07 abril 2009

Damas, damas

Por azares del destino, la escritura en el blog está siempre llena de casualidades. Estaba ya prevista una nota sobre una cantautora española y precisamente hoy muere otra cantante de la misma época. Así quedan unidas en el tiempo y el espacio de este blog Cecilia y Mari Trini.
Hoy ha fallecido la voz singular de Mari Trini. Confieso que nunca he sido seguidor de sus discos, quizá porque no soy devoto de los cantautores en castellano, pero reconozco que las letras de muchas de sus canciones son buenas y la voz, desde luego, inconfundible.


Las canciones tienen un uso bastante eficaz en el aula. Los profesores de Español como Lengua Extranjera (ELE) lo saben muy bien y es muy frecuente que compartan sus actividades en el foro FORMESPA, algo de lo que ya he hablado aquí. Es un foro muy activo, tanto para encontrar ofertas de empleo, como para compartir recursos y encontrar ideas; por eso, algunos profesores de castellano como L1 también permanecemos allí agazapados, aprendiendo.
Pero, antes de tan desgraciado acontecimiento, tenía pensado hablar de Cecilia, pues es otra artista de la canción que falleció prematuramente después de habernos dejado canciones que marcaron una época. La mayoría de sus letras y melodias son rentables académicamente, pues son reflejo de una época y de sus inquietudes, como si se tratase de poemas de la década de los setenta.


Quién no recuerda, además de ese Dama, dama, otras canciones que acaban apareciendo en todos esos programas antológicos de la transición española: Mi querida España, Amor de medianoche o la inevitable Ramito de violetas.
Pero, como este es un blog con vocación trascendental, siempre hay un enredo literario entre bambalinas. Y viene a propósito de esta canción:


La canción se llama Doña Estefaldina y, por el personaje que la protagoniza, es muy apropiada para este tiempo de rezos y recogimiento. Sin embargo, ese personaje no está inspirado en la España católica del franquismo, pues remite a una época distinta. En realidad, Estefaldina y sus andanzas están sacadas de un poema de un célebre escritor español. Seguro que muchos sabéis de quién se trata, ¿a que sí?

9 comentarios:

Marcos Cadenato dijo...

Yo sí soy seguidor de cantautores, de cantantes y de grupos españoles o en español y sí he usado canciones de Serrat, Sabina, Bosé, Mecano, Maná, Rebeldes... para trabajar aspectos lingüísticos en clase. Casi siempre con gran éxito de público y de crítica.
Mari Trini, Cecilia, Nino Bravo siguen sonando en los karaokes y están en el imaginario colectivo. ¿Qué pensaría Don Ramón María de... todo esto? Hummmmm, no sé, no sé...

Lu dijo...

Vaya, parece que Marcos apunta la respuesta.
Como él, yo también soy seguidora de cantautores. Aun hoy, la historia del ramito de Violetas sigue emocionándome. Mari Trini, Cecilia y otros me retrotraen a la época de los guateques y el baile lento, a mi tocadiscos portátil y a los pantalones anchos. ¡Qué tiempos!

.........
Hace días di con esta página. Quizá te interese echarle una ojeada: La mujer y la dictadura franquista

Leonor Quintana dijo...

"Buscando en el baúl de los recuerdos, uh, uh"... has hecho que me acuerde también de María Ostiz. ¿Qué habrá sido de ella?

Como profe de ELE lo único que puedo añadir es que no siempre coinciden nuestros gustos musicales con los de nuestros alumnos y más de una vez nos ponen en un aprieto como cuando, por poner un ejemplo, me preguntaban hace unos años qué significa "espinado" sin venir a cuento. Tendrías que ver la cara que ponían cuando les decía que no existe esa palabra ;-)

Un placer leeros también en Formespa!!!

Marcos Cadenato dijo...

¿El corazón espinado, Leonor? Bueno, de todos modos sólo quería recordar que la del baúl de los recuerdos -además de la Piquer, ¡ay la Copla, ésta sí que tiene grandes historias!- es Karina; pero de Canta cigarra, y Un pueblo es, un pueblo es, un pueblo es... también me acuerdo... "Ostras, sí que pasó tiempo y no me enteré", que diría don Ramón María del... tiempo que ha pasado. Uffffff :)

COCOLISO dijo...

Sí que es complicado hallar canciones en español que les hagan tilín a nuestros rapaces. La mayoría de los míos prefiere canciones en inglés (de las que no entienden ni papa y así lo reconocen). Sin embargo, a mí me ha funcionado muy bien Jorge Drexler y, de paso, conocen el español de América (aunque este autor esté más que afincado en España). Y, cómo no, Les Luthiers...
Saludos a todos.

dlg dijo...

pues sì que es una pena...

algùn "singuel" heredado de Don Tomàs (...fuma, fuma !! ) sì que tengo de Mari Trini, entre otros...

por lo de las casualidades y el cruce de caminos aparentemente inconexos: acabo de hacer un curso de porcelanas y para adornar el tema tenìa que escribir...no importaba qué, era sòlo por la caligrafìa.

Pues fìjate que en mi atrevida inocencia e incultura, he mezclado a Machado, a Triana y a ...Cecilia !!! (leongimenez.blogspot.com)

como que me da "yuyu"

saludetes

Miguel dijo...

Estos cantantes que triunfaron en los setenta siguen siendo mis favoritos y los escucho una y otra vez sin cansarme. De Mari Trini, del que yo soy fiel seguidor, tengo vinilos, tanto en single como en LP, y varios CDs de éxitos. Prácticamente tengo lo mejor de su discografía. Una canción suya "Amores" me recuerda cuando empecé el bachillerato, otra, "Ayúdala" cuando hacía la mili en Madrid, y otra, "Una estrella en mi jardín" me recuerda cunado me casé. Toda su discografía va paralela a mi vida desde los once años. Así es que con ella se fue algo de mí.

Un abrazo y felices vacaciones.

Antonio dijo...

Marcos: Tu devoción por los cantautores está fuera de duda, y ese entusiasmo te facilita su aplicación al aula. No he tanteado a mis alumnos para ver su nivel de competencia musical, así que me pondré a la faena en cuanto pueda. Y en lo que respecta al acertijo, apúntate un diez: en breve escribiré el poema completo.
Lu: En Pascua es común en nuestra zona comerse la mona en compañía de los amigos; en mi juventud, siempre había alguien que llevaba un comediscos. Gracias por el enlace, que no conocía.
Leonor: Gran placer tenerte por aquí; tus aportaciones en Formespa son un lujo para todos. María Ostiz, Pablo Abraira... oh, tempora, oh mores!
Cocoliso: Ya digo que no he tanteado el asunto, pero supongo que igual que tratamos textos que no les gustan por el valor comunicativo, tenemos derecho a usar canciones con el mismo propósito, aunque no sean sus preferidas.
David: Que no te dé yuyu: a Machado no le puede pasar ya ninguna desgracia, ni a Cecilia; y de Triana sólo queda uno vivo y anda a la gresca con un grupo redivivo que se inventó la productora. Enhorabuena por las piezas; si no te salen coleccionistas de elite, guárdame la literaria.
Miguel: Algún día, en verano quizá, podemos lanzar un meme de canciones de nuestras vidas. Gracias por el comentario tan personal.

Joselu dijo...

¡Qué magnífica Cecilia! Mari Trini está bien y me acompañó en mi adolescencia pero era demasiado melancólica para mi gusto. Cecilia tenía garra y fuerza. Aquel Mi querida España hoy sería poco apropiado políticamente según los vientos dominantes. Me encantaba Cecilia. Será eternamente joven. Los buenos blogueros nunca mueren ni desconectan en Semana Santa. Una sidriña a tu salud.