08 julio 2012

Y sin embargo, nos movemos


La semana pasada fue una semana intensa. El claustro del lunes desveló que no sabíamos nada de nuestro futuro, que todo está en el aire, horas de refuerzo, número de profesores, programas de atención a la diversidad... una maravilla de organización para fomentar que el profesorado prepare sus materiales para el curso que viene. Y es que somos muchos los que de verdad aprovechamos el mes de julio para actualizarnos, que no todo es reivindicar con una mano y salir luego corriendo con los dos pies. Por ejemplo, esta semana pasada me he encontrado con casi trescientos docentes en Novadors12, en Alcoi, un encuentro de ensueño que ha sido posible básicamente al empeño de Juanfra Álvarez y otros pocos locos como él. En esas jornadas presenté la PechaKucha que abre esta nota, sobre el proyecto colaborativo El Quijote sincopado, del que ya hablé en este blog. Gracias a ello he podido conocer en persona a J.Daniel García, mi compañero de proyecto a quien 'solo' conocía de la red; esa es la grandeza de todo este tinglado de la red, que permite afinidades electivas más allá del espacio geográfico y el tiempo de dedicación en el aula. 
Clausuradas las jornadas Novadors12, viajé un poco más al sur, hasta Lorca, para participar en Ticemur-Expertic, un encuentro institucional dirigido sobre todo a docentes de la Región de Murcia, pero que acoge también a numerosos profesionales de otros ámbitos. Era la primera vez que participaba en este evento y me ha sorprendido encontrar a más de cuatrocientos profes de todos los niveles dispuestos a compartir experiencias educativas durante tres días. En esta ocasión, me tocaba intervenir como experto junto a Julio Cabero, catedrático de la Universidad de Sevilla, y junto a mi amigo Fernando García Páez, maestro y motor de los proyectos del cole San Walabonso de Niebla; nos tocaba explicar lo que suponía para cada uno de nosotros la Educación en la nube. Debo decir que la sesión estuvo orientada sobre todo a ofrecer un panorama teórico-práctico con el fin de que los asistentes -presenciales y online- pudiesen sugerir dudas y cuestiones al respecto. El desarrollo de estas jornadas fue intenso y muy positivo, pues nos permitió conocer numerosas experiencias prácticas en el aula. También quisiera destacar el magnífico trabajo de los organizadores del encuentro, a quienes siempre les toca lidiar con frentes muy diversos.
De todo lo anterior, para no extenderme demasiado, extraigo algunas conclusiones a vuelapluma:
  • La comunidad docente, a pesar de los palos que está recibiendo, no renuncia a formarse para poder dar a sus alumnos lo mejor de sí mismos. 
  • No debemos esperar a que las administraciones nos formen; somos capaces de autoformarnos y colaborar con otros para aprender.
  • Los encuentros educativos son un complemento necesario para quienes trabajamos en red, pues nos permiten poner cara y voz a muchos de nuestros colegas. 
  • Los eventos presenciales favorecen, además, que numerosos compañeros que no se han lanzado todavía a la difusión de sus tareas en la red conozcan de primera mano a quienes ya están trabajando en ello. 
  • La diversidad de ámbitos -educativos, organizativos y geográficos- de los asistentes ofrece un panorama mucho más rico que aquel en que acostumbramos a movernos a diario. 
  • En estos encuentros, generalmente se aprende más en pasillos, reuniones improvisadas a la hora del aperitivo o conversaciones de sobremesa, que en las propias ponencias y comunicaciones: nunca hay que subestimar el factor humano. 
  • Por último, resultaría imposible mencionar a todos los buenos colegas con los que he coincidido en estos encuentros, y a otros tantos a los que he tenido la suerte de conocer. Seguro que en el camino seguiremos encontrándonos. 
Y me queda una reflexión final sobre la que tengo que volver con tranquilidad más adelante. Una gran cantidad de docentes está haciendo auténticas maravillas en sus aulas, con las TIC o sin ellas. En muchas ocasiones, el miedo al error o la percepción equivocada de que las tareas son de escaso calado paraliza a los docentes en el desarrollo o difusión de interesantes proyectos de aula. Desaprovechar el poder de las redes para compartirlas es una lástima. No deberíamos permitirnos que se pierda esa riqueza colectiva y tendríamos que pensar de qué modo podemos hacerlos visibles para que esa labor llegue a todos. Lo dejo como deberes de verano.

11 comentarios:

Dani Pastor dijo...

Desde luego, con profesores de lengua como tú que se forman y se "transforman" durante el curso en lo que haga falta, vale la pena tomar un refrigerio.

Menudo fin de curso mas ajetreado que os lleváis los "novadors", de aquí para allá y tiro porqué me toca.

Que disfrutes tu formación y que nos hagas participes de ella.
Gracias.

Javier dijo...

Qué razón tienes en tu reflexión final, qué necesario es compartir. Yo seguramente no habría dado el paso de intentarlo con ciertas metodologías y las TIC si no hubiera conocido experiencias como la tuya y la de otra gente que comparte trabajo de tanta calidad (el Quijote sincopado es una pasada).

Qué razón también en lo de la autoformación, aunque creo que muchos docentes si no les viene de arriba no van a dar el paso, bien por desconocimiento o por miedo. Pero desde arriba no parece haber mucho interés por esto. Prefieren poner trabas, desprestigiar y fomentar tópicos (para qué aclarar lo del curso que viene si los profesores son unos vagos con demasiadas vacaciones).

Por otra parte, he visto tu intervención y la de tus dos compañeros en Ticemur-Expertic y solo puedo darte la enhorabuena (también por la de la PDI, vaya aportaciones la de Pep Hernández y la tuya). Habéis arrojado mucha luz sobre el uso de las TIC en el aula y la importancia de la metodología. Me ha resultado especialmente interesante el turno de preguntas porque muchas de las que se hicieron me habían surgido a mí al escucharos, aunque me hubiera gustado profundizar aún más en unas cuantas (ya habrá ocasión). Ojalá el año que viene pueda asistir a alguno de todos estos encuentros (Novadors, Aulablog, PDI, Ticemur...) de los que ya se aprende mucho sin haber estado allí (así que imagino lo enriquecedor que debe ser si estás presente).

La gratitud y el saludo de un seguidor habitual de tu blog desde que a principios de año me incorporé a este mundillo.

Blogmaníacos dijo...

Me gusta mucho el título de esta entrada.
...Y la presentación, y el proyecto que contiene.

¡Es reconfortante encontrar tareas así, con la que está cayendo!
Animan a continuar y ¡"eso sí que no tiene precio"!

En espera de que no nos quiten la ilusión por enseñar (¡que se lo están currando a base de bien!), recibe un cariñoso abrazo desde "Blogmaníacos".
¡Buen verano, maestro!

Yolanda dijo...

Tienes toda la razón, colega. Enhorabuena por tu trabajo y tu entusiasmo, más habitual, por fortuna, de lo que muchos creen. Gracias a la vergüenza torera de los docentes las aulas no son un caos total, porque lo que es la Administración no hace más que ponernos palos en las ruedas. No hay dinero para formación, ni para becas (tendrán que tramitarlas los centros en septiembre), ni para desdobles o apoyos, pero los maestros echaremos mano de recursos incluso personales y privados para realizar nuestro trabajo con eficacia y dignidad. Las flores se las echarán los de siempre, pero todo el mundo sabe la verdad.
Aprovecha las vacaciones, vamos a necesitar toda la fuerza disponible para aguantar lo que se nos viene encima.
Un abrazo.

mjchorda dijo...

Me gusta el título de tu entrada. Hay profes que se mueven pero hay otros, como tú, que generan movimiento. Desde que conocí tu mundo profesional y la blogosfera educativa ha cambiado mi mundo educativo y te lo agradezco. Participar en Novadors ha sido una experiencia magnífica, he desvirtualizado profes con los que comparto mucho y he podido disfrutar de conversaciones impagables que se me han hecho muy cortas. Impecable vuestra presentación con ese tono irónico que te caracteriza :)

Marcos Cadenato dijo...

Tú a Murcia y yo a Peñaranda... :)
Tuve la suerte de asistir a Novadors y compartir contigo y con Dani -al que conocí entonces y con el que sintonicé en el minuto cero- momentos de ocio y negocio... Tú fuiste a Murcia y yo a Peñaranda -al CITA-, al Encuentro de Aulablog y, también allí, me encontré un buen puñado de compañeros dispuestos a formarse, a aprender y a compartir... Completamente de acuerdo, Toni: podemos autoformarmos, nos podemos autoestimular y podemos y debemos autogestionarnos...
El lema de Aulablog este año ha sido Muévete y, efectivamente, nos movemos mucho y muchos. En una semana hemos estado en Alcoi, Peñaranda y Murcia y, como sabes, mi de pergerino digital se ha llenado de sellos este curso y he podido compartir con muchos compañeros experiencias, palabra y mantel. No dejo de sorprenderme de lo mucho y bien que se trabaja en las aulas de este país y, como dije en mi pechakucha: "que no nos recorten la ilusión"
Así sea y feliz verano a todos.

blogge@ndo dijo...

Una y otra vez se comprueba que es llegar los últimos días de junio, cuando estamos más cansados, con más ganas de vaciones... y comienzan a proliferar encuentros en los que el profesorado revive y se alimenta al compartir con otros iguales ideas, experiencias, reflexiones, etc. Es una gozada y un privilegio que recuerda los mejores momentos de los ya lejanos momentos de los Movimientos de Renovación Pedagógica.

Antonio dijo...

Dani: No hables así de mí, que tú también estabas en el sarao :) Gracias por la acogida.
Javier: Para mí es fundamental contar con un perfil en la red. Empecé compartiendo en el blog actividades muy tradicionales y gracias a ello pude ir dando saltos a lomos de otros gigantes que compartían su buen hacer. Los cursos y eventos están muy bien para momentos puntuales, pero la web 2.0 ofrece aprendizaje continuo. Gracias por el comentario; nos leemos.
Conchita: Pasé muy cerquita de tu pueblo :) Gracias por el comentario y feliz verano.
Yolanda: No podrán con nosotros porque tenemos la profesionalidad de la que ellos carecen. Y, además, contamos con nuestros chavales que son el salvavidas diario. Un abrazo.
Mª José: Siento ser el responsable de que ahora no tengas tiempo ni para ver la tele :) Gracias por venir a Novadors y, como te dije en Twitter, el año que viene espero que seas una de las ponentes ;)
Marcos: Tu peregrinaje digital 2.0 (más presencial que virtual) es ejemplo de entrega y dedicación donde los haya. Si en un par de encuentros siento que he aprendido y crecido un montón, no te digo cómo debes haber acabado tú de enriquecido ;) Nos mo-vemos.
Blogge@ndo: La renovación pedagógica de hoy está en la red, sin duda. Con los medios que tenemos y el flujo de información, es impensable ser docente al margen de internet. Al final, se tratará de equilibrar la vida docente 2.0 con el aula presencial; en esa justa mezcla estará la calidad educativa.

Joselu dijo...

Pues no sé, Antonio, por estos lares muchos compañeros ante el aumento de horas lectivas, de la ratio de los cursos, la disminución notable de nuestros emolumentos y la que está a punto de caer que será la supresión de la paga de Navidad y un nuevo aumento horario… piensan que nosotros en pura lógica no podemos trabajar más y sí medir con atención adónde se dirigen nuestros esfuerzos con el sano afán de dosificarlos. ¿O no se habla de esto en tu centro? La impresión de las jornadas que mencionas es estimulante pero representan un uno por ciento, tal vez menos, del profesorado, que está recibiendo con estupor y mal contenida amargura el deterioro de nuestras condiciones laborales. Y esta es la pregunta ¿Habremos de trabajar más? ¿O menos en relación a lo que nos están quitando y nos van a quitar? Lo dejo en el aire.

Antonio dijo...

Joselu: Tus reflexiones son ciertas y aquí también hay mucha desgana en cuanto a colaborar con la administración que nos está saqueando el bolsillo y dinamitando el ánimo. Sin embargo, creo que habría que pensar seriamente en distinguir lo que hacemos extra para la administración de lo que hacemos extra para nuestro trabajo directo con los alumnos. Si consentimos una rebaja de la calidad de nuestro trabajo, nos habremos cargado el oficio durante decenios. Pienso que esta gentuza que nos gobierna no merece que nos veamos arrastrados hasta el punto de convertirnos en vagos y maleantes como ellos. Creo que todo este machaque hará que los buenos docentes sigan siéndolo, de puertas para adentro o en foros como internet, mientras se resiente el trabajo en equipo y los proyectos de centro. Puede que me equivoque, pero no quiero que hagan de mí un mal profesional y que algún día me arrepienta de ello.

JLG dijo...

Antonio, como siempre, llego tarde, pero llego.

Ya sabía de esta actividad (vi los vídeos en Youtube) y me encanta.

Como vosotros, también creo que hay que acercarse a los clásicos desde el siglo XXI, y El quijote sincopado me parece una manera excelente.

Un abrazo y felices (dentro de lo que cabe) vacaciones.