19 noviembre 2010

Tuenti de bohemia

Este año, las evaluaciones de 2º de Bachillerato, por cuestiones de calendario, se nos han echado encima sin dar tiempo a respirar. A la presión del currículo oficial, que incluye toda la literatura de los siglos XIX y XX, más el comentario de textos en todos sus niveles, más el conocimiento pleno de la morfosintaxis, se añade la lectura de las obras de referencia para esta comunidad: Luces de bohemia, de Valle-Inclán, Antología poética, de Miguel Hernández, y La casa de los espíritus, de Isabel Allende. Todo ello en tres horas semanales, a una media de 25 clases al trimestre, de las que hay que descontar las sesiones de examen y las diversas eventualidades. No creo que me fusilen si reconozco que el estudio de la literatura se reduce a las obras de referencia, sobre las que versará el examen de Selectividad, pues todo tiempo extra dedicado al estudio de la historia de la literatura tendría que descontarlo de la práctica del comentario de texto, un contenido que vale 8 puntos en Selectividad.
Con tan apretada agenda, decidimos trasladar parte del comentario de Luces de bohemia, la lectura del trimestre, fuera de horas de clase. Concretamente, el seguimiento de la lectura se haría en Twitter (dado el escaso éxito de Edmodo); sin embargo, ante esa propuesta, el alumnado en pleno sugirió que lo hiciésemos en Tuenti. Como sabía que José Luis Gamboa ya andaba trasteando con Tuenti para sus clases, me animé a ello y, durante quince tardes de las últimas semanas, preparé y publiqué comentarios sobre las quince escenas de esa obra. Esas píldoras de comentarios literarios se publicaron de manera simultánea en Twitter y en Tuenti (sólo disponible por invitación). Una vez finalizado el seguimiento de la lectura, las reuní en un documento que ya está en Scribd:
Anotaciones sobre la lectura de 'Luces de bohemia'

He realizado también entre mis alumnos de bachillerato una encuesta anónima sobre esta experiencia y sobre el uso real de las redes sociales en el ámbito educativo. No he tenido tiempo de analizar a fondo los resultados, pero avanzo algunas conclusiones interesantes que complementan las reflexiones en las que me he enredado con Miguel Ángel García Guerra y José Luis Gamboa sobre evaluación en redes sociales:
  • En general, crees que los sitios educativos son útiles para ti:
Sí 27 / No 3
  • Piensas que las redes facilitan tu trabajo en el aula:
Sí 29 / No 1
  • Mejorarían las clases si se pudieran entregar y evaluar más actividades on-line:
Sí 20 / No 9
  • Has seguido la lectura del trimestre en Twitter:
Sí 0 / No 30
  • Has seguido la lectura del trimestre en Tuenti:
Sí 27 / No 3
  • Te ha resultado útil el seguimiento:
Sí 26 / No 4
  • Te ha permitido entender mejor la obra:
Sí 26 / No 4
  • Crees que vale la pena repetir la experiencia con otras obras:
Sí 28 / No 2
  • Piensas que algunas actividades se podrían realizar a través de Tuenti:
Sí 29 / No 0

Como he dicho, se trata sólo de un extracto de lo más interesante para mí. Espero poder ofrecer más adelante todas las preguntas y respuestas en un documento más elaborado.
En fin, que con tanto frenesí, apenas he podido disfrutar de este maravilloso mes en el que mi blog ha sido protagonista de Educared: Disculpen, tengo alumnos que atender...

 ACTUALIZACIÓN 06/09/11:
Esta actividad ha sido reconocida como Buena Práctica Leer.es. En cuanto a los resultados completos de la encuesta mencionada arriba, pueden consultarse en la nota Lectura y redes en el aula de este mismo blog.

22 comentarios:

blogge@ndo dijo...

Sólo a ti se te podía ocurrir mezclar el Twitter con Valle Inclán. En la actividad educativa cualquier estrategia vale para acercarlos al objeto de aprendizaje, así que otro camino nuevo para explorar. ¿No se han sentido un poco invadidos en su mundo privado?
A veces muestran reticencias a que se ocupen para las clases espacios que ellos usan sólo para las relaciones privadas. ¿Cómo lo han vivido?
Curioso el predominio de Tuenti, ¿no?

Silvia Gongo dijo...

Antonio, te atreves con todo, qué valor.

Sobre la programación de 2º de Bachillerato, en Navarra es aún peor: no existe el comentario de texto en selectividad, sólo preguntas sobre teoría, teoría y más teoría.

Las valoraciones de tus alumnos acerca del uso de Tuenti son determinantes: está claro que para ellos es un medio de comunicación más y que, se oponga quien se oponga, forma parte de su vida diaria.

A mí todavía me resultaría difícil aplicar una metodología adecuada para utilizar las redes sociales en el ámbito educativo, pero estas experiencias animan a replantearse la opción

Conchita dijo...

Enhorabuena por ese merecidísimo "blog del mes de noviembre".
Un placer leer el artículo.
Saludos.

Héctor Monteagudo dijo...

Me ha parecido muy interesante la utilización de las redes sociales para trabajar la lectura escolar fuera del aula. La encuesta anónima que pasaste también es reveladora, pues demuestra que el alumnado acepta sin tapujos la utilización de las TIC en el aula y confirma que sólo los profesores utilizan Twitter en el ámbito docente.
Por cierto, enhorabuena por ser el "blog o wiki del mes" en Educared.
Un saludo, Antonio.

mjchorda dijo...

Tu entrada me hace reflexionar acerca de las diferentes formas de impartir la docencia y lo difícil o fácil que a veces resulta cambiar los estereotipos o que sean aceptadas algunas propuestas. Tal vez sea bueno para los alumnos enfrentarse a esas diferencias y aceptar que la vida es así. Aunque realmente su vida puede cambiar mucho dependiendo del profe que les toca en suerte y creo que los tuyos han tenido mucha.

Lu dijo...

Estaba esperando saber algo de esta experiencia de la que algo sé por Twitter. Creo que las redes sociales son el hábitat virtual en el que se mueven nuestros alumnos. A ellos les resulta cómodo entrar y poder realizar tareas en el mismo entorno. Al menos, es lo poco que he podido extraer de mi primera incursión como "voyeur", y en la que me ratifico al leer tu experiencia.

Es curioso. En mi centro nadie usa Tuenti. Por estos lares, Facebook arrasa.

Felicidades por ese reconocimiento Educarediano.

(Ah, me ha encantado el final de tu nota. Disculpen, tengo alumnos que atender... Mira a qué horas te escribo y sabrás qué he estado haciendo hasta ahora: moderando foros en el aula virtual.)

Carlos Diez dijo...

Gracias, Toni, por hacerme pasar un rato “estupendo” leyendo las anotaciones al texto y esas relaciones-enlaces a Los suaves o al Amanece que no es poco de JLCuerda o a la peli con Rabal. He echado en falta –dichosa nostalgia- alguna escena interpretada por Jose Mª Rodera, (pero he trasteado un poco por youtube y el emule y no he encontrado ninguna grabación, lástima). Eran los 80 y creo que fui a ver la obra porque la recomendó la profesora de lite de COU, pero mi memoria no llega a tanto: fui solo, al gallinero (el parné no daba pa más), y salí tocado. A ti te pillaría muy joven (esto para resarcirte por lo del último post de Tres Tizas, ja). Gracias por hacerme volver por un rato a Luces de bohemia, “cráneo previlegiado”.
Igual soy un poco reacio al uso de esas redes en las clases (matizo: no doy a bachilleres), pero si has conseguido con ello que lean lo que está recogido en el scribd, me callo. Yo todavía hoy, sin portátil y lector de butaca, cama y váter, hubiera preferido las notas impresas. Pero, insisto, el soporte en este caso me da igual; lo que me ha encantado es lo que soporta. Telón.

Joselu dijo...

No sé qué decir, Antonio. Tu experiencia es interesante, pero presupone que tus alumnos han de estar colgados siguiendo las notas publicadas en twitter o Tuenti, imagino que varias al día. Ello implica que tú también tienes una actividad continua de estar colgando entradas. ¿Cómo se controla la intercomunicación? ¿Y el aprovechamiento? Esta fragmentación del conocimiento es en demérito de la continuidad del discurso, de la expositio, de la disertación. Observo que mis alumnos tienen escasa facilidad (o interés) en elaborar un texto complejo con conexiones entre las ideas. No sé si este sistema facilita dicha interconexión o es una nueva resignación ante la parcialización y microrepresentación de las ideas en un centenar de caracteres. Quizás les haya motivado la novedad, pero no tengo claro que lo discursivo haya de pasarse al lenguaje de la transitoriedad absoluta, al reino de lo efímero. Tengo la impresión de que mis alumnos (que tienen facebook) no accederían a estar recibiendo información varias veces al día, investigar los enlaces, leer el texto. Pero no sé, no niego que estés abriendo caminos novedosos. Al fin y al cabo la enseñanza tradicional nos aboca al desinterés más radical.

Antonio dijo...

Blogge@ndo: El asunto de la privacidad es lo más complicado. Antes de comenzar en Tuenti, les advertí de lo que suponía agregarme a sus redes; creo que ellos viven de otro modo la distinción entre público y privado, aunque también es verdad que son alumnos y alumnas que conozco desde 2ºde ESO y con los que tengo confianza. Con todo, a veces me parece que estas experiencias plantean problemas éticos sobre los que habría que reflexionar (aunque Juan José de Haro lleva tiempo abriendo camino).
Silvia: Los currículos y las pruebas de selectividad parecen confeccionados por un ser de otro planeta. Me gustaría ver a los legisladores/pedagogos secuenciar los contenidos que proponen y mantener las bases pedagógicas para que todos lleguen a ellos, porque hay que recordar que el docente no puede llegar a clase y vomitar los contenidos, aunque tal como está la ley, esa parece ser la única solución.
Conchita: Gracias :-)
Héctor: La propuesta de Tuenti la apoyaron de inmediato, mientras que Twitter y Edmodo son herramientas demasiado serias. Las redes les ofrecen comunicación, pero también posibilidad de resolver dudas fuera del aula y esa potencialidad hay que aprovecharla.
Mª José: No sé si es tener suerte contar con un profesor tan entrometido. Para muchos creo que sí, porque les hace ver que no sólo vas a soltar el rollo, pero para otros quizá suponga una presión excesiva y una exigencia no mayor pero sí más enfocada en el trabajo y no en la memoria.
Lu: Otra de las preguntas era si preferían trasladar la actividad a Facebook: 28 dijeron que no, uno que sí, y a otro le daba igual. No sé si el uso Tuenti/Facebook es muy distinto para ellos, pero no deja de ser curiosa esa diferencia geográfica. En lo que respecta a la atención de alumnos fuera del aula, ya digo que han sido al menos quince horas de dedicación fuera de clase (sin contar la preparación y el seguimiento día a día). Es algo que tenemos asumido quienes mantenemos un blog educativo, pero resulta penoso que en los centros se confeccionen los horarios con las horas complementarias formando huecos "para que no se escapen" los profesores, y así, para controlar al caradura, hay que castigar al honrado.
Carlos: Curiosa relectura sentimental de Valle. También mi guía de lectura es muy personal, y lo declaro desde el principio. Me resultaba complicado preparar algo académico, y por otro lado no consideraba oportuno cargar la guía con crítica literaria, de modo que los puntos de fuga son bastante personales. Espero que me perdonen :-)
Joselu: Pactamos un calendario de lectura, más o menos de una escena al día sin contar viernes y fines de semana (tampoco algunos días que tenían exámenes). En esos días, desde las 16,00 a las 17,00 aproximadamente, iba troceando las apostillas a la escena del día. Algunos la seguían en ese momento (o aparecen como conectados), pero la mayoría lo hacía más tarde (otros reconocían que iban a leer la obra cuando faltasen pocos días para el examen). No me atrevo a comparar con las clases tradicionales, aunque tampoco creo que deba hacerlo; si hubiese tenido tiempo lo hubiésemos hecho en clase, como hicimos el año pasado con la Celestina o La vida es sueño. Derivar las escenas a Tuenti me ha permitido comentar los aspectos teóricos en un par de clases, esas sí, al estilo disertativo tradicional. En cuanto al cambio de paradigma educativo que se abre con las redes sociales, no me atrevo a aventurar nada, pues ayer mismo leía en la prensa que la revolución llega de manos de los móviles inteligentes, así que pronto todo esto de Tuenti quizá no sea futuro sino prehistoria.

Marcos Cadenato dijo...

Felicidades, Toni, por tu distinción en Educared y felicidades por mostrarnos y compartir con todos nosotros tu valiente apuesta con Tuenti, Twitter y Valle Inclán. Si, como señalas, las respuestas han sido tan positivas, me tendré que replantear el concepto que tengo de las redes sociales entre los jóvenes. Pienso -pensaba- que sÓlo las utilizaban como entretenimiento y medio de relación personal... pero ahora con esta lectura comentada de Luces de Bohemia tengo que replanteármelo de nuevo... ¡Gracias y enhorabuena!

JLG dijo...

Antonio, esperando tu entrada como agua de Mayo y llego dos días tarde. No tengo remedio. Menos mal que, como tú, puedo acogerme al perdóneme, pero tengo alumnos que atender.

Muy interesante tu apuesta en Tuenti que, como dice Marcos, seguramente hará que algunos compañeros se planteen su uso docente y otros nos atrevamos a tareas de más calado.

Ni que decir tiene cuánto me alegra que (Re)paso de lengua haya sido distinguido como blog del mes por EducaRed.

Un abrazo y ya sabes: siempre para adelante.

Miguel dijo...

Me parece una tarea ardua, pero creo que fructífera (ya nos contarás). Me parece estupendo incluir y mezclar la literatura en las redes sociales. A lo mejor les motiva más.

Un abrazo.

Carlota Bloom dijo...

Primero quiero felicitarte, y no sólo por el premio de Ecucared, sino por estas inicitivas titánicas que acometes con mucho entusiasmo y rigor, aún más encomiable si cabe con ese apretado e imposible programa de 2º de Bachillerato (perverso, diría yo). ¡Y nos quejamos en Madrid, que tenemos cuatro horas semanales! Tenía algunas dudas acerca del planteamiento de la actividad, pero las ventajas de llegar tarde es que se me han adelantado los compañeros y han quedado resueltas. A pesar de todo, me resisto a Twittwer porque creo que no haría otra cosa que tuitear :O...Un abrazo.

Antonio dijo...

Marcos: No quisiera crear demasiadas expectativas; esta experiencia es un tanteo, llevado a cabo con un grupo con el que me unen cursos de confianza y con los que ya el año pasado tuvimos buenas vibraciones. No sé si funcionaría en otros contextos, aunque siempre digo que merece la pena intentarlo aun por equivocarse :-)
José Luis: A usted se lo debo. Ahí estamos, abriendo caminos siempre que nos dejan. Gracias.
Miguel: No negaré que supone un esfuerzo añadido, sobre todo a esas horas de la sobremesa en las que es difícil resistir la tentación de holgazanear. Pero la encuesta parece indicar que valió la pena.
Carlota: Mi primer 2º de bachillerato fue en Madrid y me parecía imposible dar el temario; luego vine aquí y se pusieron las cosas peor; no obstante, creo que en Cataluña está aun más apretada la agenda, así que no volveré a quejarme. Gracias por el comentario.

Ismael Peña-López dijo...

A tenor de los comentarios de Joselu...

¿La actividad era evaluable?
¿Cuál ha sido el "rendimiento" de los estudiantes?

Dicho de otro modo: más allá de que haya gustado, del factor motivación, ¿cómo y cuánto han incidido el formato y la plataforma en la consecución de los objetivos que tù, como docente, te habías fijado?

Muchas gracias por compartir la experiencia :)

i.

Antonio dijo...

Ismael: En la mayoría de actividades con las TIC, nos solemos encontrar con que han de ser realizadas en casa, pues no hay equipamiento para hacerlas en horas lectivas. De ese modo, no pueden ser obligatorias, pues siempre hay quien dice que no puede conectarse o no tiene ordenador... Esta actividad se planteaba como apoyo y ampliación de la lectura propuesta. La evaluación iba incluida en los exámenes del trimestre, siguiendo el modelo de selectividad, y no contemplaba la participación en la red. Reconozco que hace falta preparar un plan para desarrollar estas actividades y poder evaluarlas. Es algo que empezamos a comentar José Luis Gamboa, Miguel Ángel García Guerra y yo en un documento que se publicó de manera provisional en el blog de Miguel Ángel.
Gracias por el comentario.

Ismael Peña-López dijo...

Lógico (siempre olvido que mi situación profesional es la excepción y no la norma ;)

No obstante, ¿has notado diferencias entre quienes ampliaron online y quienes no lo hicieron o los que lo hicieron a última hora y a regañadientes?

Es decir, sin evaluar la actividad online en sí misma, de forma aislada, ¿se notó algún impacto en la actividad general?

(¡vaya por delante que aumentar la motivación me parece un impacto nada desdeñable!, especialmente en Secundaria y Bachillerato)

Antonio dijo...

Ismael: Poco a poco vamos supliendo las carencias :-) Creo que se ha notado positivamente, porque había quienes tenían dificultades para entender Luces de bohemia y reconocían que con la ayuda diaria no se perdían tanto. Por otro lado, el mero hecho de que entrasen en la página y curioseasen lo que allí se hablaba ya es un avance si tenemos en cuenta que Tuenti es un espacio mayoritariamente dedicado al ocio.

Ismael Peña-López dijo...

El "lógico" de mi comentario anterior iba por el acceso a la tecnología (ordenador, Internet), que en mi caso, por construcción, se da por descontado y, en cambio, en tu caso ("lógico") es una variable más en la ecuación (variable que yo había pasado por alto).

En absoluto me refería a que el hecho de que no evaluárais fuese lógico y, ni mucho menos, una carencia :)

Hecha esta aclaración, veo que coincidimos en que Tuenti (o Facebook en el caso catalán) se han convertido en algo más que un lugar al que los estudiantes van, y es ya unlugar en el que están, y están con toda naturalidad. Encuentro muy interesantes, pues, todas las iniciativad dirigidas a romper los muros del aula y acercar la docencia allí donde se encuentre el discente :)

Moisès Martínez i Chordi dijo...

Me ha parecido muy original su forma de enfocar esta lectura. Pienso que es bastante atractiva. Sin embargo me asaltan dudas: ¿Cómo evalúa usted el seguimiento de sus entradas en tuenti / twitter? ¿Cómo es la evaluación global de la lectura?

Antonio dijo...

Moisés: Gracias por el comentario. En principio, esta actividad está diseñada para refuerzo y ampliación, pues no se puede hacer obligatoria, ya que los centros educativos prohíben expresamente el acceso a Tuenti. Por eso, más que evaluar la competencia en este ejercicio, valor su utilidad para el desarrollo de los elementos establecidos en el currículo, aunque, claro está, la competencia digital en este caso se desarrolla de manera expresa.

David García dijo...

Muy buenos comentarios y análisis de esta magnífica obra, os dejo este otro por si queréis tener el libro tanto en físico como en ebook Kindle un enlace de una edición especial de Bachillerato donde está al mejor precio que podréis encontrar tanto en la red como en librerías https://www.amazon.es/dp/1520332033