20 diciembre 2007

Gabo y Jordi

Quienes siguen este blog saben que es habitual la discusión entre los que proponen lecturas juveniles y los que proponen lecturas maduras, algo que siempre provoca un jugoso intercambio de pareceres profesionales. Esta disputa la hemos concretado en el aula mi compañera Elena y yo, que como ya sabéis, compartimos clase en los grupos de 2º de ESO. Ella propone una lectura de referencia sobre la que trabaja una guía de lectura común para todos los alumnos. Yo prefiero dejar libertad a la hora de elegir libros y suelo recomendar lecturas adaptadas a las competencias aunque ello suponga leer libros insustanciales. Así pues, se nos presentaba un gran problema. Además, ella desconfía de Jordi Sierra i Fabra, un valor seguro en mi catálogo de recomendaciones y propone a cambio algún clásico, por ejemplo Gabriel García Márquez.

Así que, antes de dirimir esta disputa, me atormentaba una gran duda. Si mi madre hubiese sido Jordi Sierra i Fabra y mi padre Gabriel García Márquez, ¿a quién de ellos me parecería? Así que, poniendo una foto sin bigotillo para no inclinar la balanza, utilicé una de esas ludoteces que usamos los domingos y he aquí el resultado:

MyHeritage: Family tree - Genealogy - Celeb - Collage - Morph

Como la diferencia con mis progenitores era mínima (no seáis malos, un 5% no es nada) y por tanto insustancial como argumento, tuvimos que negociar. Los acuerdos fueron los siguientes:

-Concesiones a Antonio:

  • a) Elige un libro de Jordi Sierra i Fabra, 97 formas de decir 'te quiero' (Ed. Bruño), de referencia para la 1ª evaluación.
  • b) Mantiene, para la 3º evaluación, la lectura de 'De todo corazón', la antología poética de J.M. Plaza, ilustrada por Ágatha Ruiz de la Prada (Ed. SM).

-Concesiones a Elena:

  • a) En clase y para todos los alumnos del grupo, se trabajan y se debaten las guías de lectura, con su correspondiente control.
  • b) Elige la lectura de referencia para la 2ª evaluación, que será Relato de un náufrago (Ed. Tusquets), de Gabriel García Márquez.

De modo que los alumnos ya han leído la primera de las novelas, 97 formas de decir 'te quiero', una lectura que ya había resultado elegida entre las mejores del curso pasado y que sigue gustando bastante, sobre todo cuando hay lectoras (y lectores) que acaban el libro enseguida y animan al resto a leerlo. También han participado en el debate, con temas como la reencarnación, el amor adolescente, el suicidio, etc. Y la mayoría ha superado el control de lectura.
La guía de lectura la podéis descargar de mi wiki en formato pdf.

He de advertir, sin embargo, que este método lo aplicamos sólo en algunos grupos, pues en dos grupos de segundo que son de adaptación curricular en masa, aunque pensamos ajustarnos a lo descrito arriba a partir de la segunda evaluación, en este primer trimestre hemos utilizado estas lecturas, dos antologías de relatos breves publicadas por Vicens Vives en la colección Cucaña:

  • La voz de los sueños.
  • Relatos de fantasmas.
Normalmente, llevamos a clase varios ejemplares y los repartimos. Dedicamos la última hora de cada semana a la lectura y al comentario de las actividades que aparecen al final, pues da tiempo suficiente para ello en una sesión. Ellos suelen prestar atención y están progresando en la lectura en castellano (la mayoría son inmigrantes o alumnos con problemas de lectoescritura e integración).
Si alguien tiene dudas al respecto, sólo tiene que preguntar. Os dejo que tenemos mañana partido de fútbol contra los alumnos, si el tiempo lo permite.

7 comentarios:

Joselu dijo...

Feliz Navidad, Antonio, en compañía de los tuyos. Estoy en los talleres de final de trimestre de guardia durante una hora. Ha sido un placer debatir y enriquecerme contigo a lo largo del curso transcurrido (y el año anterior). El libro de 97 formas de decir te quiero, imagino que funciona con lectoras más que con lectores. Tengo un curso de adaptación curricular en tercero, pero la mayoría son chavales y no creo que funcione. Ya veremos. Lo dicho, Feliz Navidad.

Leticia Zárate dijo...

Como siempre, un placer leerte.
Pasé a saludar y a desearte feliz navidad.

Lu dijo...

97 formas... ha sido uno de los libros más leídos por las chicas. Estoy en la labor de sacar las estadísticas de las lecturas más exitosas. Es un deber del que daré cuenta en enero.

Ahora toca descansar de labores docentes, que no discentes. Voy a aprender aquello que quiero y el curso no me lo permite. Autoformación lo llaman.

Felices Fiestas, Antonio.

Auguri

Antonio dijo...

Felices fiestas a todos y gracias por estar siempre ahí. Es un placer contar con vosotros. Que lo disfrutéis (incluso la autoformación, que puede ser de lo más divertido)

Gabriela Monzón dijo...

Hola Antonio:
Leyendo tu post me pasaron por la mente una serie de cuestiones que vengo poniendo en práctica (con algún que otro tropiezo) y además sobre las que quiero preparar un paper estas vacaciones; precisamente tienen que ver con el lugar de la lectura literaria en la escuela media.
Un proyecto institucional que he promovido y llevamos adelante con mis colegas es el Círculo o Club de Lectores en el que involucramos a los jóvenes en lecturas voluntarias a partir de un mínimo que acordamos entre todos, y allí caben esas que mencionas como "insustanciales" (que creo no lo son en realidad en tanto sean lo que en cierto momento de su vida un lector puede leer por sus competencias, saberes, necesidades), mucha de la llamada literatura "juvenil" y también de la otra "para adultos". Estas lecturas no se "controlan" (y obviamente no son "juzgadas" por el docente), no tienen guía de lectura a la que atenerse, y lo único que surge de ellas son producciones comunicativamente significativas: un afiche, un folleto, un ensayo para publicar (en el que hay una enorme libertad de expresión), etc.
Esto se acompaña de otras lecturas que se comparten con el docente puesto que exigen competencias socioculturales y literarias específicas, sobre las que se pueden platear trabajos de reflexión, de producción, de análisis ¡que no sean invasores o "destripadores" de textos!
En fin, mira todo lo que me vino a la cabeza con sólo leer tu entrada...
Como lectora desenfrenada de Verne, Salgari o Alcott que fui, y díscola lectora de lo que la escuela me obligaba a conocer, quiero darles a mis chicos la oportunidad de ambas experiencias a partir de la escuela...
Como estoy de vacaciones, voy a incursionar seguido en mis blgs preferidos, gracias por hacerme pensar, felicidades y hasta pronto
Gaby

Y... te espero en el Foro de ¡Piezas de a ocho! para seguir debatiendo...

Juliiiii dijo...

¡Me he apuntado varias de las lecturas que recomiendas, muchas gracias, que muchas no las conocía! Creo que la de Serra i Fabra la mandaré en la 2ª evaluación a los de 3º, que sobre todo uno es bastante flojo.

¡Felices (y descansadas) Fiestas!

Anónimo dijo...

Me parece estupenda la labor que desempeñan ustedes como educadores, en esa etapa, ustedes pueden ser una gran influencia para nosotros (acabo de terminar el bachillerato y ya me hacen falta).
Tengan en cuenta que a veces solo por el hecho se ser imposicion no lo haremos. De todas formas es estupendo el manejo que le dan a la literatura en el cole.
Sigan asi y gracias.
Feliz dia!!!