12 mayo 2010

Día Escolar de las Matemáticas

Ya sabéis que las matemáticas se asoman de vez en cuando a este blog, porque, del mismo modo en que pienso que trabajar la lectura o la ortografía no son tareas exclusivas del profe de lengua, tampoco creo que debamos jactarnos los de Letras de ser unos ignorantes en otras ciencias. Hoy se celebraba el Día Escolar de las Matemáticas, así que no podía dejar pasar la ocasión. Para ello, he rescatado un antiguo artículo que preparé para la revista Métode y que no llegó a publicarse. Era todavía una época en la que no existía la Wikipedia y había que ir traduciendo artículos de la red, así que tiene ese aire añejo de la era 1.0.
Se lo dedico especialmente a Luismi Iglesias y a Eva M. Perdiguero, que ponen un especial empeño en que las matemáticas nos parezcan tan cotidianas como en realidad son. Espero que os resulte, cuanto menos, distraído.
De genios e ingenios: Dudeney y Loyd

9 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

Ya trataré de buscar algún rompecabezas para la próxima vez que nos encontremos en torno a una mesa ;-)

speedy dijo...

Me gustan las matemáticas y los rompecabezas. En su día (ya muy lejano)estuve enganchada con el cubo de Rubik y más tarde con el Tetris. Me gustan los puzzles de madera pero mis favoritos, con diferencia, son los puzzles de alambre.
Me ha hecho mucha gracia tu presentación de "Matemáticas para los de letras". Como siempre muy agudo.
Un saludo

Eva M dijo...

Pues si ha sido una sorpresa, aunque viniendo de tí no me extraña. Gracias por el detalle. Precisamente estoy preparando una entrada sobre ¿letras o ciencias? y esta entrada me viene genial. Además creo recordar que en alguna ocasión me mandaste una presentación sobre los números y la discriminación relacionada también con lengua. Si me haces el favor mándamelo a mi correo y también lo incluyo.
Un cordial saludo: Eva M

Luis Miguel Iglesias Albarrán dijo...

Homenaje a las matemáticas en su día, desde un blog de Lengua.

A mi no me resulta extraño, y bien lo argumentas en tu mensaje. Fuera cajas, fuera paredes, diáfano, ¡qué corra el aire!

¡Qué quieres que te diga amigo!

Pues eso, que es un placer contar contigo en mi blog, en tu blog y verte en cualquier "garito virtual" de la red donde se cocine educación de calidad e innovación, con tic o sin tic, con tac o sin tac.

Y para colmo, el artículo bueno, ameno, entretenido, ...

Y para rematar, encantadísimo de de que los nombres de Eva M y Luismi aparezcan juntos. Ambos luchamos por un mismo fin. Acercar las matemáticas a "todo el mundo", incluso a los profes buenos de Lengua que, dicho sea de paso, son muy buenos aprendices.

¡Un abrazo!

Lu dijo...

Toni, siento verdadera admiración por los enigmas, aunque no precisamente por los matemáticos. El artículo es ingenioso, aunque para una discalcúlica como yo, te puedes imaginar...

Antonio dijo...

Iñaki: Si quieres añadirle dificultad, déjame las instrucciones en euskera ;-)
Speedy: Será que la vida es como un puzzle, en la que los días son rompecabezas :-) La de "Matemáticas para los de letras" fue una presentación regalo para mis amigos de Tres Tizas.
Eva: Puedes encontrar el enlace al cuento de Millás en aquella entrada que preparé para Tres Tizas.
Luismi: En nuestro encuentro en Madrid se demostró que estamos más cerca de profes blogueros de distintas asignaturas que de nuestros propios compañeros de centro. Abajo las fronteras, viva el saber.
Lu: Seguro que exageras, pues has demostrado siempre que podemos contar contigo ;-)

Miguel dijo...

No me parece mal que se conjuguen matemáticas con lengua caastellana. Todo forma parte de un mismo proceso.. por eso me parece muy bien que entre ambas disciplinas haya puentes y no murallas.

Un abrazo.

Marcos Cadenato dijo...

Recordaba, efectivamente aquel magnífico Re(paso) de Matemáticas que nos hiciste en Tres Tizas... ¡qué bueno!
Me pasa como a Lu -soy discalcúlico (bonito palabro)- y sólo puedo babear viendo lo que hacéis con los números...

Carlos Nicomedes Díez dijo...

No he podido aguantar: he elegido el camino más rápido aunque no el más satisfactorio ("a veces lo urgente no deja tiempo para lo importante"). Me conformaré con la media felicitación, cachis.
Es curioso que este tipo de problemas que a menudo los alumnos "odian" en matemáticas, cuando se los pones en clase de lengua les entusiasman. Será por tocar las... o los... (cosas de la adolescencia). Mis alumnos de PIEE me piden a menudo relatos de "Crímenes para resolver". Aprovecho para volverte a agradecer la recomendación.