19 abril 2014

Dieta mediterránea y expresión oral



En estos primeros días de primavera, hemos acabado la segunda fase del proyecto "Ortografía y dieta saludable" dentro del Plan Lector de este curso. El alumnado de 2º de ESO ha trabajado una ficha en la que se planteaba la búsqueda de información y la argumentación a partir de elementos de la dieta mediterránea. Han elaborado unos murales en el aula y han tenido que defenderlos de manera oral. Después de grabarlos en vídeo y de ver los resultados en clase, escribieron sus críticas: un aspecto positivo propio, otro ajeno, un aspecto mejorable propio, otro ajeno (*). Estos son los aspectos mejorables que encontraron y sobre los que prometieron enmienda:
  • No hay que mirar tanto el mural
  • El tamaño de las cartulinas tendría que ser más grande
  • Mirar más a la cámara
  • Mejorar la presentación del mural
  • Ser más profesionales presentando
  • Aprender de memoria lo más importante
  • Ser más claro hablando
  • No reírse tanto
  • Practicarlo antes
  • Demasiado texto para leer
  • Aportar más información
  • Ser más aseado
  • Menos tomas falsas
  • Hablar más alto
  • Tener menos vergüenza
  • Algunos murales no tienen contraste
  • Más imágenes en los murales
  • No usar palabras que no entendíamos
  • Información más resumida
  • Títulos más claros
  • No estar sentado
Los resultados evidencian la necesidad de seguir trabajando las destrezas orales, esas grandes olvidadas de la Escuela. Es llamativo que reprochemos a los alumnos de Bachiller sus carencias a la hora de presentar trabajos en público, cuando apenas se le ha prestado atención a este aspecto durante la ESO (o al menos no de manera pautada). En general, la actividad ha quedado bastante bien, incluidos los murales, en los que están participando otros compañeros que siguen el Plan Lector. Ahora solo nos queda terminar el trimestre con los cómics, dentro del proyecto "Ortografía y cómic". Estamos haciéndolos en Pixton, muy versátil y divertido, aunque genera problemas para el registro si son menores (hay que confirmar con un correo de adulto). Ya tenemos algún cómic que resume bien aspectos ortográficos y hábitos saludables, pero prometo una nota en el blog cuando estén todos.


(*) Nota al pie: Esto de señalar puntos positivos y negativos como coevaluación se lo había oído a mis amigas y maestras Mercedes Ruiz, Conchita López y Julita Fernández, que lo llaman 3x1 (tres elementos positivos y uno mejorable). Como no me acordaba de la cita exacta, lo pregunté en Twitter y enseguida me lo recordaron, pero agradezco también la aportación de Paco Montero y Ainhoa Ezeiza que me han descubierto el término técnico: critical friends' protocol. Ahora que sé el nombre, prometo ponerlo en práctica más a menudo.

5 comentarios:

Mercedes R. dijo...

En primer lugar, quiero dar la enhorabuena al profesor, no solo por ser amigo, que eso ya sería un motivo aviso :-))), sino por poner en escena lo que supone aprender valorando el proceso para llegar a las metas.

Pero como esto va de 3x1 y ahora estáis de vacaciones...

Aplazaré algunas ideas para la vuelta pero antes...

El que hace la crítica de tres cosas que te han gustado de la presentación...aprende a buscar sus propias carencias. Cuando nos fijamos en lo que nos gusta estamos sacando nuestra necesidad de mejora porque nos fijamos en lo que a nosotros nos cuesta o no nos termina de salir bien.

El que lo recibe, se relaja y se siente bien con su trabajo porque a todos nos gusta que nos digan lo que hacemos bien.

El aspecto a mejorar supone un reto alcanzable, no pensamos en tirar la toalla porque tras tres cosas que haces bien, estás en condiciones de afrontar una a mejorar. El esfuerzo de superación es algo que a todos nos satisface...si lo conseguimos. Así que ¡meta a la vista!

...Continuará...tras las vacaciones

Joselu dijo...

En Cataluña tenemos diversas pruebas en que los alumnos han de exponer oralmente sus propuestas. Una son los Créditos de Síntesis (no sé si es en toda España). Allí se observan totalmente las carencias y la falta de práctica en la exposición oral. Suelen ser bastante precarias sus presentaciones en las que se limitan a leer sin más sin aportaciones. No existe cultura de la presentación en público entre otras cosas por la dispersión que supone en clase recibir sus exposiciones. Yo lo he intentado alguna vez pero me ha disuadido la poca fluidez de las mismas, las risas que se contagian entre los que escuchan y los que exponen y cierto ambiente de poca seriedad. Pero realmente es un ejercicio estupendo, más si si luego se analizan los errores que se han cometido y que, al ver a tus alumnos, veo reflejados a los míos o aún más precaria la exposición por ser bastantes de origen magrebí.
Me ha gustado. Un error fundamental en las exposiciones es no habérselo preparado y limitarse a leer. Otra es moverse ante la cámara como si se tuviera el baile de San Vito.

Muy buen ejercicio. Saludos.

Carlota Bloom dijo...

Tomo buena nota del 3x1. Muy interesante el hecho de involucrar al alumnado en la valoración del trabajo de los compañeros y de plantear esta multitarea. Estoy de acuerdo en la importancia de fomentar las destrezas orales (así nosotros hablamos menos y ellos un poco más. Este curso, en 4º, una actividad que hacen todos mis alumnos es una exposición oral sobre un autor o un tema que escogen ellos, bien a partir de una lista que yo ofrezco, bien elegidos por ellos mismos. Me impresiona lo callados que están mientras dura la exposición del compañero, y cómo saben apreciar el trabajo bien hecho. Es una experiencia estupenda que además está dando pie a que en clase se presenten autores o temas que en circunstancias normales no podríamos ni citar. Aprovecho para felicitarte por tu aparición en el blog de El País: me siento muy orgullosa de que el trabajo -que tus compañeros de la blogosfera conocemos, admiramos y del que aprendemos, como de tantos "profes en red" - de un profesor de Lengua y de sus alumnos sea motivo de interés para los medios. Un abrazo grande.

Toni Solano dijo...

Mercedes: Ya me pude dar cuenta de lo que comentas, pues algunos de los que peor se desenvuelven en lo académico aparecían como buenos oradores; el reconocimiento de sus compañeros les animó de verdad. Gracias por estar por ahí al acecho :)
Joselu: Aquí está el trabajo monográfico en 4º de ESO, pero no se exigen intervenciones orales, aunque muchos profes sí que lo planteamos como actividad final del tercer trimestre. Sin embargo, si se les da voz en Bachiller, después de haber trabajado la expresión oral, los resultados son admirables, como se puede ver en las PechaKuchas que voy colgando en Youtube y que recogeré a final de curso. En cuanto a la preparación, también yo asumo mi culpa, pues el calendario festivo nos obligó a demorar las presentaciones casi un mes después de haber hecho los murales.
Carlota Bloom: Muchísimas gracias por tus palabras y por tu saber hacer. Creo que es una obligación moral y profesional dar a conocer la realidad de las aulas, con sus brillos y sus oscuridades, sin maquillar. Es lo menos que se merecen.

Montse Codina Sabé dijo...

Me gusta oír voces interesadas en la enseñanza de la expresión oral. Desde hace unos 7 años llevo a cabo un trabajo bastante pautado de la expresión oral en clase de ESO y bachillerato en lengua catalana y literatura.
Admiro todos los trabajos que planteas, Toni Solano, por lo que me apura mucho proponer algo, pero ahí queda.
Felicidades por el trabajo hecho con los alumnos. Aprendemos todos los docentes también.