los temas que se proponen en los libros. En cuanto al uso de Google docs, en 2º de ESO nos resulta imposible porque no somos Escuela 2.0 y no tenemos dotación en el aula. En niveles superiores sí que uso Drive porque son más autónomos y porque la visita al aula de informática no se convierte en una lucha contra los elementos. Saludos.

Enrique Gallud Jardiel dijo...

Me alegra ver que sigues por aquí. Yo vuelvo a escribir después de mucho tiempo. Un abrazo.

Toni Solano dijo...

Enrique: Me alegro de que vuelvas con tus textos a la red. Será un placer visitarte :)

Carlota Bloom dijo...

Estoy contigo en que estas tareas nos "alteran" porque es laborioso guiar al alumnado en las mismas. Aún así, yo también me niego a facilitar tareas "corta y pega": para eso, ni me molesto. No queda más que insistir. A mí el tema me parece estupendo, es evidente que a buena parte de nuestros alumnos les mueven otras cosas, pero es necesario crear posibilidades que les lleven a conocer y a enfrentarse con otras realidades ajenas a las suyas. Me planteo también dudas como Alberto, pero eso ya es otro cantar. A mí tampoco me suelen cuadrar los plazos...

marimarpego dijo...

Que buena pinta tiene. Felicidades.

marimarpego dijo...

Qué buena pinta tiene el trabajo. Hay que seguir con este tipo de proyectos porque los alumnos se acordarán de ellos, de lo que hicieron.