24 agosto 2008

Apurando lecturas

Con apenas una semana por delante para empezar otro curso, percibo que he desconectado muy poco, aunque al menos he aprovechado para leer bastante. He aplicado la técnica del sándwich: varios libritos finos y ligeros entre gruesas rebanadas de novelones. De algunos ya he hablado en notas anteriores, pero no me quiero dejar en el tintero otros que pueden servir para recomendar en clase. Así que aquí va otra retahíla de lecturas:
  • El diablo en el túnel. Assumpta Garcia Mas (Edebé). En las obras del metro, aparecen unos restos extraños... Es una historia que parece una puesta al día de alguna novela de Julio Verne, con misterio y con algo de utopía. El final es bastante efectista, pero aguanta el tirón de la intriga. Para 2º o 3º de ESO.
  • La venganza de los museilines. Francisco Díaz Valladares (Bruño). Un secuestro y una búsqueda en el desierto jordano... Me parece un poco sosa, con un desenlace apresurado y un tanto confuso. Quizá pueda interesar a los amantes de las culturas de Oriente Próximo, pero creo que le falta empuje.
  • El caso del artista cruel. Elia Barceló (Edebé). Un pintor moderno y un poco desequilibrado se ve envuelto en un asesinato... Trabaja bien las conductas de los personajes y los hace creíbles a pesar de sus exageraciones. Es un poco previsible, pero está bien resuelto. Permite acercarse al mundo de las galerías de arte y de los estudiantes en el extranjero. Buena para 3º ESO.
  • El misterio de los cachorros desaparecidos. Pilar López Bernués (Bruño). Unos cachorritos aparecen y desaparecen mientras unos neonazis andan al acecho... Novela muy ligera, ideal para los de 1º de ESO.
  • Una casa con encanto. Cristina Macía (Edebé). Una herencia de una anciana un poco rara mantendrá enredada a una chica bastante escéptica. El atractivo de esta historia es su protagonista principal, irónica, ingeniosa, rebelde... Es un relato sin grandes pretensiones y que quizá por ello se mantiene fresco. Puede funcionar en 2º de ESO.
  • Ordenadores con bandera pirata. César Fernández García (Bruño). Los ordenadores del aula de informática hablan conmigo... Una historia bastante flojita que abusa de la tecnología. Sólo para alumnos de 1º de ESO a los que les guste la informática.
  • La soga del muerto. Blanca Álvarez (Edebé). Una joven profesora, atormentada por problemas familiares, se ve envuelta en una intriga de los laboratorios químicos... Tiene el atractivo de incluir personajes que llaman la atención: un policía honesto, un alumno rebelde pero leal, un hacker... Mantiene muy bien el ritmo de la intriga, pero, como suele ser habitual en estos casos, abusa del ingenio de sus protagonistas. Vale para 2º o 3º de ESO.
  • El Horla y otros cuentos fantásticos. Guy de Maupassant (Alianza). A pesar de que algunos relatos han perdido la frescura que tendrían en su época, vale la pena rescatar los cuentos de Maupassant para los estudiantes más avanzados. Para buenos lectores de 4º de ESO y Bachillerato.

Y me quedan algunos que he leído y que no recomendaré por distintas razones.
El gusano del mezcal, de Miguel Sandín (Edebé) es una novela con demasiadas ambiciones (metaliteratura, novela de intriga, novela de amor, folletín...) que no satisface plenamente. Creo que le sobran páginas y que abusa de los mexicanismos. Pensaba que podría ser un aceptable best-seller, pero se queda un poco corto.
Viajes con Heródoto, de Ryszard Kapuscinski (Anagrama), es una delicia para los amantes de la historiografía clásica y el periodismo actual. Exige un lector competente y siempre cómplice, algo difícil de hallar en las aulas.
Crash, de J.G. Ballard (Minotauro); pensé que algo de ciencia-ficción podría funcionar, pero esta novela no es una anti-utopía adecuada para el ámbito académico, a menos que uno quiera echarse encima a la asociación de padres y madres en pleno.
La piedra lunar, de Wilkie Collins, no recomendable básicamente por su extensión; a mí me tiene, de momento, atrapado en esa narración tan británica del siglo XIX. Espero acabarla a tiempo, antes de que se agote este verano fugaz.

14 comentarios:

Vicente dijo...

El Horla lo tengo dentro de La máscara,http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2007/11/18/la-mascara-de-guy-de-maupassant
traducido por Mauro Armiño-

También merece la pena leer La elegancia del erizo:
http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2008/08/16/-la-elegancia-del-erizo-de-muriel-barber

gemma dijo...

Seguí tu recomendación sobre "Los girasoles ciegos". Es una novela
muy impactante. Me ha gustado, sinceramente.
Al hilo de Pekín me he leído "La simiente enterrada. Un viaje a China" de Antonio Colinas. Muy recomendable.
¡A aprovechar lo que queda!

Antonio dijo...

Vicente: Gracias por la recomendación. He oído hablar de La elegancia del erizo con opiniones bastante dispares. Confiaré en tu buen criterio.
Gemma: Me alegro de que te gustara Los girasoles ciegos; ahora que estrenan la peli se animará más gente a leerlo. Gracias por la recomendación china. Hace tiempo leí China para hipocondríacos de Ovejero y En el Gallo de hierro de Paul Theroux; el desconocimiento de la China real nos hace caer continuamente en tópicos.

Joselu dijo...

Leí hace muchos años La piedra lunar y guardo de ella un recuerdo excelente. Tus juicios sobre libros para la ESO son realmente estimables y, sin duda, los aprovecharé este año que tengo frente a mí a lectores no competentes y que se inician en la lectura: los pitufos de primero y segundo de la ESO. Gracias por tus críticas que tengo siempre muy presentes. En cuanto a Los girasoles ciegos he de decir que es un conjunto de relatos sorprendentes y que es emocionante saber que publicó esta novela el autor en el año de su muerte y que no ha podido ser testigo de su éxito y su versión cinematográfica. Un abrazo, compañero.

Marcos C dijo...

Gracias, Toni, por la nómina. Veo que mis vacaciones dan de sí, pero no tanto como las tuyas, al menos en tiempo de lectura. Comienza la cuenta atrás...

Lu dijo...

Menuda retahíla de títulos. Te llevas el oro en esto de elegir y recomendar libros para jóvenes.

En esta inevitable cuenta atrás... y tras leer tus recomendaciones, me veo con con una lista de pendientes tanto o más larga que la que tenía al inicio del verano.

Antonio dijo...

Joselu, Marcos y Lu, bienvenidos seáis. Ya os echaba de menos.

algundiaenalgunaparte dijo...

Hola:

Es cierto que nunca encontramos suficiente tiempo para desconectar y leer todo lo que quisiéramos...

Me quedo con "Viajes con Heródoto", un magnífico libro que pocos de tus alumnos, imagino se animarán a leer.

Ánimo, buen inicio de curso y muchas gracias por tus palabras en lo que fue la despedida de mi antiguo espacio. Regresamos con aires renovados... algún día en alguna parte...

Saludos,

YOFFY dijo...

Buenas Antonio. Como siempre tan interesante.
Qué pereza volver a madrugar! Espero que mañana tengas un buen día.
Me han invitado a un meme, al que invito a todo el mundo.
Seguiremos compartiendo.

Anónimo dijo...

hijo de puta friki!

Elena dijo...

Hola,Antonio
a lo mejor parece tarde para responder a una entrada de tanto tiempo atrás. Pero buscando referencias, recién leída la obra, me encontré aquí. Hablo de El gusano del mezcal. Y sólo quiero expresar mi asombro al leer tu crítica sobre esta novela. Espero aceptes un punto de vista de una sencilla lectora sobre el enfoque de tus recomendaciones: la literatura nueva se va haciendo gracias y a pesar de los paradigmas. Y para terminar, las pretensiones son resaca del lector, ¿o conociste de puño y letra también las del autor?
Aunque tampoco comparto las recomendaciones por cursos de libros de literatura juvenil que propones -conozco la mayoría de los libros y de esas edades de alumnos- seguiré visitando tu blog, ¡quién sabe si en busca de referencias o de divergencias también referenciales!
Un saludo

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio dijo...

Elena: Quienes conocen mi blog saben que sólo hablo de lo que leo y que lo hago "sin pretensiones", es decir, que no me va en ello ningún prestigio ni tampoco intereses editoriales. No puedo entrar en los gustos de los alumnos porque cada uno de ellos es un mundo distinto, pero vivo junto a ellos un montón de horas, les presto libros, los comento, me cuentan sus impresiones sinceramente -sin miedos a que les suspenda porque mantengo la lectura fuera de la nota-, y a partir de todo esto me hago una idea de lo que les puede gustar a cada uno según la edad. Hablo entonces de mis alumnos, chavales de barrio a los que les cuesta horrores entender Manolito Gafotas. He tenido otros alumnos en otros centros a los que mandaba leer Delibes o Clarín y no tenían problemas. Pero ahora hablo de estos, y para ellos son mis impresiones.
Sobre El gusano del mezcal apunté lo que aparece escrito porque me lo recomendaron desde la editorial como un libro que podría tener éxito. Desde luego, para los alumnos de mi instituto les parecería un tostón. Para un lector que entienda los guiños literarios y la metaficción (hay referencias claras a Borges, por ejemplo) puede ser una novela interesante.
Espero que coincidamos en alguna ocasión.

Elena dijo...

Hola, Antonio,
en primer lugar, gracias por tu atención. También espero que entiendas que cuando hablé de pretensiones, no pensaba en tus recomendaciones. Tan sólo tuve en cuenta lo que, a mi modo de ver, atribuiste a la novela. Como tampoco había pensado en intereses editoriales -curiosa paradoja en mi caso-.
Yo también soy profesora de Lengua y Literatura y luchadora de la Lectura en la ESO, y desde ellos pensaba. En este segundo contacto puedo sincerarme un poco más, en aras a tu comprensión y, si me lo permites, atreverme a otra sugerencia: no importa el libro si por algún sitio les llega un sentido, pienso, por ejemplo, en un anuncio publicitario, en una canción, en el Real Madrid o en Pans$Company. A pesar de todo, estoy de acuerdo contigo, El gusano del mezcal no es para ellos.
Recibe un afectuoso saludo.
Elena