03 julio 2008

Leer por no escribir

Llega el verano y con él las desconexiones de la red. Paso días lejos de las tecnologías y sólo me conecto para visitas fugaces al correo y a algunos blogs amigos. Esta limitación digital me permite, sin embargo, actualizar mis lecturas, tanto las personales como las profesionales. De estas últimas os haré un repaso rápido por si os sirven para las recomendaciones lectoras para el curso que viene:
  • Calles frías. Robert Swindells. Editorial Bruño.
Intriga criminal en torno a un asesino de vagabundos. Tiene ese ambiente callejero que suele gustarle a los chicos (como ocurre con Rebeldes de Susan E. Hinton). También muestra que la gente que vive en las calles son tan humanos como cualquiera. Buena para 3º de ESO.
  • Kafka y la muñeca viajera. Jordi Sierra i Fabra. Editorial Siruela.
Una fábula moderna basada en una anécdota real del escritor checo. En Tres Tizas ya hablaron de ella, así que no me extiendo. Es un estilo bastante distinto del que nos tiene acostumbrados Sierra i Fabra (de ahí que le concediesen el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil). Buena lectura para lectores sensibles de 12 a 14 años.
  • Calvina. Carlo Frabetti. Editorial SM.
Curiosa historia que juega con los límites de lo fantástico y lo metaliterario. Un texto en el que el lector tiene pocas certezas y muchas incógnitas. Una novela distinta y quizá un poco enrevesada que puede gustar a lectores de 12 a 14 años que no pierdan el hilo de las historias y que ya conozcan de oídas algunas obras literarias.
  • La isla de las sombras perdidas. Vicente Muñoz Puelles. Editorial Bruño.
Novela de aventuras con fondo histórico-humanista. Un joven reconstruye la historia de los últimos pobladores de Tasmania. Buen ensayo antropológico novelado que gustará a aquellos lectores curiosos a los que les interesa la geografía y las civilizaciones perdidas.
  • El cementerio de los ingleses. J.M Mendiola. Editorial Edebé.
Novela de misterio con aire barojiano. Unos jóvenes tratan de conocer las últimas horas de un inglés en las guerras carlistas. También hay detrás una misteriosa joya y un amante celoso. Un poco repetitiva en ocasiones y con un final un tanto brusco, pero engancha y es fácil de leer. Para alumnos de 13-14 años.
  • El secreto del caserón abandonado. Pilar López Bernués. Editorial Bruño.
Amigos de vacaciones, primeros amores, casa abandonada, luces en la noche, mensajes amenazadores. Reúne los ingredientes esenciales para gustar a los alumnos de 12-13 años.
  • Jaque en la red. Santiago Herraiz. Editorial Bruño.
Es una historia de venganzas y de estafas en las que sobresale la amistad como valor. Aunque tiene elementos interesantes como los graffitti, la intrusión en las redes de internet, las familias desestructuradas, los superdotados, etc., el argumento es un poco disperso y complejo de entender si no se lee de un tirón. Recomendable para los más frikis de la clase.
  • La casa del acantilado. Miren Agur Meabe. Editorial Edebé.
Una novela que me ha recordado el estilo Ruiz-Zafón, con misterio y muerte, algo poco común en lo juvenil. Me ha gustado el ambiente y el estilo a la hora de narrar. Una historia de secretos de familia contada en flash-back que puede gustar a lectoras (y lectores) de 14 a 16 años.
  • 2083. Vicente Muñoz Puelles. Editorial Edebé.
Distopía futurista en la que los libros han desaparecido absorbidos por esto de lo digital. Sin embargo, a través de una agencia se puede viajar por algunas obras literarias. El argumento es un poco pobre, pero puede ser interesante como punto de partida para debates en clase. También puede gustar a los amantes de los libros.
Recopilación de relatos cortos de bastantes autores famosos. La calidad de los cuentos es un tanto dispar, pero se pueden encontrar algunas sorpresas. Un libro para lectores competentes a partir de 16 años.
  • La bruja de abril y otros cuentos. Ray Bradbury. Editorial SM.
Este es uno de los que más me han gustado, quizá porque buscaba un libro polivalente que no sea ni clásico ni juvenil, ni largo ni corto, ni banal ni sesudo. Son cuatro relatos que permiten imaginar y pensar. Así que quizá sea el libro de referencia para 2º de ESO el curso que viene, aunque puede que me equivoque.

De manera general, creo que las editoriales juveniles están modernizando sus colecciones para hacerlas más atractivas. En este caso me he centrado en Edebé (sobre todo la colección Periscopio) y en Bruño (Paralelo cero), aunque me consta que las demás también están moviendo hilos para fomentar la lectura (por la cuenta que les trae).

Y, al margen de los libros de aula, ¿qué he leído yo que me haya gustado?
Hace unos meses me enganché a Cormac MacCarthy y leí No es país para viejos y La carretera, que todavía me tiene en vilo. Luego leí el juguete cómico de Eduardo Mendoza, El asombroso viaje de Pomponio Flato. Ahora he leído Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, una novela imprescindible que me ha dejado K.O.
Para el verano, me ha dejado Ana Un mundo sin fin, el último de Ken Follet, que me tiene ya enganchado como todo Follet-ín que se precie.
Feliz verano y felices lecturas.

13 comentarios:

Joselu dijo...

Feliz verano, amigo. Coincido contigo en mi admiración por Cormac McCarthy y su estremecedora La carretera. No es país para viejos, creo que necesita una segunda lectura para sacar todo su jugo. Me alegro que hables en positivo de Un mundo sin fin. Leí Los pilares de la tierra y lograron captarme completamente. Tomo nota de tus recomendaciones para los chavalines más pequeños. Este próximo año me voy a dedicar a los de primero de ESO y algún curso de segundo y eso significa que se ha acabado mi tesis de la literatura adulta que defendí para cuarto de ESO. Un feliz verano. A desconectar. Un abrazo.

Lu dijo...

Por si te sirve, Antonio, yo he leído Manzanas Rojas de Luis Matilla, es una pieza teatral que me ha encantado. Sencilla, pero con un trasfondo humano del que puede sacarse mucho jugo.
También he leído Retrato de Carlota de Ana Alcolea, una novela de intriga muy bien trabada. Tiene además el ingrediente de la aventura amorosa, que a nuestros chicos tanto les gusta.
Joselu, a los de 1º les encanta Bala perdida de Manuel Rivas.

Entre mis lecturas adultas, me he centrado en la poesía de José Corredor-Matheos, premio nacional de poesía 2005. Para mí ha sido un descubrimiento feliz.
Además, sigo giel a Chantal Maillard, mi poetisa preferida, junto a Olvido García Valdés.
Me esperan otras lecturas, demasiadas.

Buen verano

Jueves dijo...

Me repito constantemente, pero es que no sé no decir: ¡Gracias!

Cuando tuve en mis manos Los girasoles ciegos comencé la lectura con un lápiz en la mano para señalar (me habría puesto las gafas de profe) lo que me pareciera interesante, "utilizable"... Lo mandé a paseo a las cinco páginas. Me enamoró. Y cuando siento, como Bécquer, no escribo... (perdón por la osadía de compararme con el poeta).

Que tengas buen verano, Antonio, y que vuelvas con la misma ilusión que nos contagia a todos... y con nuevas ideas, que nos hacen mejores profesores (y a mí un poco más inteligente...).

Un abrazo

Felipe Zayas dijo...

Desde el III Encuentro de Edublogs, gracias por las pistas que nos das.

Marcos dijo...

Aprovecho un momentín entre comunicación y comunicación en el III Encuentro de Edublogs de Santiago para decir lo que Felipe: gracias por esta interesante selección de lecturas, Toni.

Patxo Landa dijo...

Los apunto, como siempre. Ya sabes que la familia no me permite ir dando palos de ciego y por eso tú eres mi blanquísimo bastón de guía.
Buen verano. El próximo curso seguro que va a ser estupendo.

Antonio dijo...

Gracias a todos por los comentarios (aunque algunos lo hacen por ponerme los dientes largos desde Santiago).
Se me olvidó citar entre mis lecturas la biografía novelada de Fatima Mernissi Sueños en el umbral que me habíais recomendado en otro meme lector.

Matilde dijo...

A mí también me dejó K.O. "Los girasoles ciegos". Después de su lectura, me cuesta encontrar relatos con la misma intensidad entre la literatura contemporánea en español.
Me atrevo a recomendar(te)una, para mí, pequeña joya, que viene de Italia: "Tres caballos" de Erri de Lucca.
¡Buen verano!
P.D. Por error mandé este comentario al post anterior.
Lo repito en este, porque este es su lugar.
Otra vez: Buen verano a todos y buenos libros.

Ana Lorenzo dijo...

Gracias por las recomendaciones juveniles: tomo nota.
Lo de Los girasoles ciegos es una maravilla: me lo recomendaron y lo saqué de la biblioteca; luego fui a comprarlo.
De lecturas para adultos, si tienes tiempo, te recomiendo un par que a mí me han encantado: de Fulgencio Argüelles El palacio azul de los ingenieros belgas (del mismo autor, me gustó mucho Letanías de lluvia); de Tolstói Jadzhi Murat (yo lo he leído en Nórdica, en que viene junto a otro título que también es muy bueno: El cupón falso).
Y de profesores va uno escrito por un japonés y publicado en 1906: Botchan, en Impedimenta. Me lo recomendó el editor, con el que coincidí en la presentación que hicieron de Contexto de editores, y la verdad es que me ha sorprendido por lo moderno y lo cercano, a pesar de que el autor, Natsume Soseki, nació en 1867. Es divertido (algunos lo califican de "hilarante", para mí es excesivo)y curioso; los claustros, el politiqueo, y el cambio generacional (a pesar de que el profesor es muy joven, recién licenciado) ya se acusa en frases como: "De pequeño, en la escuela secundaria,o mismo había protagonizado algunas barrabasadas, pero si me preguntaban si lo había hecho yo, siempre decía la verdad, nunca intentaba eludir mi responsabilidad. Si había sido yo, había sido yo, no había más que discutir. Para mí se trataba de una especie de código de honor, independientemente de lo que hubiera hecho. Si lo que se busca es eludir el castigo, pues bien, en ese caso lo mejor es no hacer la travesura, eso para empezar. Travesura y castigo van de la mano; es la posibilidad del castigo lo que hace que la travesura sea emocionante. ¿De verdad pensaban esos mocosos que existe un lugar en el que puedes hacer algo malo y pedir inmunidad después? Estos chicos se comportaban como la gente que te pide dinero y luego no te lo devuelve nunca."
Felices vacaciones, lectoras o no.
Un beso.

Antonio dijo...

Gracias, Matilde y Ana, por las recomendaciones, de las que tomo buena nota para estos tiempos venideros.

dreig dijo...

Muchas gracias por las recomendaciones y feliz verano, Antonio. Y cualquier duda sobre Twine, ya sabes...
Un saludo

wraitlito dijo...

Decía A. Muñoz Molina que los lectores - esa masa con cualidades tan heterogéneas - lo que fundamentalmente somos es vagos.
Conmigo acertó de pleno y pienso leer este verano todo lo que pueda.

Gracias por las recomendaciones, sobre todo porque esto me inspira para hacer las mías - no tan profesionales, me temo -

saludos y feliz verano.

Palbo dijo...

Hay alguna combinación de letras que forma el comentario más lindo que te podría dejar jamás. Hay alguna combinación de letras que forma un mensaje que nadie soñó, y que te podría cambiar la vida.

Esta combinación de letras no es nada de eso.