08 diciembre 2011

Que nos pille confesados

La próxima semana vamos a cerrar Nirewiki, desde hacía años no se podían dar de alta nuevos usuarios y creo que ha llegado el momento de dar de baja el servicio que apenas tenía ya actividad. Para que no perdáis todo el contenido que habéis generado en vuestro Wiki, hemos preparado un sistema para exportar todo el contenido y todos los archivos que hayáis subido...
El cierre de Nirewiki me pilla con dos sitios a los que tenía especial aprecio. El wiki de trabajos monográficos en el que mis alumnos colgaron sus trabajos durante dos cursos y el Homenaje a Ángel González, uno de los primeros proyectos colectivos multimedia. Ayer, cuando recibí el mensaje, me puse a rescatar las páginas del homenaje y estuve creando uno nuevo en Wikispaces; por cierto, no dejéis de escucharnos a algunos profes de la web 2.0, también presentes en otro homenaje que también habrá de mudarse, el de Mario Benedetti que preparó Joselu. A la sazón, descubrí que algunos de los archivos de audio también habían desaparecido (al menos los alojados en Odeo y boomp3). Nirewiki fue un gran hallazgo en su tiempo, pues ofrecía un servicio atractivo de wikis y de blogs (nireblog) en muchos idiomas, con una interfaz bastante sencilla. Una lástima, pero ya se sabe, como es gratis...
Hace una semana, JayCut avisaba de que cerraba su editor gratuito de vídeo on line, y advertía que se debían descargar los vídeos allí alojados para no perderlos. Esta vez no me atrapó con demasiadas cosas, pero podría haber sido peor. Como lo ocurrido con Slide.com, quizá uno de los sitios de imágenes más populares de los últimos tiempos. También Slide ha avisado y ha dejado tiempo suficiente para descargar las fotos o exportarlas a Picasa, pero reconozco que me costará bastante encontrar todos los sitios en los que tengo incrustadas presentaciones de Slide para cambiarlas por las de Picasa (si es que vale la pena tanto esfuerzo).
Miedo me da si la crisis empieza a tumbar sitios en los que confío casi a ciegas, como Scribd, Slideshare o Blogger. Que el error 404 nos pille confesados.

Crédito de la imagen: Picnic network 404

16 comentarios:

eduideas dijo...

Es una de las paradojas de la red: lo cuelgas para no perderlo y que esté siempre disponible y el servicio cierra o el formato cambia y se pierde para siempre (recordemos el caso de Geocities, miles de páginas que fueron absorbidas por la nada). ¿Todo es caduco en Internet? ¿Va acorde con la mentalidad actual?

Mría L dijo...

Pues no sabía lo de slide.com. Gracias! Ya me he puesto a exportar los ámbumes a picasa.

Hace un tiempo me pasó esto que cuentas con los wikis de mis alumnos en wik.is Perdí trabajos estupendos (y otros horribles, todo hay que decirlo)

La verdad es que no nos queda otra que asumir que estos servicios gratuitos son así y procurar que las cosas que realmente nos interesan estén también guardaditas en nuestros discos duros.
Es lo que hay,

Joselu dijo...

Por más que intento exportar los archivos de nirewiki, me da error en la descompresión. Lo he intentado varias veces. No sé si será porque lo estoy haciendo con un MAC. Lo intentaré de nuevo desde un PC.

Sí, Antonio, es una frustración colgar nuestros trabajos y que los proyectos que los albergaban se cierren o dejen de funcionar. Muchos archivos de sonido, como dices de Odeo, Divshare, etc ya estaban inservibles. Las grabaciones de nuestros homenajes están ahora en peligro casi definitivo.

De todas maneras cuando hicimos el homenaje a Benedetti, advertí que los mensajes de petición de ayuda a Nirewiki no eran respondidos por ningún equipo. Esto ya hace tres años. Tengo la impresión de que aquel proyecto estaba llevado en el País Vasco por un grupo de personas que lo pusieron en marcha con muy buena voluntad, pero lo cierto es que el mantenimiento lleva tiempo y no es compensado económicamente. Aquello se mantenía automatizado sin supervisión, hasta que ha pasado lo que ha pasado. Es el problema de los servicios gratuitos (y los de pago mientras son rentables), y esto lo veremos en herramientas que nos son más vitales. Espero que blogger se mantenga, pero para ello es necesario que los responsables obtengan beneficios. Las personas no viven del aire y detrás de cualquier proyecto hay personas. No sé si algún día blogger se volverá de pago. Yo lo temo, y no sería por los 50 o 60 € que tuviera que pagar al año (supongo), que los pagaría, sino porque el público potencial a que se dirigiría el blog se reduciría exponencialmente.

La tecnología está en pañales. En diez años lo que vendrá es inimaginable. Recordemos lo que éramos hace diez años. En diez años habrá ordenadores de grafeno, y tal vez cuánticos. Cualquier herramienta que ahora creamos definitiva pasará totalmente a la historia. Esperemos que nos den opción a guardar nuestros archivos. A la pregunta de Eduideas de si todo es caduco en internet, la respuesta es sí.

Carlos Nicomedes Díez dijo...

No preocuparse: El dinero que se van a ahorrar las administraciones con los recortes en educación y el que ahorro que supondrá la eliminación de los libros de texto y con ello las becas para los mismos se destinará a crear servicios y plataformas web públicos y estables para uso educativo.
O nos pasamos de nuevo a los cuadernos, a la tiza y al vinilo como únicas herramientas.
Otra posibilidad es acudir a las personas libro: seguro que hay muchas que son poemas de Ángel González y Benedetti. Por si acaso, paso a memorizar un poema de cada. Prometido.

Ana dijo...

Ni me acordaba de slide y gracias a tu aviso he visto que tenía allí algunas cosas. Muchas gracias por decirlo en la red, no me había enterado.

Marian dijo...

Internet no está pensado para la permanencia ni la costumbre. Mandan las prisas, lo efímero; lo que queda guardado (una simple entrada, un vídeo) se queda de momento anticuado...Esta caída en cadena de sitios a los que estábamos acostumbrándonos nos obliga a adaptarnos a la rapidez,lo inusual...Es más de lo mismo: en Internet ya me sorprendería lo contrario. A mí me ha fastidiado mucho el cierre de Slide, era una de mis herramientas favoritas. En fin..habrá que acostumbrarse a esta falta de costumbre. Saludos

Silvia Gongo dijo...

Qué miedo da esto. Precisamente el otro día debatía sobre si guardar las fotos en el PC o hacerlo en Flickr. La comodidad de tenerlas en la nube es obvia, pero cuando dejas tus posesiones en manos de algo externo, pierdes el control sobre ellas.
También estas semanas ha pasado algo parecido en Glogster: los cambios en la plataforma han originado que se pierdan algunos glogs hechos con anterioridad. Lo dicho, esto da miedo.

Jorge Muruais dijo...

Ya comenté una vez las consecuencias que tiene la efímera vida de los servicios web a la hora de diseñar estrategias educativas en torno a ellos.

Pongamos el caso de tantos docentes que son sólo usuarios básicos de internet y que necesitan un gran esfuerzo para aprender el funcionamiento de estos servicios y otro esfuerzo todavía mayor para enseñárselo a sus alumnos (en su mayoría tan poco hábiles en su manejo como sus profesores, por mucho que el tópico diga lo contrario). ¿Es realista plantearse la formación del profesorado o las nuevas estrategias educativas con estos mimbres?

Está claro que muchos docentes son usuarios avanzados y se actualizan a diario, pero no sé si la actualización diaria es algo posible para los cientos de miles de profesores que hay en el país.

En fin, siempre nos quedará Google, supongo. Hasta ahora, esta empresa ha mantenido servicios con toda probabilidad deficitarios (Reader, Blogger, Picasa, etc.) para crear un ecosistema que se mantenía por los rendimientos de unas pocas aplicaciones (como el buscador). ¿Qué pasaría si mañana deja de ser así?

Virginia dijo...

Gracias por informarnos del cierre de Slide, no tenía ni idea y tengo por ahí algunas imágenes que me gustaría rescatar.

Ya vemos que esto es lo que hay. Si los servicios gratuitos no son rentables se cierran y sus usuarios nos quedamos en pañales. Pues nada, que habrá que buscar otras alternativas.

Antonio dijo...

Eduideas: Todo fluye y nada permanece, esa parece la filosofía. Incluso me parece notar cierto estoicismo entre los usuarios actuales, que se resignan muchas veces a perder sus datos de manera irreversible, sea por los virus o sea por el cierre de sitios. Los jóvenes, por ejemplo, no temen pasarse de Metroflog a Tuenti dejando atrás miles de fotos y comentarios.
María: Ya sabemos lo del plan A y plan B para cualquier clase 2.0. También tendremos que acostumbrarnos al plan nube y plan disco duro para todo lo demás.
Joselu: Yo descargué mis wikis y, como te dije, guardé copia del tuyo -al que recuerdo que me diste acceso para editar códigos-. De todos modos, no sé qué hacer con ese zip que tiene un montón de páginas web y archivos. He visto que wikispaces permitía backups pero en su versión de pago. Tal vez Google Sites también, pero no me veo con ganas de investigar mucho más. Lo más cómodo parece que es entrar al wiki y editar el HTML para copiar y pegar en un Site (wikispaces no admite HTML) que reproduzca la estructura del wiki. Una vez copiadas las páginas habría que cambiar los enlaces. Trataré de hacerlo con mis monográficos y te contaré.
En cuanto a la frustración que supone todo este engorro, tal vez valga la pena pagar algo por evitarla, pero los sitios de pago tampoco se libran. Ya veremos.
Carlos: Te veo muy irónico (seguro que los eventos TIC te han sublevado), aunque quizá haya que creerse tus palabras en sentido literal, pues las administraciones no van a poder permitirse libros y ya que hay ordenadores tal vez nos impongan sus portales (o los de las editoriales) para que acompañen nuestra docencia. De todo veremos en estos tiempos inciertos. Aun así, me encantaría promover las personas libro como alternativa a las TIC.
Ana: Las instrucciones que da Ángel Puente en el blog que enlazo son muy claritas y funcionan a la perfección. Un saludo.
Marian: Es una pena de verdad lo de Slide, pues ofrecía un producto ideal para el aula. Habrá que buscar alternativas.
Silvia: No menciones Glogster, que me pongo malo. Estuve peleando por migrar un póster de la versión estándar a Glogster Edu y no hubo manera. Además, han cambiado los códigos y todos los que teníamos insertos han desaparecido. Un horror.
Jorge: Es verdad lo que dices; bastante lucha supone convencer a los profes de que no es tan difícil actualizarse como para tener que ir enseñando herramientas nuevas cada dos años a lo sumo. En cualquier caso, eso no es excusa para que no se utilice, por ejemplo, el correo electrónico o el blog, que llevan ya una década o más en marcha sin dar problemas. Y muchos días me pregunto: Cuando Google empiece a cobrar por sus servicios, ¿cuántos de mis recursos podré salvar?
Virginia: Como he dicho arriba, la opción de pagar por ellos no garantiza la continuidad. Además, me parece una mala praxis ofrecer un servicio gratuito y luego chantajear convirtiéndolo en algo de pago. Es preferible que ofrezcan dos versiones, la gratis y la premium, y que cada cual elija.

mjchorda dijo...

Para los que lleváis tiempo trabajando de este modo, estos sobresaltos deben ser desoladores ya que se llevan por delante magníficos trabajos de un plumazo. Para los que estamos empezando y vemos el trabajo que cuesta llevar todo esto adelante es cuanto menos inquietante...y es que todo este entramado virtual no deja de ser efímero. Ánimo!

Alberto G. (@albertogp123) dijo...

Pues sí que da un poco de vértigo. Los que tenemos repartidos materiales por muchos sitios, podemos empezar a temblar. Yo, como tú, Antonio, aún confío en sitios de garantías como Scribd o Slideshare, pero...
A partir de ahora hay que tener mucho cuidado. Dipity ha dado problemas, Glogster ha cambiado... En fin todo parece efímero

Carlota Bloom dijo...

Recuerdo el trajín que tuve para grabar en el homenaje a Benedetti. Santa paciencia la de Joselu para ayudarme, porque es cierto que entonces el administrador de Nirewiki no daba señales de vida. Espero que no se pierda ni este ni otros trabajos en el espacio sideral. En cuanto a Glogster, a mis alumnos les pilló la migración o lo que sea en pleno proceso de elaboración de unos glogs sobre los tópicos literarios para la clase de literatura universal. No han podido acabarlos, han tenido que hacer el trabajo en cartulinas.
Tendremos que ser más cuidadosos con aquellas cosas que queramos conservar, pero es verdad que aterra un poco que determinados servicios desaparezcan...

Lu dijo...

Ay, Toni, ay. En siete años trajinando con herramientas web, he visto de todo. Me atrevo a decir que las herramientas gratuitas tienen una vida de unos cinco años. Si en este tiempo, los promotores no consiguen los beneficios que esperaban, cierran. Avisan y cierran. ¿Qué hacer? Tampoco podemos pedir responsabilidades a aquellos que nos han ofrecido un servicio gratuito.
Este hecho causa desánimo, porque todos sabemos el tiempo que lleva albergar archivos en plataformas distintas: conocer la interfaz, las opciones de configuración y publicación... En fin, cuando llega la noticia del cierre, una piensa si ha valido la pena el tiempo invertido y si merece la pena dedicarle otro más a rescatar lo que parece condenado a una muerte digital.

Marcos Cadenato dijo...

Me temo, Toni, que estamos condenados a repetir el mismo error 404 eternamente. Pienso en Nirewiki, Slide, Glogster o en Ning y me viene a la cabeza una sola palabra: Google... La desaparición de Google ¿supondrá la llegada inminente del fin del mundo?, ¿cúando empezará Google a cobrar por tener Gsites, Gdocs, Gcalendar o por usar Gtalk o G+? ¡Haber pedido muerte! (digital, claro)

Lu dijo...

Parece que Tagzania también ha desaparecido. ¡Horror!