11 diciembre 2007

Cuánto meneo

Antes se decía que, si no salías en El País, no eras nadie. Con esto de la Web 2.0, si no te menean en cualquiera de los marcadores sociales, tampoco eres gran cosa. Estoy satisfecho pues he conseguido, casi sin quererlo, acabar en ese saco de noticias sin fin que es Menéame, donde he cosechado hasta el momento 286 votos (que no sé muy bien para qué sirven, ni si son muchos o pocos, aunque a mí me parecen multitud). También aparezco en su hermano pequeño Literatúrame, con un recuento muuucho más modesto.
Todo esto me ha traído un montón de lectores al blog, lectores que serán quizá aves de paso (y alguna rara avis también), pero también me ha permitido ampliar los horizontes de mi 'idiosfera' con blogs que no conocía.
Este pequeño alboroto en mis aposentos ha hecho temblar los cimientos de este blog, pues por un momento creí que sería necesario ampliar los contenidos para satisfacer, en parte, a lectores ajenos a los blogs educativos. Pero, la razón se ha impuesto a las pasiones mundanas de la fama y el éxito y me he tenido que replantear la situación desde el principio. Una cosa es que advierta de los peligros de la lectura y otra que acabe convirtiéndome en un divulgador que de tanto escribir no tenga tiempo de leer y acabe diciendo sandeces (creo que así empezó César Vidal, quien, mientras yo escribo esta nota, habrá terminado un par de libros). Este blog seguirá siendo lo que ha sido y lo que manifiesta en su cabecera. Porque, si he de escribir día a día (y gratis), lo haré sobre aquellas cosas que me gustan, sobre lo que mejor sé hacer y sobre aquello de lo que me surgen dudas.
Así que, pasado este meneo, en breve os contaré las lecturas de aula de este primer trimestre. Porque me lo pide el cuerpo.

7 comentarios:

Máximo dijo...

Dicen que Tom Hanks va a casa de su madre a celebrar la navidad, en bus para no olvidar lo que fue. Cesar Vidal creo que no sabe que fue. No dejes de escribir como lo haces, con humor.
Ah! Tengo el placer de responder antes que Joselu.
Primer!!
Salud y enhorabuena

Antonio dijo...

Creo que ahora va a ser difícil encontrar un hueco libre donde dejarme comentarios ;-)
(Me he asomado a las estadísticas del blog en Google analytics y casi me mareo...)

Gonzalo García, «Darabuc» dijo...

Entonces, ¿no te veremos en Tomate? Anda, y yo que me había hecho a la ilusión... :D "¡Mala pena!", como dice mi hija de tres años (para lo que es una pena y mala suerte, supongo).

Joselu dijo...

¡Tercer! ¡Mecachis! Eso es lo que esperamos de tu blog, que siga siendo lo que es sin la presión mediática. Tu antidecálogo para disuadir de la lectura ha sido un crack. Adelante, compañero.

Laura Páez dijo...

Literaturame es su hermano, pero de perqueñio no tiene nada, es más que excelente y de Noticias literarias :-)

Lu dijo...

Venga Antonio, creo que tu post ha sido una válvula de escape dentro de la coyuntura de los informes PISA.

Pensé en escribir la contra, como te dije, pero viendo la abundancia de visitas me arredré.

Creo que te mantienes firme en tu estilo "porque me lo pide el cuerpo", Alí Babá.

Mª José Reina dijo...

Yo soy partícipe de tu fama, envié el enlace de tu post a mi hermana, a mi vecina Pepi, a mi jefa de departamento, a la bibliotecaria, a la señora de la limpieza ...
¡Uy! ¡No! Me he equivocado, a éstas lo que les envié fue la postal navideña de George Clooney.

¡Por favor, sigue escribiendo como hasta ahora! Porque tú lo vales.